«Soy el último Beatle que queda»

I’m not going to say anything because nobody believes me when I do
Ringo Starr, 1969 (sobre los rumores de la muerte de Paul)



Como ya les comentaba a mis compañeros del grupo de investigación, es extraño y a la vez un alivio escribir uno de estos artículos «sobre alguien» y que este «alguien» no esté muerto.

No he dejado a Ringo en este último lugar porque lo considere menos importante o aprecie menos el papel que tuvo en este asunto y lo que nos ha aportado a lo largo de los años. Es, simplemente, que en mi búsqueda de la verdad he tomado el camino lógico y más sencillo.

Llegar hasta John fue fácil. Fue el primero sobre el que escribí, con el fin de conocer su personalidad y que eso nos brindara algo de luz a la hora de armar esta historia.

Llegar hasta George no lo fue tanto, porque hubo primero que ahondar en los sentimientos plasmados en sus canciones. La obra de George es como una autobiografía.

Pero, ¿cómo se llega a alguien que aparentemente sufrió menos y que, además, no expresa de forma clara sus sentimientos? ¿Cómo comprender a alguien que durante todo este tiempo, salvo contadas ocasiones, se ha mostrado despreocupado y neutral hasta la exasperación?

Alguien que, actualmente y desde hace algunos años, se muestra tan apegado a Faul.

Ringo cae simpático a la gente, con esa gran sonrisa en su rostro y ese sentido del humor tan particular. Pero su optimismo no es que como el de Paul. Paul lo era de manera inocente, innata. Ringo, en realidad, es práctico. Él ve la vida en plan «hagámoslo más fácil. No suframos más de lo necesario. Sigamos adelante. Digámoslo con una sonrisa».

Como dicen en inglés, «let’s face the music».

Pero Ringo también tiene una inmensa historia detrás.

Richard Starkey, nacido el 7 de julio de 1940 en Liverpool, fue un niño con graves problemas de salud. Con tan sólo seis años sufrió una peritonitis que lo hizo estar a punto de morir. A los trece padeció una pleuresía por la que tuvo que estar hospitalizado durante casi dos años.

Fue allí donde aprendió a tocar el tambor, algo que se convirtió, a partir de entonces, en su gran pasión.

Cuando tenía trece años lo único que quería ser era batería.

Es posible que estas experiencias fueran la causa de su visión práctica. De querer vivir la vida de la mejor forma posible, sin preocuparse en exceso y tratando de disfrutar cada momento.

A los diecisiete años se unió al grupo Eddie Clayton Skiffle Band y comenzó su andadura musical. Dos años después empezó a tocar con los Raving Texans, que después se llamarían Rory Storm and the Hurricanes . Estuvo con esta banda durante tres años, viajando también a Hamburgo y coincidiendo entonces con los que después serían sus compañeros, los Beatles. Durante el verano de 1962 sustituyó a Pete Best en alguna ocasión.

Poco después Ringo se une oficialmente a ellos. Pero las circunstancias no están del todo claras. Vamos a conocer lo que cuenta la historia «oficial» y la que no lo es.

Antes que nada debemos señalar que Ringo era y es un batería increíble, con una gran versatilidad. El hecho de ser zurdo pero tocar diestro le dio un toque personal y único a su estilo. Tiene un gran talento o de otra forma no habría podido tocar con la  mejor banda de todos los tiempos.

Ringo se une a los Beatles

Jamás se han aclarado realmente los motivos por los que decidieron echar a Pete del grupo. Hay diferentes versiones sobre ello.

Pete Best era guapo y carismático, el preferido de las fans, con su eterna actitud rebelde y su forma de llegar al público en las actuaciones. Se mostraba seguro de sí mismo y tenía muy claro su estilo. Tanto que cuando John, George y Paul adoptaron el famoso peinado Beatle, él se negó a hacerlo.

Esto es lo que cuenta George en el Anthology:

Recuerdo que (Pete) empezó a faltar a algunas actuaciones y cogíamos a Ringo en su lugar. Ringo comenzó a tocar con nosotros cada vez más y nos llevábamos muy bien.


Puede que parezca que no fuimos muy justos con Pete. Puede que pudiésemos habernos comportado mejor con él, pero el hecho es que, según demostró la historia, Ringo era el 4º miembro del grupo.

Vemos que no da demasiadas explicaciones. John tampoco las había dado en su momento. El único que se aventura a seguir contando la historia es Faul, según el guión establecido:

Hicimos una buena audición, pero a él (George Martin) no le gustó el batería.

La explicación oficial es que la idea de echar a Pete de la banda salió de George Martin quien, al escucharle tocar, dijo que no tenía talento suficiente. Esto contrasta bastante con lo que nos cuentan aquellos que conocieron a los Beatles durante sus actuaciones en el Cavern:

En aquel momento, el sonido de Los Beatles era el sonido de los bajos de la batería de Pete Best. Todos los baterías le copiábamos. Era una batería muy propia, con platillos y percusiones muy dominantes.
Ray Ennis, de los Swinging Blue Jeans .

Él era una de las estrellas de la banda, porque todos los fans querían a Pete, ¿sabes? Él tocaba muy bien la batería con los Beatles.
Howie Casey, de Derry and the Seniors .

Pete era un batería impresionante.
Bill Kenwright, productor de cine y teatro, presidente del club de fútbol Everton, que asistió al Liverpool Institute a la vez que Paul y George.

Es decir, que tanto los fans de los Beatles como los músicos que convivieron con ellos en aquella época convienen en afirmar que Pete no sólo era un gran batería, sino que además el público lo adoraba.

¿Cuál fue entonces el verdadero motivo por el que decidieron sustituirle? Ray Ennis nos ofrece su hipótesis:

Lo extraño de la salida de Pete Best fue que nadie tenía idea de que fuera a pasar, en absoluto. Y no es que se desvaneciera porque de hecho, en aquel momento Pete era el más popular de la banda entre las chicas. Recuerdo en el Cavern a Lennon, McCartney y Harrison, sentándose cuando Pete estaba tocando, yo los recuerdo en el suelo, al borde del escenario, y Pete estaba cantando y tocando y las chicas gritando. ¿Sabes? Y yo puedo deducir, porque es algo que nunca jamás se ha dicho, que los otros tres estaban muy celosos de él en este sentido.

Es decir, que tenemos a un miembro de la banda especialmente incorformista, con un estilo propio y muy claro, al que quizá el resto envidiaban por su éxito entre las fans.

Pete era conocedor de esto, pero lo señalaba como algo positivo para el grupo:

Al final del día, iban a ver a la banda.

Tal era su éxito que, al conocer la noticia, los seguidores quedaron impactados y tristes, sin comprender cuáles habían sido los motivos de dicho cambio.

Todo el mundo estaba devastado. Era imposible de creer.
Yvonne Clegg, miembro del Cavern Club.

Pero no había marcha atrás. George Martin había tomado ya la decisión. Se publicó una nota en el periódico local, firmada por él mismo:

Pete dejó el grupo de muto acuerdo. No hubo discusiones ni dificultades y ha sido una decisión totalmente amistosa.

¿Amistosa y de mutuo acuerdo? Pete dice que lloró cuando se lo comunicaron.

De forma que, ¿cuál fue el motivo por el que no lo querían allí? ¿Tal vez por su naturaleza rebelde? ¿Tal vez porque, tal y como apunta Ennis, el resto estaban molestos con él por su éxito entre el público femenino?

En cualquier caso, Martin tenía clarísimo que, en la siguiente ocasión, otro tocaría la batería:

Le dije a Brian Epstein que para la próxima sesión, aunque no quería inmiscuirme entre él y el grupo, yo llevaría mi propio batería.

Brian trató de adelantarse y, por recomendación de George, contactó con Ringo para ofrecerle unirse a ellos:

Era un miércoles cuando me llamó Brian. No recuerdo que John me llamara, aunque así lo diga alguien en algún libro. «¿Te unes al grupo?» Y yo dije: «¿Qué quieres decir?» «¿Quieres realmente unirte a la banda?» Le dije que sí, que cuándo, y me respondió «ahora mismo». Le dije que eso no podía ser, estaba con el otro grupo, teníamos trabajo para meses, no podía marcharme así. Le dije que iría con ellos el sábado. Así que le di tiempo a Rory para que encontrase a otro para el domingo. Lo que me pareció tiempo de sobra, y eso fue todo.
Ringo, Anthology 1.

