La Conspiración de los Beatles, capítulo 4: La muerte de Paul. Nota 2/2: el 60if

Habiendo analizado ya los acontecimientos que sucedieron (o no) durante este importante período, ha llegado el momento de esbozar una hipótesis. Toca hablar de la teoría expuesta en el 60if. Pero antes de abordar el texto en detalle, conviene detenernos en sus dos aspectos fundamentales y que conforman la base del mismo: el asesinato y la fecha. Veamos la verosimilitud de tales afirmaciones según lo que hemos ido encontrando a lo largo de este tiempo.



LA TEORÍA DEL SECUESTRO Y ASESINATO

Una vez que la gente se convence de que la persona que se hace llamar hoy en día Paul McCartney no es tal, la siguiente pregunta es: ¿cómo murió?

Cuando les hablas de un secuestro con posterior asesinato muchos se echan las manos a la cabeza. Porque esto implica premeditación y por lo tanto conspiración, con todas las letras. Si ya es bastante difícil asumir que sustituyeran a alguien y engañaran a la opinión pública durante años, peor todavía es pensar que esto había sido planeado y que se arrancó la vida de un muchacho por oscuros intereses.

Pero si reflexionamos, resulta ilógico pensar que un accidente fortuito podía poner en marcha, en tan poco tiempo, semejante campaña de ocultación y permitir la aparición de un doble que, si bien sabemos que no era perfecto, sí fue capaz de hacerse pasar por Paul.

Muchos sabemos cómo funcionan las cosas. El ocultar la muerte de Paul a causa de un accidente sólo podría haber tenido dos objetivos: impedir un suicido masivo de fans y continuar con un negocio que otorgaba pingües beneficios a diversas empresas.

Ambos motivos son inverosímiles. Si hubo una implicación de los servicios secretos, desde luego no fue para impedir que unas cuantas fans se suicidasen. La vida del pueblo es lo que menos les interesa a ciertos poderes. Y esos poderes, además, obtienen financiación y beneficios de operaciones mucho más importantes como la venta de armas, la trata de blancas o el narcotráfico, por no hablar del control de los bancos centrales privados como la Reserva Federal. Dinero no les falta precisamente. No iban a montar semejante operativo para no dejar de ganar unos cuantos cientos de miles de dólares.

Por eso este artículo va precedido de las anteriores notas tituladas «La gran conspiración». Había que contextualizar, había que demostrar había un interés en controlar la industria musical y con ella los movimientos juveniles, y de ahí el capítulo introductorio sobre el MK Ultra, el LSD y el Tavistock. Había que exponer otros casos en los que esto sucedió, y de ahí los capítulos sobre el club de los 27 y los otros ejemplos. Había que exponer que los Beatles, siendo el grupo más importante e influyente del momento, no podía quedar a salvo, y de ahí el capítulo sobre su ascenso y su seguimiento por parte del FBI y la CIA.

Por eso mi timeline de esta historia no comienza ahora, en septiembre del 66, sino que comenzó un año y medio antes, en abril del 65, con la introducción a John y George del LSD, la creación de la Indica Gallery y del movimiento underground y toda la controversia que acompañó a la banda durante aquellos meses.

Por eso expuse, al final de la última nota, el profundo interés que demostró Paul por las circunstancias del asesinato de Kennedy, su convencimiento de que había habido una conspiración y su deseo, ya en agosto del 66, de ayudar a difundir la verdad.

Hay contexto, hay motivos y hay hechos que los apoyan.

En su entrevista para Playboy de 1980 tenemos a John admitiendo que el LSD fue un invento de la CIA para controlar a la gente, lo que supone una prueba de que John tenía muy presentes esos experimentos de los servicios secretos, aunque no apuntaría a la relación de estos con la muerte de Paul.

Y es que en las canciones de los Beatles notamos pena, duelo, nostalgia, mala conciencia e incluso rabia. Está claro que echan de menos a «alguien» y que todos ellos, tarde o temprano, se arrepintieron de «algo». Con todo esto la teoría de la muerte estaría ampliamente argumentada. Pero, ¿y la del asesinato?

Aparte de la lógica y del contexto descrito, hemos encontrado algunas posibles evidencias, dentro del material Beatle, que apuntarían a esta teoría.

 

El backwards de Revolution 9

Como ya he señalado varias veces, este recurso de grabar los audios al revés no es ningún mito y está ampliamente reconocido por muchos artistas, incluidos los Beatles. Fue el famoso «turn me on dead man» (number nine) el que dio el pistoletazo de salida al rumor PID, pero en esta composición hay más frases que se pueden escuchar en backwards que han sido pasadas por alto o directamente malinterpretadas.

Entre los sonidos reconocidos encontramos: cantos religiosos precedidos por la palabra «aleluya», gritos de dolor, llantos, una hoguera, sonidos de pisadas sobre hojas secas, sirenas de policía, el tic-tac de un reloj, un bebé y, lo más importante: un loop de piano, que suena en su versión original, demostrando que esta pieza estaba concebida para ser escuchada al revés.

Entre los mensajes (que, por ser más subjetivos y estar sujetos a interpretación, es mejor contrastar con el audio) parecen escucharse, entre otros, el nombre «Paul» de forma recurrente, la palabra «substitute» en una ocasión y lo fundamental: una voz que repite gritando: «Let me out» (dejadme salir). También, al principio, podemos escuchar «take him out» (sacadle) y «take him home» (llevadle a casa).

Aquí os dejo un video del backwards para que podáis hacer vuestra propia interpretación. No os recomiendo escucharlo si es por la noche y estáis solos en casa.

Escuchado de manera general parece encajar con la teoría expuesta en el 60if. Sin embargo, no me parece totalmente decisivo, salvo por la frase, «dejadme salir», que apunta más a alguien que está suplicando que le liberen de un encierro premeditado que a alguien que está atrapado en un coche, especialmente si atendemos a la teoría del accidente, que aseguraba que Paul habría quedado decapitado inmediatamente después del choque.

Es importante señalar que esta canción fue montada por John sin la presencia en la sala de grabación de nadie más, a excepción de George Harrison en algún momento puntual (de hecho se percibe su voz en alguna frase). Asimismo, se sabe que una de las discusiones más acaloradas que tuvieron John y Faul en el estudio fue porque este no quería que Lennon la incluyera en el White Album.

Revolution 9 fue una imagen inconsciente de lo que realmente creo que sucederá cuando suceda, como el dibujo de una revolución. Todo estaba hecho con bucles. Tenía unos 30 bucles en marcha, y los introduje en una pista básica. Cogía cintas clásicas, subía las escaleras y las cortaba en pedazos, poniéndolas al revés y cosas así, para conseguir los efectos de sonido. Una de ellas er la voz de un ingeniero que decía: «Esta es la serie de pruebas EMI número nueve». Corté lo que sea que dijo y lo numeré nueve veces. Nueve resultó ser mi cumpleaños, mi número de la suerte y todo eso. No me había dado cuenta: era tan graciosa la voz que decía «número nueve», era como un chiste, trayendo el número nueve todo el tiempo, eso es todo lo que era.


I am the Walrus

Remito al artículo sobre ella y recalco esos versos del Rey Lear que aparecen solapados con la música del final, y que hablan del asesinato de Oswald:

¡Me mataste, vil esclavo!


While my guitar

Y, continuando en la línea de argumentar sobre operaciones secretas, y por lo tanto la conspiración, tenemos este tema que dice lo siguiente:

No sé cómo, alguien os controló
Os compraron y vendieron.


Steel and Glass

Que enlaza con la frase de John en su canción autobiográfica:

Tu portavoz grazna mientras extiende tus mentiras
Pero no puedes mover los hilos
Cuando tienes las manos atadas.

A lo largo de estos años he mostrado otros ejemplos parecidos que, si bien no demuestran explícitamente un secuestro y asesinato, su significado sí implica manipulación por parte de alguien y el sentimiento de estar atrapados, algo que no encaja con la teoría del hecho fortuito (un accidente) y la decisión libre de ocultarlo.

 

LA FECHA

La lógica indica, en función del timeline que he mostrado y la aparición de Faul en Kenya con Mal Evans a finales de octubre (más esa fiesta a la que fue «vestido de árabe») que la muerte tuvo que producirse en un margen que va desde mediados de septiembre a principios de octubre (como muy tarde, pues William ya está casi listo este mes).

La fecha a la que hemos apuntado siempre, al margen incluso del 60if, es el 11 de septiembre para el secuestro y el 12 para el fallecimiento. Más adelante ofreceré un timeline «no oficial», de lo que pudo pasar y explicaré por qué estos días son los más verosímiles. Pero, ¿qué más evidencias apoyan esta teoría?

En primer lugar, las pistas que parecen apuntar a esa fecha:


El bombo de Sargent Pepper’s

Bombo

Una de las más antiguas y reconocidas. Sin embargo, fue interpretada erróneamente al considerar el formato de fecha norteamericano en lugar del británico. Fue por ello que durante años se creyó que Paul podría haber muerto el 9 de noviembre, ya que los norteamericanos colocan primero el mes y después el día. Sin embargo, si la leemos al modo británico, quedaría 11 de septiembre, cuadrando con el timeline y los hechos conocidos.

 

La tumba de Free as a bird

free as a bird tumba

Una tumba (que pretende ser un homenaje a la canción Eleanor Rigby) que, en la línea de la que vimos en Yellow Submarine, parece tener también un mensaje: 12 de septiembre.


Manuscrito de Yellow Submarine

En un lote de material de Lee Minoff, guionista de la película, subastado por internet, estaba incluido un documento datado el 11 de septiembre de 1966, siendo que el concepto de la película no surgió hasta marzo del 67. Más información en el artículo sobre la


Hechos oficiales

A continuación, algunos hechos, contrastados en biografías, de ciertos movimientos interesantes acontecidos en esta fecha, pero en años posteriores:

-1967

La película Magical Mystery Tour comenzó el 11 de septiembre de 1967. Y no por casualidad, sino que fue John el que se empeñó en retrasar el inicio del rodaje hasta ese día en contra de los deseos de Faul, que insistía en empezar ya el día 1.

-1968

Los días 11, 12 y 13 de septiembre se graba en Abbey Road la canción Glass Onion, cuya frase «os voy a dar una pista a todos vosotros, la morsa era Paul», como ya sabemos, fue clave en la teoría del PID.