Pero los fans no se resignaban. Hubo mucha controversia. Mostraban carteles exigiendo la vuelta de Pete y gritaban durante la actuación. Se marchaban de la sala en protesta, e incluso llegaron a atacarles:

Tocamos en The Cavern, hubo muchas peleas y gritos. La mitad de ellos me odiaba, la otra mitad me quería.
Ringo

Alguna gente decía: «Ringo never, Pete Best forever». Pasó una media hora así y decidí que no aguantaba más y me fui. El club tenía tres túneles. Salimos de los camerinos a un tunel oscuro y un tipo me dio un cabezazo en el ojo. Aquel no fue un buen día, luego me atropelló un autobús.
George


George, como ya sabemos, siempre ha sido muy leal. Con respecto a la sustitución de Paul, fue él quien se negó a volver a los escenarios con Faul, en la época de Let it be, siendo que el resto no lo veía mal. Cuando Ringo cayó enfermo en el verano de 1964 se negó en un principio a que Jimmy Nicol lo sustituyera durante su gira (por cierto, hagamos un inciso para indicar que fue George Martin quien insistió en hacer esto en lugar de cancelar los conciertos).

Sin embargo, no mostró esta lealtad hacia Pete.

En el Anthology se pasa de puntillas por el tema de la sustitución de Best. No se dan tantas explicaciones como en el documental del cual he sacado algunas de las declaraciones anteriores. Sin embargo, sorprendentemente, se toman la molestia de mostrar una secuencia de una actuación en el Cavern, tras la cual un fan grita enfadado:

We want Pete!

Pero sigamos contando la historia. Esto es lo que nos dice George Martin sobre la primera vez que Ringo acudió a una sesión de grabación:

Cuando volvieron para otra sesión, trajeron a Ringo, y nadie me había avisado de que venía. Había contratado a Andy White y se lo había dicho a Epstein. Le dije que sólo quería a los otros tres. Ringo vino esperando tocar y yo le dije que de ninguna manera. «No te conozco de nada, vamos a usar a Andy White, muchas gracias».

Martin tuvo el poder suficiente como para imponer el batería que había contratado, sin ni siquiera escuchar cómo lo hacía Ringo.

Aquello fue un golpe terrible. Yo iba dispuesto a tocar. «Tenemos a Andy White, el batería profesional». El viejo George Martin se ha disculpado ya varias veces. Pero fue un golpe duro y luego hicimos eso con Andy a la batería. ¡Después en el álbum toco yo! Así que Andy no hizo nada tan grande, nada que yo no pudiera copiar cuando grabamos el álbum.
Ringo


Ringo parece nervioso cuando comenta esto último.

Bernard Purdie

 

Según la historia oficial, a Ringo no se le permitió tocar sólo aquel día. Pero, después de la negativa tajante de Martin a que participara en la primera sesión, sin ningún problema, accedió a que fuera él el que tocara para la grabación del álbum.

Sin embargo, existe otro testimonio que parece contradecir esto último. Es el de Bernard «Pretty» Purdie, uno de los mejores baterías de sesión de la historia, con un amplio bagaje a sus espaldas, habiendo trabajado con The Rolling Stones, Aretha Franklin o BB King, entre otros grandes.

En 1984 sorprendió al mundillo musical declarando que, a principios de los sesenta, había trabajado grabando la batería para varios álbumes de los Beatles.

Purdie afirmó que había tocado en veintiuna canciones. Que fue contratado directamente por Brian Epstein y que jamás conoció a los Beatles, pues iba, grababa su batería él solo (trabajaba sobre cintas terminadas) y luego se marchaba.

Me pagaron con cinco cifras y esa era la mayor cantidad de dinero que había tenido en mi vida. Pensé que ellos me estaban pagando tanto dinero porque les gustaba cómo tocaba. Entonces Epstein me dijo que estaba siendo pagado para mantener mi boca cerrada. El mánager lo hizo todo. Esptein estaba detrás de todo lo que debía hacerse. Él fue el que me dijo que tuviera la boca cerrada. Él fue el único.

Bien, en primer lugar, ante semejantes declaraciones, lo primero que hay que preguntarse es: ¿miente Purdie, un hombre con su trayectoria, al que jamás le ha faltado trabajo, dinero o reconocimiento por su labor? ¿Por qué, siendo ya mayor, iba a arriesgarse a contar una falsedad de este calibre?

Él mismo declaró años después que no iba a hablar más sobre este tema porque le había traído problemas, insinuando que había sido amenazado. De hecho había estado pensando en escribir un libro, que a día de hoy no ha sido publicado.

En segundo lugar, de dar por cierta la historia de Purdie, tendríamos que analizar la afirmación de que Epstein estaba detrás como instigador. Eso no es cierto, aunque pretendieran que Purdie lo creyera. Brian siempre dijo que lo que más le había atraído del grupo era su carisma y su atractivo personal. Según todas las declaraciones de los asiduos al Cavern, el que más lucía en aquel momento por estas cualidades era Pete.

Sabemos que, oficialmente al menos, el que dijo que no quería a Pete para nada fue George Martin.

George Martin, ¡menudo personaje! Oscuro y metido en esta conspiración hasta un punto que ni imagináis. Fue Martin el que estuvo detrás de este lío de baterías, él sabía bien lo que quería «vender». El que Pete fuera «el eslabón débil» del grupo, el más fácil de eliminar por la animadversión que seguramente sentían el resto por él, le vino muy bien.

¿Quizá esta historia de Purdie es una cortina de humo para ocultar algún otro hecho?

Hemos hablado sobre la manipulación de la industria musical, el uso que se hace de ella por parte de los que manejan los hilos. Hemos dicho mucho, y aún queda más por decir. Pero no será en este artículo, en el que el protagonista ha de ser Ringo.

Porque si bien todo este asunto resultó doloroso e injusto para Pete, también lo fue para Ringo, ya que tuvo que soportar los insultos del público y que no le permitieran tocar durante las primeras sesiones de grabación.

Ringo es un gran batería, un artista que ha brillado con luz propia, que aportó su toque al estilo de The Beatles y que se acabó ganando un sitio entre ellos por mérito propio. Pero tenía que quedar claro que hay una historia oculta tras su entrada en la banda. Algo que no debería sorprendernos, a estas alturas.


Para terminar el capítulo, estaba guardando estas capturas del Anthology 1. Se utiliza la famosa imagen de Hamburgo para «ilustrar» la sustitución de Pete por Ringo. En una foto ya existente, se «borra» a Pete de la escena real, para colocar «artificialmente» a Ringo en su lugar. Demasiado feo para con Pete, salvo que se pretenda decir algo con ello.


La neutralidad de Ringo

Exasperante. Esa es la palabra que me viene a la mente cuando veo las escenas de Ringo siempre tan feliz, siempre tan optimista y, sobre todo últimamente, siempre tan cerca de Faul. Acabamos de conocer una parte de la historia no contada que podría dar una explicación a esto.

Porque Ringo, en realidad, no es neutral. A pesar de todo, por pocas que sean las veces en que se ha expresado sobre el tema de la muerte y sustitución de Paul, cuando lo ha hecho ha sido de la manera más contundente. Más que ninguno. Muchísimo más que George o John.

A Ringo tenemos que agradecerle la interpretación y la colaboracion en una de las más hermosas y, sobre todo, más claras demostraciones de nostalgia y recuerdo a Paul en forma de canción. Y tenemos que agradecerle también la frase más clara con respecto a esto.

Pero no nos adelantemos.

Ringo quería mucho a Paul. Es un hombre con un enorme corazón y un gran sentido de la amistad. Aunque había estado junto a Paul menos tiempo que el resto y jamás había llegado a tener con él la misma sintonía que John (nadie lo hizo), Ringo lo apreciaba. Paulie encandilaba a todo el mundo.