-1969

El 12 de septiembre de este año John, precipitadamente, decide tomar parte en el concierto en Toronto que se celebraría al día siguiente, teniendo para ello que movilizar a contrarreloj a mucha gente. Igualmente, ese mismo día, y tal y como le dijo a Allen Klein durante el viaje en avión, tomó la decisión de abandonar la banda. Esto coincide con la aparición del rumor en los medios de comunicación, empezando por la publicación, el día 17 de septiembre, sólo cuatro días después del concierto, del primer artículo que decía abiertamente que Paul estaba muerto.

-1970

A mediados de septiembre George participa en la canción de Derek and the Dominos «Tell the truth». Consta como escrita por Bobby Whitlock, pero Eric Clapton incluye la última estrofa:

Escucha lo que te digo, porque cada palabra es verdad
Sabes que yo nunca te contaría una mentira
Tu tiempo se acerca, será pronto, chico.

EL TEXTO DEL 60IF

Lo primero que hay que recordar es que aquellas personas que estaban ahí cuando esta web salió a la luz insisten en decir que dicha página fue modificada al menos dos veces tras su aparición, haciendo que se perdiera la primera versión, de manera que el texto que tenemos ahora no es el original.

El problema es que, al no disponer de constancia gráfica de aquel primer relato, no podemos saber en qué medida se manipuló, si se añadieron datos o se eliminaron. Esto hace muy difícil el análisis porque, ¿sobre qué estamos trabajando, sobre una alteración total y por lo tanto un texto completamente falso o quedó algo del relato primigenio?

Eso es lo que vamos a tratar de averiguar.

NOTA DEL WEBMASTER: Lo siguiente es una confesión, en su lecho de muerte, de George Harrison, respecto a algunos macabros y perturbadores hechos sobre Paul McCartney y los Beatles. Obviamente, debido a la naturaleza de esta información, no puedo revelar mi nombre, ni puedo deciros cómo llegó a mis manos esta confesión escrita. Lo más importante que hay que destacar es que George, específicamente, solicitó que esta información fuera publicada en el momento del cumpleaños del auténtico Paul McCartney, el 18 de junio de este año, el día en que Paul habría cumplido 60… SI hubiera estado vivo.

Bien, primer hecho que habría que cuestionar: George está a punto de morir, quiere contar la verdad, pero no sólo para sacarla de su alma y quedar en paz, sino para que esta información sea difundida.

Siendo así, ¿habría propuesto que se publicara vía internet? ¿No habría sido mejor publicar el documento escrito y firmado por él, para que con una prueba grafológica se pudiera verificar, sin ninguna duda, su autoría? ¿No podría haber aportado otras evidencias, como fotos, documentos o alguna información sobre el pasado del sustituto? ¿Por qué esta forma tan arriesgada y poco ortodoxa de sacar a la luz un asunto de tanta relevancia?

La única hipótesis a favor de esto es que se hubiera tratado de una decisión tomada en el último momento, de forma precipitada, sin haber tenido tiempo de preparar nada. Aparte de que, conociendo cómo funciona el mundo, a pocos medios de comunicación habría sido posible enviar esto, ya que todos están controlados y manipulados, y jamás se habrían prestado a tomar parte en semejante revelación. Internet en aquel momento estaba comenzando su gran expansión, llegando a todos los hogares, sin apenas control ni censura.

También es posible que George no quisiera que se descubriera que él había facilitado la información, por miedo a represalias contra su familia. Sin embargo, en mi opinión, sigue resultando extraño.

Y hay un dato todavía más importante: «lecho de muerte». George murió en casa de Faul. ¿Iba a arriesgarse planear todo esto con Faul allí? ¿Acaso no se enteraría de lo que estaba pasando? ¿O no fue en casa de Faul, sino días antes, cuando permaneció en el Staten Island Hospital de Nueva York? El mismo sitio donde Ringo lo visitó por última vez.

Domingo, 11 de septiembre de 1966, por la tarde.

Brian y Paul volvían de su viaje muy alegres. Estaba siendo una época estupenda. Después de la famosa frase de John que había instigado la tormenta mundial en contra de los Beatles, todo parecía volver a su estado normal.

Paul había tenido una repentina explosión de extraordinaria creatividad después de un corto periodo de tiempo, y las cosas pintaban bien.

La fecha concuerda, como hemos visto. De hecho, hasta el momento no había habido ninguna otra fuente que planteara la posibilidad de que la muerte se hubiera producido en septiembre. Sin embargo, como es obvio, todos los datos que he mostrado y que la apoyan sí eran conocidos, y bien podrían haber sido descubiertos por un investigador del caso.

Aparte, aquí se habla de «viaje». Paul no había estado de viaje, pues como sabemos permaneció en Londres y asistió a la entrega de premios de Melody Maker. ¿De qué viaje estaría hablando?

Los estudiosos del 60if afirmaron que era Brian el que volvía de viaje; habría estado en Estados Unidos durante unos días y Paul había ido a buscarle al aeropuerto. En principio, no hay constancia de tal hecho, pero en una cronología oficial, hallada en la web http://www.dmbeatles.com/history.php?year=1967, encontramos esta entrada:

Sept 11: Day of the eventual end of Brian’s stay at the Waldorf Towers, New York, during his planned trip to North America.
11 de septiembre: Día del final de la estancia de Brian en las Torres Waldorf, Nueva York, durante su viaje planificado a Norteamérica.

Un viaje a Estados Unidos de Brian en septiembre del 67. Pero en esa fecha Brian Epstein, oficialmente, había fallecido ya, por lo que este dato está equivocado. Y sin embargo sí concordaría si lo adelantamos un año y lo situamos en el 66.

Este dato no aparece en ninguna biografía ni esta web existía en el momento de publicarse el 60if.

Había sido un día lluvioso típico en aquella estación.

Este dato se puede contrastar fácilmente. Informe meteorológico de Londres en septiembre del 66:

Húmedo y bastante caluroso con un número de días soleados más alto que la media.

El clima atlántico trajo momentos de lluvias, pero hubo también periodos de sol y temperaturas más altas de lo normal. Desde el 5 hasta el 7, las máximas al mediodía estuvieron por encima de los 22 grados.

Desde el día 11 hasta el 14 fue un periodo bastante inestable con borrascas moviéndose en dirección este desde Escocia e Irlanda. El día 11 fue nuboso y húmedo, y la lluvia pasó a ser prolongada y fuerte durante la noche. La lluvia se convirtió en torrencial el día 13 aunque con algunos periodos de sol, alcanzando varias zonas del oeste, continuando hasta bien entrada la noche del día 14.

Del 15 al 30 no hubo lluvias, y aunque fue más frío y bastante nuboso al principio, el sol regresó y las temperaturas subieron.

http://www.london-weather.eu/article.105.html

Aunque parezca un detalle irrelevante, el 60if está acertado. En septiembre del 66 llovió en Inglaterra, pero sólo desde los días 11 al 14. ¿Puede ser que acertara de casualidad, deduciendo que en Londres suele llover bastante? Porque resulta mucho más difícil creer que alguien tuviera acceso en aquel tiempo a este tipo de información, que ahora sí se puede encontrar en varias páginas web, pero que entonces todavía no existían.

En un cruce normalmente tranquilo, una furgoneta se cruzó en la carretera, bloqueando el coche en el que iban Brian y Paul. El coche no pudo parar a tiempo y golpeó la furgoneta, pero no de forma lo suficientemente seria como para causar un daño importante.

Punto número uno, la furgoneta: en el vídeo Free as a bird, si recordamos la secuencia del «accidente»:

furgoneta free as a bird

Hay una furgoneta negra cruzándose en el camino del coche.

Obviamente, esta imagen también la podría haber visto el autor del 60if y haberse basado en ella para crear su historia.

Punto número dos: el choque. Recientemente pude ver un documental italiano llamado «Misterio: Las pruebas de la muerte de Paul McCartney», en el que la presentadora del programa, tratando de confirmar la hipótesis del accidente, hablaba con un restaurador de vehículos que había reparado en su momento un supuesto Aston Martin que había pertenecido a Paul McCartney.

Antes de seguir, quisiera comentar que el «misterio» del coche de Paul todavía no ha sido esclarecido, y habrá que volver a él más adelante. Hay reportes de ambos modelos, como si Paul hubiera tenido los dos. Eso sí, de haber tenido un DB5 no hay constancia gráfica (es decir, fotos o vídeos), aunque sí parece haber registro de compra, y desde luego el coche con el que vemos a Faul en el 66 es ya un DB6, siendo que Barry Miles insiste, una y otra vez, en nombrar el DB5.

El caso es que el coche que revisó este mecánico sí era un DB5 azul en cuya ficha se refleja a Paul como primer propietario:

db5 mecánico

El informe del mecánico decía que este coche había sufrido un golpe frontal, pero en ningún caso tan grave como para apuntar a un accidente mortal.

Esto hizo que la presentadora esbozara una mueca de fastidio al darse cuenta de que esto echaba por tierra la única teoría que ella manejaba: el choque fatal.

Pero se da la circunstancia de que apoya totalmente lo expuesto por el 60if. Y esto sí que no lo podían saber en 2002, puesto que este informe se hizo diez años después.

Ellos esperaban discutir lo que había ocurrido con los ocupantes del otro vehículo, pero en lugar de eso unos hombres vestidos de negro salieron de la furgoneta y cogieron a Brian, Paul y una de las chicas que casualmente estaban con ellos en ese momento, y los forzaron a entrar en otro coche que había aparecido en ese intervalo. La segunda chica, sin embargo, tuvo la presencia de ánimo suficiente como para huir.

Bien, aquí es donde se explican las circunstancias del supuesto secuestro, introducidos a la fuerza en un coche.

La mañana siguiente, sin saber qué había pasado, intentamos llamar a Brian y a Paul, pero extrañamente no pudimos contactar con ellos. Volvimos sobre sus pasos a través de nuestros amigos comunes, pero nadie los había visto ni había oído nada de ellos. Estuvimos al teléfono todo el día.

Al día siguiente la policía nos telefoneó para decirnos que tenían a una chica con ellos confirmando que Brian y Paul habían sido secuestrados. Ringo fue el primero en llegar al lugar donde el secuestro había tenido lugar; los vehículos estaban vacíos. La chica nos contó lo que había sucedido.

La presencia de esta chica también se puede ver en la misma secuencia de antes del vídeo Free as a bird. Muy conmocionada y siendo atendida por la gente. Pero lo mismo que lo hemos visto nosotros pudo haberlo visto cualquiera en 2002.