Y la mayor prueba de ello no la tenemos en fotos o vídeos de la época, sino en estas declaraciones, dichas con profunda desolación, que rescato del artículo sobre el Anthology por su inmenso valor:


La Reina nos preguntó cuánto tiempo llevábamos juntos, y Paul y yo respondimos a la vez: «Llevamos juntos cuarenta años».

El muro de aparente «jovialidad» que se ha ido construyendo Ringo parece derrumbarse cuando recuerda a Paul.

Es quizá por ello que haya preferido siempre hacer como que no ocurría nada. Porque, para evitar sufrir, siendo que ya no hay solución, es mejor simular que ríes cuando por dentro lloras. ¿A que la neutralidad de Ringo empieza a no parecer tal?

George ilustra esta misma idea de manera magistral en esta canción de 1989, oficialmente co-escrita por Tom Petty, pero en la que el finísimo sarcasmo de Harrison está presente en cada frase.

Puedo ver por tu sonrisa

(Grin, en la original, tiene un matiz importante. Es una sonrisa muy amplia, de oreja a oreja, pero que algunas veces se utiliza en el ámbito teatral. Es algo así como una mueca, algo exagerado, tipo las sonrisas de los payasos. Freddie Mercury utilizó esta palabra en The show must go on, cuando, explicando cómo iba a afrontar la muerte, decía: I face it with a grin).

Que estás temblando por dentro.
Está por toda la ciudad, desanímate.

Y la sonrisa en tu cara

(Ahora sí, smile)

Está a veces fuera de lugar.
No te preocupes, no fruncas el ceño, desanímate.

Si tu pelo tiene que caer
Si tus acciones tienen que desplomarse

(Acciones en bolsa)

Te las arreglarás sin tanto ajetreo.

No hay lágrimas que derramar
Voy a quererte a pesar de ello
Quiero que estés por aquí, desanímate.

Cuando tus dientes se caigan
Te las arreglarás sin morder.

Si tu perro tiene que morir
Voy a quererte a pesar de ello
El mundo ama a los payasos, desanímate
Quiero que estés por aquí, desanímate.

Tras la sustitución de Paul

Nada más aparecer Faul, Ringo se encargó de cantar With a little help from my friends. Se dice que Lennon insistió mucho en que la interpretara él. A raíz de esto, y por la película Yellow Submarine , se dio en pensar que el nombre Billy Shears era en realidad una presentación para él, que entraba directamente cantando esta canción sin pausa previa. Se sabe que la canción en un primer momento se iba a llamar «Bad finger Boogie», y la explicación que daría John años más tarde es que estaba tocando el piano con un dedo menos porque se había hecho daño. Es interesante, sobre todo cuando en la primera frase de la canción, Ringo pregunta «al público» qué pasaría si cantara mal:

¿Qué pensaríais si cantara fuera de tono?
¿Os levantaríais y os alejaríais de mí?
Prestadme atención, y os cantaré una canción.
E intentaré no desafinar.

Oh, me las arreglo con un poco de ayuda de mis amigos.
Oh, me pongo ciego con un poco de ayuda de mis amigos.
Mmm, lo intentaré, con un poco de ayuda de mis amigos.

¿Qué hago cuando mi amor se ha ido?
(¿Te preocupa estar solo?)
¿Cómo me siento al final del día?
(Estás triste, porque estás solo).

El primer verso recuerda a All things must pass de George, que también habla de un amor que se ha ido.

No, me las arreglo con un poco de ayuda de mis amigos
(…)

(¿Necesitas a alguien?)
Necesito a alguien a quien amar
(¿Podría ser cualquiera?)
Quiero a alguien a quien amar.

(¿Creerías en el amor a primera vista?)
Sí, estoy seguro de que ocurre constantemente
(¿Qué ves cuando apagas la luz?)
No puedo decírtelo, pero sé que es algo mío.

Oh, me las arreglo con un poco de ayuda de mis amigos.
(…)

Un poco más adelante, y en referencia a la entrevista de Faul reconociendo el uso del LSD, Ringo hizo las siguientes declaraciones:

I hope the fans will take up meditation instead of drugs.

A pesar de este alarde de valentía (fue el único que le dio la réplica a Faul públicamente), Ringo asumió la muerte de Paul a su estilo: «¿Qué le vamos a hacer? Sigamos adelante». Intentando no tener demasiados problemas.

Esto no es malo, ni significa que no lo sintiera. Era sólo su forma de tomarse las cosas. Todos somos distintos. En este punto yo creo que se acercó más a John, que intentaba usar su ácida ironía para afrontar lo que había pasado. Recordemos esta secuencia del vídeo Hello Goodbye, versión 2:


Las sonrisas de complicidad con John cuando Faul empieza a cantar.

Pero no le duró mucho. Mientras todo parecía marchar bien, Ringo estaba contento. Cuando el ambiente se enrareció, llegando a su peor momento en las sesiones de grabación de Let it be , empezó a darse cuenta de que aquello estaba yendo demasiado lejos. Tuvo que pasarlo muy mal viendo a John y a George tan descompuestos.


En aquellos momentos George escribía All things must pass y While my guitar gently weeps, sufriendo de mala conciencia y de nostalgia por Paul. Fue entonces, y durante algunos años más después de la separación de los Beatles, cuando George y John se unieron en contra de Faul. Grabaron juntos How do you sleep , y de esta etapa es el famoso vídeo casero en el que George recalca: «Three Beatles».

Pero Ringo se desmarcó. Al menos de cara a la galería. Quería aprovechar para grabar sus propios discos, dedicarse al cine y ser feliz después de unos años tan oscuros.

En 1970, muy poquito antes de la separación defintiva del grupo, publicó el disco Sentimental journey, una recopilación de clásicos. Entre ellos estaba la canción de Maurice Gibb, Bye, bye, blackbird ; curiosa elección.

El siguiente, unos meses después, fue Beaucoups of blues , que tuvo un éxito moderado.

Estos dos primeros discos eran sencillos, sin pretensiones ni mensajes aparentes. Por eso resulta tan sorprendente que un año después publicara el sencillo It don’t come easy, con la impresionante Early 1970 como cara B. Vamos a ver qué se nos decía en ellas:

It don’t come easy

El título alternativo que se barajó para esta canción fue «Gotta pay your dues», en referencia a una de las frases.

Resulta divertido ver a Ringo aporrear las teclas del piano con esos enormes guantes para la nieve, ¿podría tocar así?

Fue oficialmente compuesta por él, aunque años más tarde reconocería que George había colaborado. En cualquier caso, nos sirve maravillosamente para ilustrar la posición de Ringo ante todo lo que había pasado.

Early 1970

Esta canción está oficialmente dedicada a los tres ex Beatles, todo el mundo la interpreta así sin ninguna dificultad, porque hay una serie de referencias que no dejan lugar a la duda. Pero nosotros, como no podía ser de otra manera, vamos a hilar más fino.

En primer lugar, indicar que el título original iba a ser «When Four Knights Come To Town», Cuando los cuatro caballeros vengan a la ciudad.

Como no contamos con video subtitulado pondré la letra traducida debajo con algunos comentarios.

Vive en una granja, llena de encanto, beep, beep
Él no tiene vacas, pero seguro que tiene un montón de ovejas.
Un nuevo estilo de mujer y de familia
Y cuando venga a la ciudad
Me pregunto si él tocará conmigo.

Faul y burla. Ambos conceptos en uno. Se ríe de su granja y hace una sutil referencia a «un nuevo estilo de mujer», «brand» puede significar «marca», en el ámbito comercial. Qué  ironía.

Destaquemos también la última frase, «me pregunto si él tocará conmigo». Ahora veremos por qué.

Tumbado en la cama, viendo la tele… ¡Galleta!
Con su mamá a su lado, ella es japonesa
Ellos gritan y lloran, ahora son libres
Y cuando él venga a la ciudad
Sé que va a tocar conmigo.

John. La palabra «galleta» es porque a John le encantaba el monstruo de las galletas de Sesamo Street. El hecho de refererirse a Yoko como «mamá» es algo que sólo él sabría entonces, pues John se dirigía a ella con ese calificativo.

En la frase «ellos gritan y lloran, ahora son libres», está hablando de una terapia a la que se había sometido John, en compañía de Yoko, en Estados Unidos, la llamada «Terapia Primal», que mantiene que las neurosis y los estados alterados provienen de traumas no superados, de un dolor muy fuerte que permanece en el subconsciente y que hay que tratar de sacar al exterior para poder superarlo.

Y en contraposición a la última frase del párrafo de Faul, aquí sí dice que John querría tocar con él.

Él tiene el pelo largo, cogiendo su guitarra con las piernas cruzadas, um, um.
Con su mujer de largas piernas en el jardín, cogiendo margaritas para su sopa.
Una casa de cuarenta acres que apenas ve,
Porque él siempre está en la ciudad
Tocando para ti conmigo.

George. Y qué cariño se nota en esta estrofa. Porque dice que es el único que permanece junto a él tocando todavía. Ringo siempre manifestó que George había sido su gran amigo y su apoyo durante todo el tiempo en que lo conoció.

Yo toco la guitarra… a-d-e.
No toco el bajo porque es demasiado duro para mí.
Todo el piano si está en c.

Divertida estrofa que, según la interpretación oficial, sirve como burla de sí mismo y sus limitaciones a la hora de tocar instrumentos. Pero qué llamativa resulta esa referencia al bajo, ¿verdad?

Y cuando vaya a la ciudad, quiero ver a los tres
Y cuando vaya a la ciudad, quiero ver a los tres.

¿A qué tres, Ringo?

Recordando su pasado inmediato y las experiencias vividas durante aquellos últimos tiempos, Ringo nos explica de manera magistral lo que siente por Faul, John y George, de más lejano a menos. De momento, no se aventura a hablar de Paul. Obvio: la canción se llama Early 1970. Práctico como era, para él lo que contaba en ese momento era lo que todavía existía. No tenía más pretensiones: no quería sufrir.

Back of Boogaloo

Aunque cronológicamente esta canción fue compuesta y lanzada en 1972, es importante comentar que fue publicada dos veces más, una de ellas nueve años después, en 1981, poco después de la muerte de John. En ese momento, el título de este disco iba a ser «No puedo luchar contra los rayos», pero fue obligado a cambiarlo, y eligió llamarlo Stop and smell the roses. Mucho aparecen las rosas en esta historia. Recordemos el álbum de Faul, de 1973, Red Rose Speedway , con esa famosa imagen de su boca tapada por una rosa.

Volvamos a Back of Boogaloo . En el video se muestra a Ringo perseguido por un ridículo monstruo de Frankenstein, deforme, con cicatrices en la cara, del que finalmente se hace amigo. El monstruo de Frankenstein, no lo olvidemos, era un muerto que había vuelto a la vida artificialmente.


Un monstruo que, en su disco, Ringo muestra fumando con la mano izquierda…

Ringo dijo que para la palabra Boogaloo se inspiró en un amigo que la había nombrado varias veces durante una cena. A John debió de hacerle mucha gracia, porque la recuperó más adelante, para otra canción que también cantaría Ringo (luego la veremos). El caso es que, en realidad, Boogaloo era algún tipo de apodo o llamamiento que le hacían a Faul entre ellos. Es una referencia a él, como en la canción Bungalow Bill de John.

¡Vete!

Vuelve a Boogaloo
Te dije, vuelve a Boogaloo
Te dije, vuelve a Boogaloo, ¡bú!

Vuelve a Boogaloo
¿Qué crees que voy a hacer?
Tengo una sensación súbita desde el principio.

Despierta, cabeza de carne.
No hagas ver que estás muerto.
Salta de tu carro.

Consigue que estemos juntos ahora
Y dame algo sabroso
Todo lo que intentas hacer
Sabes que son sonidos desperdiciados

Vuelve a Boogaloo.
Te dije, vuelve a Boogaloo.

Crees que estás en la honda
Allí de pie en tus zapatos de papel pintado
Y tus calcetines que hacen juego con tus ojos.

Vuelve a Boogaloo.

¡Impresionante! Durísima crítica hacia Faul. A su papel de impostor, a sus ridículos aires de grandeza. No hay frase que no contenga algo interesante, desde «el flash» que dice tener desde siempre, hasta la referencia a estar muerto, o incluso a esos calcetines que van a juego con sus ojos. Poco a poco Ringo iba dando pasos hacia delante.

Cuántas canciones dedicadas a Faul en las que se le tacha de «muerto». Para tratarse sólo de un rumor del que ellos mismos decían «reírse» es demasiado recurrente, ¿no?

El álbum Ringo

A principios de 1973 Ringo comienza la grabación del que será su mejor álbum hasta el momento. Tuvo muy buenas críticas y magníficos resultados. Con él colaboraron John, George y Faul. Estas canciones serán importantes por esto mismo, ya que el mensaje no era sólo suyo, era también de George y de John. Ringo las «adoptó» para cantarlas en su nombre. Era algo así como un mensajero.

Pero, antes de seguir, analicemos la portada:


Lo primero que llama la atención es la asombrosa similitud del diseño con la portada del Sargent Pepper’s. Un nutrido grupo de gente, muy diverso, al fondo, entre los que podemos ver, por ejemplo, a John y a Yoko, o al eggman de I am the Walrus. Hay también un mago, al estilo de Magical Mystery Tour . Abajo, dominando el conjunto, vemos un espejo que refleja las letras, igual que sucedía con el bombo de Sargent Pepper’s.

Es un teatro, los personajes se encuentran en una tribuna y arriba vemos dos máscaras, la triste y la feliz, símbolo del mundo del espectáculo. Entre ellas un curioso mensaje: Duit On Mon Dei . Se trata de la pronunciación fonética de «Do it on Monday», y está jugando con el lema en francés «dieu et mon droit», que en inglés sería «God and my right», «Dios y mi derecho». Es el lema del soberano de Inglaterra. Aparece debajo del Real Escudo de Armas. Las palabras eran las contraseñas militares escogidas por el Rey Ricardo I en 1198.


La versión completa de este lema era:

Dios y mi derecho me defenderán.

I’m the greatest

El martes 13 de marzo George, Ringo y John graban 10 versiones de la canción escrita por este último, I’m the greatest .

El productor de Ringo, Richard Perry, comentaba años más tarde:

Fue simplemente asi, sin haberlo planificado. Los tres ex-Beatles grabaron una de las canciones de John. Todos en la sala estaban simplemente brillantes, era un universo brillante con The Beatles.

Al conocerse esta reunión los medios empezaron a publicar que los Beatles habían vuelto a grabar. Ese mismo día participaron Billy Preston al piano y Klaus Voorman al bajo. Este último relataba:

Ellos estaban viendo que podian simplemente tocar juntos y pasar un buen rato.

Esta es la letra que compuso John, es decir: la original . Ringo modificó algunas frases convenientemente, como veremos:

Cuando era un niño
Y estaba en casa, en Liverpool
Mi mamá me dijo que yo era grande.

Y entonces, cuando era un quinceañero
Supe que iba a hacer algo
Mi novia
(baby en la original) me dijo que yo era grande.

Ahora soy un hombre
Una mujer me cogió de la mano
Y me dijo que yo era grande.

Se trata de un repaso por su historia, de cómo consiguió hacerse famoso y su presentimiento de que tarde o temprano lograría ser alguien.

Yo estuve en el mayor show sobre la tierra
Por eso mereció la pena.

El show más grande. Los Beatles que para él, y en contra de lo que intentó simular durante tantos años, sí habían sido importantes.

Y ahora tengo treinta y dos años.
Y todo lo que quiero hacer es… Boogaloo.

La referencia a Faul. Es lo que ha quedado de todo aquello.

Sí, me miro en el espejo
Veo a mi mujer y a mis hijos
Y ellos me dicen: Eres grande.

Y ahora se vuelve hacia a sí mismo evaluando lo que hay. Y aunque todos le dicen que él sigue siendo grande:

Así que dejadme presentaros
Al inigualable y único Billy Shears

Esto es lo que John considera que ha hecho, «presentarnos» a Billy.