Caímos en un estado de pánico. John se puso histérico y no sabíamos qué pensar o qué hacer.

Según el timeline oficial, John estaba en Alemania en este momento. Había llegado allí el día 5 y no fue hasta el 15 cuando viajó con Neil Aspinall desde Hamburgo hasta París. Claro que Neil asegura que fue para encontrarse allí con «Paul», que a la vez estaba ofreciendo un concierto con una jarra de cerveza y un radiador en Londres. ¿Qué más fuentes confirman que John Lennon estuviera hasta el día 15 en Alemania? No hay, tendríamos que fiarnos de la palabra de Neil.

Esto es algo que no concuerda, por lo tanto, con los datos oficiales. Sin embargo, sí es posible que John, teniendo en cuenta las circunstancias, hubiera viajado a Londres aquel día. Y también resultaría lógico que este viaje repentino no se hubiera reportado en ninguna cronología. En el timeline no oficial volveré a ello.

Pero fuimos capaces de evitar que la historia apareciera en los periódicos del miércoles gracias a algunos contactos nuestros. Habíamos contactado con el servicio de inteligencia quienes comprendieron la gravedad de la situación y las ramificaciones sociales si salía una palabra de allí.

Los periódicos del miércoles. Según el relato, el secuestro se habría producido hacía dos días, e impidieron que saliera la noticia al día siguiente de encontrar el coche.

Pero dudo mucho que ellos contactaran con el servicio secreto, más bien yo apuntaría a lo contrario, que fue el MI5 el que acudió a ellos para evitar que contaran nada.

Nos dijeron que ellos se encargarían de todo. Lo que teníamos que hacer era continuar con nuestra rutina diaria y mantener todas nuestras citas de negocios que tuviéramos ya preparadas. Esperábamos que los secuestradores nos contactaran para pedir un rescate o algo así. El tiempo pasó y nada sucedió. Cuantos más días pasaban, nuestra aprensión crecía.

Hasta aquí, un relato coherente, preciso y bien redactado, así como muy verosímil teniendo en cuenta los datos contrastados con el timeline.

Pero a partir de este momento, el 60if cambia de tono. La expresión se torna más ligera, rápida y entrecortada en algunos momentos, hasta el punto de que hay frases que gramaticalmente no concuerdan con el inglés pulido y sobrio que habíamos encontrado hasta ahora. Igualmente, se cambia de primera a tercera persona repentinamente en algunos fragmentos.

Fue el estúpido martes sangriento de la semana siguiente cuando recibimos la llamada, pero no la que habíamos estado esperando. Nos avisaron para que fuéramos a identificar el cuerpo de Paul. En aquel momento John estaba en París y George en la India. Ambos volvieron inmediatamente a casa. Paul había sido encontrado al pie de una colina, a poca distancia de un Volkswagen blanco.

Analicemos por partes:

Ese «martes sangriento» nos llevaría al día 20 de septiembre. Muy dudoso, a juzgar por los hechos que conocemos. Más adelante, en el timeline «no oficial», explicaré mejor por qué no creo que esta fecha sea acertada.

Hay un cambio a tercera persona, para indicar que George estaba en La India. Los estudiosos del 60if defienden esto argumentando que, al haber sido redactado por otra persona según lo que le había contado George, posiblemente de forma precipitada, no tiene en cuenta el detalle e incluye su visión para aclarar algún punto de la historia.

A mí, personalmente, me parece sospechoso.

Paul encontrado al pie de una colina, la cual es un elemento recurrente en esta historia. Aparece en Yellow Submarine, por ejemplo, y también en el libreto de Magical Mystery Tour, en la tan conocida imagen:

índice

Que, si bien estuvo a mano también de quien quiera que escribiera el 60if para tomarlo como pista, en sí es un detalle que no tiene demasiada explicación, porque la mano de Faul (mostrándose como el idiota sobre la colina de la canción), tiene la forma, sin ninguna duda, de un cuerpo humano tendido al pie del montículo.

El Volkswagen blanco. ¿Se está haciendo referencia al Volkswagen Beetle de la portada de Abbey Road? ¿Se tomó este elemento de este álbum o realmente fue así?

Él estaba en un estado espantoso. Llevaba muerto un tiempo y las bestias habían empezado a comerle; sus labios tenían el aspecto de haber sido desgarrados por algún animal. El lado izquierdo de su rostro había sido desgarrado y la totalidad de su oreja había sido mordida. Aquellos miserables habían intentado quemarle para eliminar las pruebas, pero sólo habían conseguido hacer arder las piernas antes de que la lluvia apagara el fuego.

En esta última frase la gramática es demencial, no parece ni que lo haya escrito un inglés.

Pero, por otra parte, como hemos visto, el hecho de que la lluvia hubiera apagado ese supuesto fuego concuerda perfectamente, porque ya sabemos que los días 11, 12 y 13 llovió intensamente en Inglaterra.

Esta descripción del estado en el que se encontraba Paul, en especial su rostro, podría haberse sacado del famoso fotograma del vídeo Free as a bird:

careto de Paul free as a bird

Que para muchos sigue sin estar clara, pues podría tratarse de un reflejo de los árboles en el cristal. Y sin embargo, qué curioso que el reflejo parezca una cara desfigurada, sin oreja ni labios, y que este aparezca justo en la secuencia del choque con la furgoneta.