Ringo modificó esta frase, para decir «Yes, my name is Billy Shears; you know it has been for so many years». ¿Por qué? Ya sabemos que, para disimular lo llamativo que resultaba «presentar» a un tal Billy en una canción de los Beatles, simularon que este era Ringo, que entraba cantando en ese momento With a little help … Ringo consideraba demasiado evidente la referencia de John y prefirió ser más conservador.

Ah, ella tiene treinta y dos.
Y todo lo que ella quiere hacer es… Boogaloo.

¿A quién se refiere John? Yoko no tenía esta edad, pues le llevaba siete años. Y está claro que habla de una mujer. La que más se acerca es Linda, nacida en el 41. John había escrito la canción un año antes, cuando él sí tenía 32. Pero quizá modificó la letra meses después para hacer alusión a ella, después de Billy Shears y antes de Boogaloo.

Hey, hey, hey
Escuchales decirlo…
Mi mamá me dijo que yo era grande.

Step lightly

Compuesta por Ringo para John.

Camina suavemente
Te estás moviendo demasiado rápido
Tómate tu tiempo, chico
Pronto la pena pasará.

Mientras tanto
Vas a encontrar
Un amor que durará.

Camina suavemente
Las cosas se arreglarán bien.
De forma linda y fácil.

Todo lleva su tiempo
Por favor, créeme
Desaría que esta canción fuera tuya en lugar de mía
Ahora no te enfades por lo que voy a decirte
Sería feliz si la cantaras también.

Pero mientras tanto
Encuentra un amor que sea verdadero para ti
Pero mientras tanto
Encuentra un amor que vaya a durar
Ahora te lo digo
Si las cosas no se arreglan rápido
Ve a por ello ahora

Olvida el pasado
Y mientras tanto
Vas a encontrar un amor que dure
Vas a encontrar un amor que dure
Vas a encontrar un amor que dure…

¿Recordáis la canción Coming Up de Faul? «You want a love to last forever».

Down and Out

Otra preciosa canción compuesta por Ringo. Y que recuerda a la de John, Nobody loves you when you are down and out , escrita un poquito después.

Miré al cielo, ¿y qué vi?
Vi a alguien que me miraba
Y estoy deprinido y arruinado, deprimido y arruinado

Esta frase usada por ambos, no sólo muestra sus sentimientos en aquel momento, sino que nos recuerda a la gran I’m down de Paul.

La canción repite la misma estrofa todo el tiempo, cambiando sólo el lugar al que mira (el fuego, el hielo…) viendo siempre a alguien que le está devolviendo la mirada.

You and me babe

Compuesta por George Harrison y Mal Evans. Muy divertida y sin mayores pretensiones que lo que muestra. Si acaso es interesante reseñar la referencia a Paul McCartney, «ligeramente» separado de los demás. Y que, aunque la canción fue siempre acreditada oficialmente a George y a Mal, este último no aparece entre  los personajes que se nombran en la canción como colaboradores en el álbum. De nuevo Mal olvidado.

Photograph

Y ahora sí. Sé que muchos la estábais esperando y la he dejado para el final del análisis de este álbum por su inmensa importancia. Compuesta junto con George, es, para mí, la canción más hermosa interpretada por Ringo en referencia a Paul. No cabe ni siquiera comentarla frase por frase, pues está tan clara y es tan sincera que simplemente vamos a leer lo que dice:

Cada vez que veo tu cara
Me recuerda a los lugares a los que solíamos ir
Pero todo lo que tengo es una fotografía
Y me doy cuenta
De que tú no vas a volver nunca

Pensé que lo lograría
El día que te fuiste
Pero no puedo hacerlo
Hasta que no vuelvas a casa otra vez
Para quedarte

No puedo acostumbrarme a  vivir así
Mientras mi corazón está roto
Y las lágrimas derramadas por ti

Te quiero aquí para no dejarte ir
Mientras pasen los años
Y envejezcamos juntos.

Y ahora tú esperas de mí
Que viva sin ti
Pero es algo que no
Buscaba después de todo.

No puedo acostumbrarme a vivir así
Mientras mi corazón está roto
Y las lágrimas derramadas por ti

Te quiero aquí para no dejarte ir
Mientras pasen los años
Y envejezcamos juntos.

Cada vez que veo tu cara
Me recuerda a los lugares a los que solíamos ir
Pero todo lo que tengo es una fotografía
Y me doy cuenta
De que tú no vas a volver nunca

Y así es como la canta:

Aquí tenemos la ambigüedad de Ringo, el Ringo alegre y siempre dicharachero, que odia presentarse apenado, que prefiere la alegría y las cosas prácticas. Ringo que canta una canción nostálgica, pero lo hace de forma divertida. No era neutral, simplemente no iba con él estar triste. O al menos demostrarlo.

Tengo la sensación de que fue Ringo el que más aportó al ritmo, concibiéndola como algo más alegre de lo que debía ser. Imaginad semejante letra como una melodía lenta y taciturna como la de All things must pass … Bella, sí, pero terrible de puro triste.

Posteriormente la cantaría en homenaje a George, y todo el mundo reconoció que la letra adquiría un sentido increíble. Porque esta canción siempre estuvo compuesta para un amigo perdido.

Como vemos, George, John y Ringo habían estado colaborando estrechamente, pasando buenos momentos y uniéndose para ofrecer mensajes sobre lo que había pasado.

En 1974, Ringo publicará Goodnight Vienna


Vestido como Klaatu, el visitante de las estrellas de la película The day the earth stood still.

Ese mismo año la demanda de Faul de separar su nombre del resto de los Beatles es fallada a su favor.

Durante los años siguientes Ringo participará en diferentes proyectos, nuevos álbumes, series de televisión… Se mantuvo muy ocupado. Eso sí, su conexión con George siguió estando presente.

Destacar que colaboró en el álbum de Keith Moon, dándole la idea para el nombre: The two sides of the moon .

En este momento comienza una época muy convulsa para Ringo. A finales de noviembre de 1979 un incendio arrasa su mansión en Los Ángeles destruyendo, según él, la mayoría de sus recuerdos; es decir, fotografías, documentos y material de la etapa Beatle que él atesoraba.

Unos meses después, en febrero de 1980, comienza la grabación de Caveman que, recordemos, le servirá a Faul para mofarse de él en su (ya tristemente conocido por nosotros) vídeo Coming Up:


De alguna forma, Faul culpaba al resto de los Beatles de su arresto en Japón, debido a los rumores de que alguien había podido contactar con la aduana para que lo detuvieran. Fuera cierto o no, el mensaje del vídeo era claro y muy amenazador para todos.

En mayo, un mes después de la publicación del vídeo, Ringo y Bárbara tienen un accidente importante con el coche. La explicación que se da es que el pavimento estaba mojado, lo cual le habría hecho perder el control del vehículo, que se salió de la carretera impactando contra un poste. Milagrosamente, no sufrieron heridas de gravedad.


Este fue el estado en el que quedó el coche de Ringo. El golpe fue tremendo. Sin embargo, no se aprecia que la carretera esté mojada…

Lo más interesante del caso es que cerca de ese lugar había muerto, tres años antes, su gran amigo Mac Bolan, de los T-Rex (el que le había inspirado para la canción Back off Boogaloo ), también de accidente de coche y en similares circunstancias. Sólo que esta vez se dijo que un neumático «no tenía la presión adecuada». Un año después moriría, también de accidente de tráfico, otro de los integrantes de la banda, Steve Currie.

En julio Ringo inicia el proyecto de un nuevo álbum al que había decidido llamar, como ya he comentado antes, Can’t fight the lightning .

El 8 de diciembre muere John. Aquello para Ringo fue el colmo. Ya no lo pudo soportar más. Unos meses después, en abril del 81, publica la siguiente canción:

Dead Giveaway

Esta es una expresión inglesa de la cual no hay transcripción literal en nuestra lengua. El verbo To give away es «revelar» (un secreto, una información). Junto con la palabra «dead» resulta una irónica forma de decir que algo «lo dice todo de forma obvia», es decir: es algo que está muy claro, algo revelador. Hay en español una expresión coloquial parecida: «aquí huele a muerto». Lo interesante es que Ringo dedida usar una forma que incluya la palabra «muerto» en ella. Porque, sin atender a la frase hecha, y esto es muy importante, el sentido literal con el que podría estar jugando Ringo de manera oculta es el de «Descubrir un muerto». De manera que dejaré esta frase, en los momentos en los que aparece, en su versión original en inglés:

La gente como tú se ve venir a una milla de distancia
Resulta difícil mantenerse en la línea
No es que nadie te escuche realmente
Es que en realidad a nadie le importa
Como alguien que acaba de ver la luz
Como alguien buscando pelea
La misma cosa cada día, siendo estúpido
Ojala pierdas tu asiento
No me mires pidiendo
Ser ayudado hasta tus pies.

Dont’ you know you’re a dead giveaway?
You’re a dead giveaway
You’re a dead giveaway
You’re a dead giveaway

No me mires, porque conozco tu juego
Mercachifle estúpido, salón de la fama
Tómalo o déjalo, eres un ciego borracho
Y si no lo eres, es que estás demasiado drogado

‘Cause you’re a dead giveaway
Huele a rata en cada cosa que haces
Well, you’re a dead giveaway
Te piden que te largues de cada sitio que vas
People say you’re a dead giveaway

You’re a dead giveaway…
Dead giveaway

¡Alguien está llamando a la puerta!

You’re a dead giveaway
Te he visto feliz todo el tiempo
No vivas una vida solitaria
Dead giveaway
Well, it’s a dead giveaway
You’re a dead giveaway
Dead giveaway
Realmente a nadie le importas
Dead giveaway

Ringo estaba muy enfadado cuando escribió esta canción… Y da la sensación de estar rechazando algo: «no me pidas que te ayude». Sin embargo, a partir de este momento se produce un cambio en su actitud. Tan sólo un año después lo podremos ver empezando a colaborar en diversos proyectos de Faul, como es el caso de la canción Take it away, en 1982, o el vídeo No more Lonely Nights y la canción No bad en 1984.

Pero también, un poco después, aparecerá en algunas entrevistas con George, acompañándole en la guerra que este, valientemente, había iniciado contra Faul, a causa del uso por su parte de canciones de los Beatles. Ringo no duda en apoyar a su amigo en sus alusiones. Aquí un pequeño ejemplo:

Entrevistador: Ringo, ¿cómo están tus relaciones actualmente con Paul?

Ringo: Oh, bien…

Entrevistador: ¿George?


(Hace un sonido despectivo y el público se ríe)


Ringo (en tono de burla): Nosotros le queremos.

George: Bueno, es un tío que durante diez años…

Ringo: Diez minutos (se ríen).


Mientras George está hablando sobre Faul, Ringo se pone a hacer gestos cómicos con la mano…

Por una parte, Ringo es conservador y tiene miedo, por lo que decide seguirle el juego a Faul. Pero su corazón y su conciencia le hacen ayudar a George. Una pequeña muestra de ello es su participación en el Hall of Fame de 1988, evento al que ya sabemos que habían prohibido a Faul acudir.


Tras hacer George una alusión burlona hacia Faul, interviene nombrando una canción que había compuesto junto con Harrison en 1968, hecho que llamó inmediatamente mi atención. Vayamos hacia atrás en el tiempo para comprender por qué Ringo, veinte años después, y después de que George se mofara de Faul, recuerda esta composición:

Octopus’s Garden

Me gustaría estar bajo el mar
En el jardín de un pulpo, a la sombra
Nos dejaría entrar, ya sabe dónde hemos estado
En su jardín de pulpo, a la sombra.

Invitaría a mis amigos a que vengan a ver
Conmigo el jardín de un pulpo.

Estarían abrigados bajo las tormentas,
En nuestro escondrijo debajo de las olas,
Apoyando nuestras cabezas en el fondo del mar,
En el jardín de un pulpo, cerca de una cueva.

Cantaríamos y bailaríamos por allí,
Con la seguridad de que nadie nos iba a encontrar.
Gritaríamos y nadaríamos
Por entre los corales que hay bajo las olas.

Que alegría, para cualquier pareja,
Sabiendo que allí se está feliz y seguro.
Tú y yo podríamos ser muy felices,
Sin tener a nadie que nos dijese lo que tenemos que hacer.

Me gustaría estar bajo el mar,
En el jardín de un pulpo, contigo.

Ringo y George querían escapar y esconderse de todo aquello. Y en aquel momento, después de hablar de Faul, Ringo, sarcásticamente, recordó aquel sentimiento.

Durante un tiempo continuará con este doble juego. Pero esta situación puede con él. Desesperado, se refugia en el alcohol, sus relaciones familiares se resienten, hasta que acaba ingresando en una clínica de desintoxicación a finales de ese año.

Edición a 15 de octubre de 2018

Time takes time

Álbum publicado en 1992, tras una larga ausencia en la que Ringo estuvo tratando de superar sus problemas de alcoholismo. Una vez repuesto, decidió retomar su carrera musical con este sorprendente álbum.

La portada llama la atención por su profusa simbología.

En primer lugar, observamos cuatro músicos representados, cada uno de ellos, por un animal: un búho batería, un elefante saxofonista, un ratón guitarrista y un dragón pianista.

De este último habría que reseñar varios aspectos: sería el único animal «no real», puesto que los dragones son elementos de leyenda. Es el único caracterizado por su agresividad, mostrando una actitud amenazante e incluso burlona. Y es también el único en cuyo dibujo, además del instrumento, aparece otro elemento: un candelabro con tres velas.

En mi opinión, los cuatro animales representarían a los cuatro exBeatles. Ringo sería el búho, no sólo por los tambores sino porque está situado justo encima de su cara y al derecho (no como los otros, que están de lado o boca abajo), recalcando la similitud visual con la imagen central.

El dragón sería Faul, tocando el instrumento que dominó su paso por los Beatles: el piano. Sería el único ser «no real», el único no pacífico y que, además, parece burlarse del candelabro de tres velas.

Un candelabro que nos recuerda a la portada del bootleg de 1967 atribuido a los Beatles, cuyo título habría sido «The Candle Burns»:

En este caso el candelabro era de cuatro brazos, pero una de las velas acababa de apagarse. Se trataba de una sola canción cuya letra traducida vendría a decir lo siguiente:

Estoy mirando a la vela, cuya llama arde para encontrarse con el cielo
Me alejo de la vela riendo y giro mi cara para llorar
Un imperdible me devuelve la sonrisa, asiento y hago un breve saludo
Mientras construyes moléculas con tu azada de jardín

¿Por qué no puede durar esto para siempre, estas cosas reprimidas por dentro?
Uno lo siente casi instantáneamente, a no ser que uno de nosotros haya muerto
Se acabó, está hecho. Pero nena, lo necesito de nuevo.
Por favor, por favor, por favor, oh, no me impidáis volver a empezar

Necesito escuchar los colores rojo y azul y la palabra susurrada
Para volar todo el día y cantar en sintonía y no escuchar lo que había oído
Para verte a mi alrededor y cogerte de la mano
Y llevarte a un nuevo mundo que últimamente ha sido prohibido

Construiremos cosas nunca antes construidas, haremos cosas nunca antes hechas
Y justo antes de que termine, sólo acaba de empezar
Él lo ha encontrado. Su camino de salida. Y silbará el mensaje del espejo amarillo del viento.

Por la letra, los juegos de palabras y las expresiones utilizadas, apostaría a que es una composición de John Lennon. Una canción muy triste, de amargura y despedida, aunque con un punto de esperanza. El espejo amarillo no deja de recordarme al Yellow Submarine, idea de Paul.

Ringo recupera el símbolo del candelabro para su álbum, con un maléfico dragón burlándose de él mientras toca su piano.

Además de esto, en la portada encontramos una serie de símbolos muy recurrentes en Ringo, de temática cosmológica: planetas, la luna y el sol, un sol que también protagonizará el video de una de las canciones del álbum, «The Weight of the World».