En la portada del álbum Anthology 2 podemos encontrar la siguiente imagen, que comparada con la anterior resultan de una similitud pasmosa.

Anthology 2 Free as a bird face

¿Puede ser casualidad que un reflejo en los árboles sea tan parecido a esto? Lo cual avalaría la pista de Free as a bird e, igualmente, la teoría expuesta por el 60if.

Asimismo, tenemos este fotograma del vídeo de A day in the life.

Secuencia labios a day in the life

Cuando llegamos allí había una línea de oficiales de policía bloqueándonos el paso mientras un montón de hombres vestidos de civiles estaban recogiendo material para la investigación posterior. Eran tan ajenos a la tristeza que sentíamos que uno de ellos tuvo la audacia de exclamar, justo en frente del cuerpo muerto de Paul: «Mirad, parece una morsa». Bien, con sus dientes colgando fuera de sus labios comidos y una brillante oreja hinchada y goteando, él realmente parecía una morsa. John se enfrentó al hombre que había hablado tan insensiblemente y empezó a pelearse con él. Tuvo que ser empujado lejos mientras chillaba: «¡Yo… yo soy la morsa, no él, yo, yo, yo soy la morsa!».

Un relato tan bizarro que haría dudar al más pintado. Además son datos que podrían haber sido totalmente sacados de I am the Walrus, porque recordemos:

video 7
La fila de policías, acompañada de la frase: Unos pocos policías en una fila

Policemen in a row
Escena que se repite en Free as a bird

Ahora bien, aunque supongamos que el 60if es falso porque prácticamente basa toda la descripción de los hechos en estas fuentes, ¿por qué se repite en dos materiales oficiales de los Beatles la misma escena y el mismo concepto? ¿Por qué dos veces los policías en una fila?

La frase «Yo soy la morsa», seguida un año después de «La morsa era Paul» y las incongruentes explicaciones tanto de John como de Faul al respecto. ¿Por qué?

La inclusión de los versos del Rey Lear, que hablan de un asesinato, ¿por qué?

El coche blanco que cruza la cabeza de Faul, que fue colocado a propósito en esa secuencia y eliminado después. ¿Por qué?

La «sustancia amarilla» que salía goteando del ojo de un perro muerto, ¿por qué?

Y, por supuesto, el relato de Astrid Kirchherr cuando John se enteró de la muerte de Stuart, tirándose al suelo de risa, soltando frases incoherentes, hasta que rompió en un llanto enloquecido y del que tardó horas en recuperarse.

Brian fue encontrado dos días más tarde, en un coche que había sido empujado por un acantilado y posteriormente incendiado.

Es hora de hablar de Brian.

Lo primero que hay que aclarar es que esta afirmación del 60if es falsa, Brian Epstein no murió en septiembre del 66. La única forma de confirmarlo era, cómo no, usando la ciencia. Encargamos a un fonólogo que nos hiciera un estudio de la voz de Brian antes y después de esa fecha.

Para ello utilizó dos tomas de voz aislada y radial, lo más limpias posible. Tras el análisis el resultado fue categórico: se trataba de la misma persona.

Uno y otro

Durante años mucha gente ha dado crédito a la teoría de la muerte de Brian a la vez que Paul. Yo misma cometí ese error. ¿Por qué? Vamos a recordar brevemente algunos detalles de la cronología:

-Brian había sido detenido el 29 de agosto a causa de la denuncia de uno de sus amantes, que además contribuyó a que su condición de homosexual se hiciera pública y acrecentó los ataques de los sectores más conservadores de Estados Unidos.

-Según un diario Beatle oficial, Brian habría regresado de un viaje a USA un 11 de septiembre (pero es imposible que lo hiciera en el año en que lo situaban por estar oficialmente muerto).

-El día 13 se cancela un show que había sido organizado por él.

-El 15 se realiza una compra de un vehículo a nombre de Brian Epstein pero con una firma falsa.

-El día 26 se anuncia un ingreso en un hospital, oficialmente para un chequeo, pero posteriormente se dice que ha sufrido una sobredosis y debe permanecer allí varios días.

-El día 3 de octubre se ve «obligado» a hacer unas declaraciones en prensa negando la separación de los Beatles y aclarando que Paul está trabajando en una banda sonora, para mitigar los crecientes rumores. No hay aparición pública.

-El 10 de noviembre se produce la primera aparición de Epstein en dos meses, anunciando el fin de las giras.

-Tres días después se filtra la noticia de que los Beatles podrían haber propuesto a Allen Klein que les representase.

Resulta sospechoso todo este trajín y sobre todo la desaparición de Brian y sus oportunas intervenciones en los momentos adecuados.

Pero si sabemos que Brian siempre fue Brian, ¿cómo lo explicamos? Tendremos que recurrir de nuevo a la ciencia.

El experto fonólogo nos indicó que en la segunda toma analizada (de marzo del 67) Brian mostraba indicios de estar bajo los efectos de algún tipo de sedante, posiblemente barbitúricos, y que su tono denotaba una profunda depresión.

La cancelación del show organizado por Brian el día 13 de septiembre apunta a que algo terrible e inesperado había sucedido. Su posterior ingreso podría indicar un estado de nervios alterado que le indujo a tomar sedantes. Y lo expuesto por el fonólogo nos confirmaría que, lo que fuera que le sucediese a Brian en septiembre, le produjo una fuerte depresión que se prolongó durante meses.