(Recordad este ambiente circense para cuando hablemos del álbum «Sargent Pepper’s»).

En la esquina inferior izquierda, de hecho, vemos al propio Ringo llevando el peso del mundo. George, en su «Give me Love», también hablaba del gran peso que debía llevar (Lord, Give me hope. Help me cope, with this heavy load) y, por supuesto, tenemos «Carry that Weight» como máximo exponente de este concepto (Boy, you gotta carry that weight, Carry that weight a long time)

Como vemos, detalles más que suficientes como para haberle dedicado un espacio a este álbum, pero no es la única sorpresa que nos depara.

Resulta que en dicho álbum había una canción que finalmente no fue incluida, al parecer por deseo del propio Ringo. Su título es «Angel in Disguise«.

No hay ninguna información sobre ella, ni letra, ni temática. Sólo se sabe que fue compuesta mano a mano por «McCartney» y Ringo, pero su inclusión habría hecho exceder la duración recomendada del álbum, así que fue desestimada.

O al menos esa fue la explicación oficial…

No se ha vuelto a saber nada de ella, lo cual resulta extraño. Tal y como están las cosas hoy en día, con Faul desesperado por vender álbumes (hasta el punto de hacer públicas todo tipo de barbaridades para llamar la atención), es inverosímil que no se aproveche el tirón que tendría la única composición «Starr/McCartney».

Quizá no sea de su agrado. Los ángeles disfrazados no desean ser reconocidos.

Fin de la edición

 

Poco después llega el Anthology , la lucha de George. Ringo sabe lo que está haciendo, trata tímidamente de hacer alguna aportación, pero se le nota tenso, siguiéndole demasiado el juego a Faul. Se ríe en ocasiones de las alusiones y burlas que le hace George, pero no le acompaña…

En 2001 muere George. Su gran amigo, su apoyo, una de las personas más importantes de su vida. Y Ringo sabe cómo y por qué ha muerto.

Never without you

Bien, esta canción es para George. No lo voy a rebatir, pues fue compuesta tras su pérdida, y está plagada de cariñosas referencias a él. Pero la cuestión es… ¿sólo a él?

George había muerto por intentar sacar un poco de verdad a la luz. Y esta realidad se verá plasmada en una canción y, con ella, un vídeo, de los cuales merece la pena destacar ciertos detalles asombrosos:

En primer lugar, el video, la temática, habla de unos Beatles jóvenes:


Aparece un teatro, como aquellos en los que solían actuar, al estilo de Ed Sullivan Show.


Suena el público enloquecido.

Si la canción es exclusivamente para George, ¿por qué está recordando esos tiempos, aquellos primerísimos tiempos con los Beatles? ¿Por qué son el centro de la canción? Ringo mantuvo su intensa amistad con George toda su vida, ¿por qué aludir a un pasado tan remoto?

Éramos jóvenes, era divertido
No podíamos perder


En este momento, en un monitor, aparece esta escena, cuando Ringo está diciendo «no podíamos perder». ¿Por qué esta escena de Hello Goodbye ? Porque le estaban diciendo «adiós» a Paul, como ya sabemos.

Buenos momentos, durante la noche.
Estábamos en los titulares
Días locos y noches temerarias
Limousinas y focos brillantes
Éramos hermanos a pesar de todo.

Y tu canción seguirá sonando sin ti…

Un momento, ¿sin ti o sin vosotros? ¿A qué momento se está refiriendo Ringo desde el principio? A la muerte de Paul. George había fallecido hacía poco, muchos años después de los tiempos que está rememorando Ringo; pero Paul no, Paul los había dejado sin avisar, cuando todavía estaban juntos. Pero sus canciones seguirían sonando, porque allí estaban ellos para coger sus proyectos y sus demos y grabarlos sin él, como ya hemos demostrado.

Y este mundo no se olvidará de ti
Cada parte de ti estaba en tu canción

Y ahora nosotros seguiremos…

¡Nosotros! Los mismos nosotros que eran los protagonistas al comienzo de la canción: los Beatles restantes. Porque cuando compuso esta canción, ya no había Beatles, sólo había uno, Ringo era el último que quedaba. De ahí su nostalgia recordando los primeros tiempos. Y de ahí también que deduzcamos que esa frase, «nosotros seguiremos», se siga refiriendo al momento de la muerte de Paul.

Nunca sin ti… contigo o sin ti

Esta preciosa dicotomía muestra la idea de la sustitución de Paul.


Here comes the sun es sobre ti.

¿Sobre quién era Here comes the sun ? ¿Para quién la compuso George? Para Paul. Y eso es lo que nos está diciendo Ringo aquí. Les está haciendo justicia a los dos.

Here today, no estoy solo…

Here Today , canción que sospechamos fue compuesta por John para Paul, grabada y entregada por Yoko a Faul tras la muerte de John.

Con mis recuerdos


La cámara del recuerdo mostrando a Ringo y George divirtiéndose.

La vida es extraña, cómo cambian las cosas
Es la realidad
Tocaste una bella melodía
Que sigue persiguiéndome
Puedo sentirte siempre a mi lado

Y tu canción seguirá sonando sin ti
Y este mundo no se olvidará de ti
Cada parte de ti estaba en tu canción
Y ahora nosotros seguiremos
Nunca sin ti… contigo o sin ti
Here comes the sun es sobre ti.

I know All things must pass

De nuevo la pregunta: ¿para quién era All things must pass ? Si ahora Ringo la dedica a un George fallecido, ¿a quién se la dedicó este? A Paul. Y Ringo recupera este sentido. Pero es que en esta frase tenemos también presente I know, la preciosa canción que John le dedicó a Paul y que terminaba con «no more crying».

Y sólo el amor durará…
Siempre amaré el recuerdo de ti y de mí
(o de vosotros)


De nuevo la referencia a Hello Goodbye , y qué momento: Faul haciendo el  idiota mientras el resto lo miraban asombrados. ¿No hay más vídeos que recordar? Por supuesto que sí, pero no que simbolicen tan a las claras la sustitución de Paul.

Y tu canción seguirá sonando sin ti
Y este mundo no se olvidará de ti
Cada parte de ti estaba en tu canción
Ahora nosotros seguiremos
Nunca sin ti, contigo o sin ti
I dig love es sobre ti

I dig love… canción de George, también incluída en su All things must pass .


Ringo deja de tocar, y en el monitor aparece un concierto de los Beatles, George en primer plano. Pero mientras Ringo se levanta y se va, la imagen en el monitor se amplia y, ¿quién aparece a su lado, también saludando? Paul.


Es muy difícil de apreciar con el pantallazo, es mejor ir al video para verlo.

Ringo había hecho igual que George en su discurso del Hall of fame: aprovechar el homenaje a un amigo muerto para recordar a otro que no podía nombrar abiertamente.

Tras esta manifestación de tristeza y homenaje a Paul y a George, Ringo abandonará la lucha, apareciendo de vez en cuando con Faul en diferentes eventos y proyectos y concediendo tibias entrevistas en las que mantenía persistentemente el guión oficial.


Pero Ringo aún no está derrotado. Porque en mayo de 2011, durante una entrevista, vertió las más claras, sinceras y contundentes declaraciones que se han hecho nunca con respecto a la muerte de Paul y la verdadera naturaleza de Faul:

I’m the last remaining Beatle.

Tú sabes que la única persona alrededor de esta mesa que puede ir soy yo. Yo estuve en la mayor banda de Rock and Roll en la historia de la música. Yo soy el último Beatle que queda.

Debió salirle tal cual, de dentro, como un impulso, porque después de soltar semejante frase se quedó pensativo, cabizbajo, midiendo lo que acababa de decir. Se intentó echar para atrás, pero no del todo:

Hay un elemento de verdad en ello. Creo que la gente desde fuera percibe que Paul piensa que él es el único que queda. En realidad, soy yo. Yo soy el último Beatle que queda.

No sabemos qué se le removió a Ringo en un momento único dentro de una vida cargada de neutralidad y pasos perfectamente estudiados con la intención de sobrevivir. Pero lo que dijo está muy claro.