Una depresión que lo incapacitaría para llevar a cabo sus tareas como representante de los Beatles y que provocaría que George y Ringo buscaran un sustituto.

Esto podría haber sido la muerte de Paul o que parte del texto del 60if sea cierto y Brian fuera víctima de secuestro o incluso testigo de su muerte, para después ser liberado. Habría que eliminar de la ecuación el coche que cayó por el acantilado.

Por otra parte, aquí aparece por primera vez el acantilado. No especifica el lugar concreto, ni tampoco lo había hecho en el caso de Paul, más allá de decir que había sido al pie de una colina. Pero al hablar de acantilado están situando la aparición del cuerpo en una zona marítima. Es hora de hablar del posible escenario.

white album alternative
Este dibujo iba a ser la portada del Álbum Blanco hasta que finalmente se decidió dejarla vacía. Se atribuye de manera no oficial a Klaus Voorman, y su estilo corresponde con otros dibujos realizados por él en esa época (todos ellos con connotaciones y simbología claramente PID). Como vemos, la escena muestra un acantilado, un barco que navega solitario y unas caras en la pared de la montaña que supuestamente serían los Beatles. Sin embargo, son cinco los personajes retratados. El segundo tiene la cara desfigurada.
Al margen de lo intrigante que habría resultado para los fans ver a cinco Beatles y uno sin cara, tenemos que detenernos ahora en el faro.

Hay un faro también en la cara B del single de Terry Knight, que acompañaba a su Saint Paul, y que habla de un anciano que vivía en un faro. La canción se llamaba «The legend of William and Mary».

Los Beatles también tienen sus propios faros, aparte del de la portada del WA. Uno de ellos es este, aparecido en el vídeo Free as a bird:

helter skelter

Pero el que realmente llama la atención en toda esta historia es el siguiente:

plymouth
Son los Beatles, con Faul, durante el rodaje de la película Magical Mystery Tour, en la villa de Plymouth, situada al suroeste de Inglaterra.

Sabemos que esta película comenzó a grabarse exactamente el día 11 de septiembre. El autobús circuló en dirección oeste, hasta llegar a este punto, final del recorrido, desde donde retornaron a Londres. Se detuvieron en este emplazamiento para atender a la prensa y hacerse fotos con el faro de fondo.

Plymouth forma parte de un conjunto de pueblos costeros. La orografía del terreno es muy accidentada, en todos ellos hay grandes acantilados, y en no pocos hay un faro.

Tenemos varios faros en esta historia y el texto del 60if hablando de un cuerpo aparecido al pie de un acantilado. Para que haya un acantilado tiene que haber mar. Y para que haya mar, acantilados y además un faro, hay que bajar hasta la costa sur de Inglaterra. A un lugar como Plymouth.

Sin embargo, estamos hablando de una zona turística y un enclave además bastante transitado. Es difícil creer que iban a arriesgarse tanto a dejar un cadáver en un lugar como este. No es el único faro que hay por esta zona y el número se amplía si tenemos en cuenta la costa francesa cercana, que cuenta también con este tipo de estructuras, y además es mucho más solitaria.

Nos dimos cuenta con desesperación de que Paul, Brian y los Beatles habían desaparecido. Pero nuestra ira nos hizo pensar: no íbamos a parar, no nos íbamos a rendir. Paul había dejado mucho material que todavía no había sido publicado. Llegamos a un acuerdo: nadie tenía que saberlo y Paul podía ser mantenido vivo todavía. La única cuestión era cómo.

Inverosímil, al menos desde mi punto de vista. En un momento así uno no se pone a pensar en el futuro del grupo. Se insinúa además que la idea de ocultar el hecho vino de ellos mismos, algo que tampoco resulta creíble.

Se anunció a la prensa que los Beatles no deseaban tocar más conciertos y que sólo trabajarían en el estudio, lo cual nos dio un poco de aire para respirar. Se nos sugirió, desde el mismo departamento del Servicio de Inteligencia, lo que debíamos hacer: ellos tenían a su disposición, en sus laboratorios secretos, cirujanos plásticos con las habilidades técnicas para recrear dobles perfectos, pero a cambio de su ayuda teníamos que mantenernos callados sobre lo que había sucedido; la pena por negarnos a permanecer en silencio era la muerte.

Peor aún. Contradictorio con su propia historia. ¿Se les ocurre a ellos la idea de ocultar la muerte de Paul, el MI5 les ofrece ayuda y luego les amenaza con la muerte si hablan? Por otra parte, la frase «they had in their secrets labs at their disposal cosmetic surgeons…» tiene un orden gramaticalmente posible, pero no muy acertado. Algunos investigadores del 60if argumentan que podría haberlo escrito un amigo de George proveniente de La India, y de ahí los fallos. Yo, con toda sinceridad, no lo veo claro. Más si en otros fragmentos del texto el inglés es perfecto.

Encontramos un hombre parecido a Brian y unos pocos aspirantes a Paul, pero el principal problema era encontrar uno con la voz lo más parecida posible. Tuvimos que seleccionar un número de imitadores (y fueron muchos en aquel momento) y seleccionar uno con una cara compatible con la de Paul.