¿Y ahora qué? Lo vemos constantemente apareciendo junto a Faul como si nada. ¿Se ha rendido? Tal vez. Es ya muy mayor y ha sufrido mucho. Ha visto morir a todos sus amigos, la mayoría por culpa de este asunto. En el momento de la muerte de George su hija recibió el diagnóstico de cáncer cerebral, el cual afortunadamente superó gracias a su fortaleza y juventud. Pero hay que ponerse en el lugar de Ringo: hay algo mucho peor que temer por tu propia vida: ver en riesgo la de los seres que más quieres.

Es posible que sólo quiera terminar su vida en paz junto a los suyos.

Me resultó divertida esta imagen, por la expresión de desconfianza y un punto de temor que se puede apreciar en la cara de Faul mientras habla Ringo. ¿Teme que vaya a soltar alguna otra frase como la de 2011? ¿Cuántos Beatles hay aquí, Faul?


Tres conejos en un árbol, tocando el tambor. Que sí, que no, que sí lo he visto yo…

Todavía merece la pena, Ringo. Hazlo por ellos.


Fue mágico. Hubo momentos de verdadero amor entre cuatro personas. Una habitación de hotel aquí o allí, una intimidad increíble. Cuatro personas que se querían, fue algo sensacional.

 

Lady Ruth
Con la colaboración de Helena Starkey, Paulina McNick y Beatrice Hills



6 comentarios en “«Soy el último Beatle que queda»”

  1. Hola. Estoy leyendo con atención tu trabajo que es realmente minucioso. Pero sigo teniendo muchas dudas, empezando, por la dificultad técnica actual pero sobre todo de la época, de realizar cirugías plásticas con tal nivel de perfección. Otros puntos que me gustaría me aclararas:
    1- cómo pudo el supuesto falso Paul disimular su acento canadiense, sabiendo lo difícil que es hacerlo durante un par de minutos. «Faul» no pasaría los primeros 5 minutos una sola entrevista imitando el acento británico y menos aun el de Liverpool de las clases bajas. Yo que soy latinoamericana puedo imitar una o dos frases en español acento peninsular con esas eses y zetas y un par de palabras, pero no toda una vida, las 24 hs del día,amigos, familiares, personas que , en el caso de tu teoría, no forman parte del complot. Cómo explicas, entonces, esta «facilidad» que es prácticamente imposible (exceptuando los bilingues que no es el caso de william campbell)
    2- leo tus análisis sobre un par de canciones que, según tu estudio, fueron compuestas por otros (como mal evans ) o lennon en get back, y que en el caso de las lineas de bajo, fueron realizadas por lennon, harrison u algun otro musico sesionista. Mi pregunta es: cómo explicas el resto de canciones compuestas por «faul» tanto de los beatles (letra, musica, arreglos instrumentales y vocales), y como solista, que han sido hits y un éxito total. En cto al bajo, si «faul » es diestro, disimula y no es tan bueno como «paul», cómo ha hecho para que ningun musico profesional, sobre todo aquellos que han trabajado con él no se hayan dado cuenta de su supuesta «falta de capacidad», sobre todo porque un diestro por mas que quiera, no puede tocar super bien el bajo una primera vez. En sus recitales en vivo nos daríamos cuenta de sus errores, y durante las grabaciones, los musicos y productores también. Si me dices que es porque todos son complices, entonces significa que miles y miles de personas saben del tema, lo cual, logisticamente hablando y aunque sea la CIA o el FBI seria de muy dificil control. En tantos años, a alguien se le hubiera escapado algo.

    3- Si fuera falso el Paul que tenemos enfrente, para qué seguir con el circo? qué gana Faul? ya tiene todo: fama, dinero, reputacion, gloria, leyenda. para qué seguir grabando discos y tocando en vivo? Solo alguien que ama la musica apasionadamente puede seguir, a los 76 años, haciendo giras mundiales. Quiero decir, no seria mas facil y comodo para faul haberse retirado a seguir exponiéndose y exponiendo el supuesto complot? Ya los Beatles no existen. Y por qué no hicieron lo mismo con otros musicos que también murieron y que también eran lideres en la juventud de la época?

    4- el que faul cometa errores de memoria, no se debe a eso, simplemente a errores de memoria? cdo a mi me preguntan algo de cuando tenia 15 años te puedo asegurar que con la edad que ya tengo, los recuerdos pierden precision y tengo que preguntarle a mis hermanos o amigos que me ayuden a encontrar la fecha o el dia.

    5 – sus cambios fisicos se pueden explicar por el alto consumo de drogas, que lo adelgazaron, al igual que sus cambios de personalidad. nada mas fijarse en los estragos que hace la droga, drogas inclusives consideradas «blandas» en el cuerpo y en la mente de los adictos. Si te fijas en los «famosos» y sus cambios veras que es muy clara esa evolucion (o involucion). ellos probaron muchas, fuertes y durante un largo tiempo. Y durante esos meses que «desaparecieron», tal vez estuvieron de tratamiento, informacion que tal vez quisieron ocultar por una cuestion de privacidad. Cuando se compara la forma de ser de Paul y de Faul diciendo que éste ultimo es un tipo frio, materialista, orgulloso, etc. No es tan dificil pensar que Paul siempre fue asi, y que lo que hoy vemos es su verdadera personalidad. De joven y en sus inicios, de adolescente era como todos los adolescentes: espontaneo, jovial, natural, tal vez humilde. Yo lei por ahi que cdo fallecio su madre, en vez de expresar su pena lo primero que le preguntó a su padre es si habia pensado como iban a sobrevivir con un solo salario. Eso ya habla de su personalidad fria , de cuando era Paul.
    En fin, tengo otras cuestiones, mas. Si las has contestado en algun articulo, me puedes pasar el enlace? Gracias

    1. Saludos Carla, dejame contestarte segun lo que indage por ahi tambien:
      Faul tuvo un gran parecido a Paul, era cuestion de hacerle pocos cambios a la nariz, orejas y su dentadura tampoco fué dificil de modificar en aquella epoca. Muy parecido mas NO igual, pueder ver en internet el cambio a partir de las imagenes francia-españa-kenya (1966-Octubre).
      1.- No hay informacion que se diga que FAUL era de Canadá, se dice que era de Inglaterra pero de otra zona y otro acento, pero tambien el cambio ya se habia acordado UNOS AÑOS ANTES. Vale decir que Faul estuvo aproximadamente 2 años para prepararse y te das cuenta el cambio de acento en la primera entrevista de FAUL en diciembre de 1966.
      2.- Recuerda que algunas canciones despues de Paul estaban en versiones DEMO, era cuestion de acabar en el Studio con ayuda de los 3 restantes escarabajos.
      Recuerda, FAUL era ya músico antes de ingresar a los beatles, sabe tocar varios intrumentos, dudo mucho que pueda componer buenos hits (despues de salir de the beatles toco sus composiciones y la verdad no eran tan buenas, excepto cuando formo Wings y tuvo 2 o 3 hits). Lo mejor, no sabemos si realmente sus hits lo compuso él o compro de «alguien». El mundo del espectaculo sabe del fraude (generaciones anteriores claro), familiares saben del fraude, a todo esto una palabra se me viene a la cabeza: amenaza.
      3.- Faul es un perfecto burlón, se rie del mundo y nos mira la cara, sus canciones actuales y presentaciones son un desastre. Lo hace por diversion y mofa.
      4.- Casualmente FAUL se olvida de su historia desde los 70´s, siendo treinta y tantos se olvida las letras, su infancia, como aprende a tocar su guitarra, se olvida como conocio a george, se olvida canciones como Eleanor rigby. George Harrison, RIngo Starr (especialmente este ultimo) en los 90´s recuerdan mas que el olvidadizo FAUL. NO es olvido, es que no tiene remota idea de como son las cosas. Hay un video de los 70´s cuando Faul va a su school insitute donde estudió y ni su profesor lo recuerda y FAUL como siempre haciendose el tonto.
      5.- Las drogas no te cambian el Cráneo mi estimada Carla, cambia el rostro pero jamás la forma redonda de Paul vs la forma ovoide de Faul. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.