Dejando a un lado el tema de Brian, este párrafo resulta incoherente: primero dice que tenían «unos pocos aspirantes a Paul» y luego dice que eran muchos.

Además, todo esto está dando a entender que la idea de la sustitución surgió de forma imprevista y precipitada. Encontrar a un doble convincente es dificilísimo, pero hacerlo en tan poco tiempo es casi imposible.

Tenemos una trama que venía tomando forma desde principios del 65. Tenemos todos los hechos acontecidos a principios del 66 (la revista Longhairtimes, la controversia generada, maniobras que alteraban los ánimos del público). Tenemos un archivo del FBI a nombre de los Beatles, en el cual hay documentos que apuntan a un seguimiento para evaluar su influencia en la juventud. Tenemos la actitud de Paul ante el LSD (que cambia drásticamente, según la historia oficial, en el 67) y sus declaraciones en contra de usar su fama para decirles a los fans qué hacer.

Y esta parte del 60if nos está diciendo que, de repente, tras la muerte de Paul, y sin tratar de esclarecer los hechos, se les ocurre empezar a llamar a decenas de candidatos para sustituirle porque lo que más les importaba era la banda.

Se lo comunican al MI5, quienes lo consideran una idea estupenda y, en un alarde de «bondad», les ofrecen su inestimable ayuda, a cambio de que no hablen o los matan a todos.

La palabra «desinformación» está empezando a cruzar mi mente, pero mejor espero a las conclusiones finales.

Encontramos a un chico con una preciosa voz que era capaz de imitar a Paul de una forma convincente, pero su cara presentaba problemas que no eran compatibles con la cirugía plástica necesaria.

Esto ya es otra cosa. Por supuesto, las conclusiones del Profesor Truby en cuanto a las tres voces correspondientes a McCartney ya se conocían, y podrían haber tratado de darle una explicación en el 60if. Pero está claro que la conclusión es buena y se ha podido ver confirmada con otros datos.

Eso sí, ¿por qué no decir más de ese chico de bonita voz si se conocía el dato? ¿O por qué, si era algo inventado, no ofrecer alguna hipótesis? Alguien que supuestamente se ha documentado tanto como para ofrecer una información tan buena en otros aspectos habría podido investigar sobre esa tercera voz.

Sin embargo, decidimos usarlo para completar las canciones del álbum que estaba actualmente en preparación para que pudiera ser publicado tan pronto como fuera posible, y así desviar las sospechas y rumores que habían empezado a acosarnos. Cuando habíamos renunciado ya, el hombre correcto fue encontrado.

Incoherente con el orden de los acontecimientos. El álbum Sargent Pepper’s comenzó a prepararse a finales de noviembre del 66. Faul llevaba ya por ahí al menos un mes y medio.

Mi hipótesis es que Faul estaba listo antes de que encontrasen a la tercera voz, y no como se expone aquí.

Su nombre era William Sheppard y había sido anteriormente un oficial de policía de Ontario.

Obviamente, el apellido del sustituto no concuerda con el que nosotros manejamos, que está además apoyado por otros indicios. No es el momento todavía de exponer los datos que tenemos sobre el posible pasado de Faul, pues es una información tan importante que necesita ser bien contrastada, y eso no se puede hacer por internet. Pero tenemos una fuente que confirmaría el apellido Campbell y su trabajo en la Policía Provincial de Ontario con el cargo de Sargento.

Él también era un músico, que estaba familiarizado con la música de los Beatles y además era aficionado a ella. Tenía una bonita voz pero la calidad de su imitación de Paul no era tan buena como la del chico que ya estaba trabajando con nosotros. Sin embargo, su cara presentaba una increíble compatibilidad en cuanto al perfil y la mandíbula, dos factores clave en determinar el candidato correcto que los cirujanos plásticos podían usar.

El perfil puede ser, pero la mandíbula es discutible. Según Carlesi y Gavazzeni, Faul tenía una línea mandibular diferente a la de Paul, con un trazado de curva distinto. Además, según hemos podido apreciar en varias fotografías, la parte inferior de la barbilla solía cambiar según la época.

A pesar de ello, había un cierto número de diferencias:

Paul era hipermétrope.
Bill era miope.

Dato correcto, en tanto vemos a Paul usando gafas en el estudio, con unas lentes que no producen el efecto de «ojos empequeñecidos», y por lo tanto para facilitar la visión de cerca. De Faul no tenemos evidencia del uso de gafas de forma continuada (alguna fotografía puntual), pero sí de lentes de contacto, a juzgar por el cambio del color de los ojos y la escena de la grabación de I am the walrus en la que hace el gesto de acomodarse las lentillas.

Paul tenía el pelo que creía naturalmente de izquierda a derecha.
Bill tenía (tiene) el pelo que crecía naturalmente de derecha a izquierda.

Cierto también.

Paul tenía la cara redonda
Bill tenía la cara alargada.

Paul era zurdo
Bill era diestro.

Obvias ambas cosas. Pero tanto para nosotros como para cualquiera que haya analizado mínimamente las fotos de Paul y Faul.

En una ironía del destino, los «sustitutos» habían invertido sus alturas: el sustituto de Paul era más alto que el de Brian, que era más bajo. Por esto, ellos sugirieron trucos que pusimos en práctica cuando éramos filmados juntos.

En algunos casos no les salieron muy bien, pero en fin…

De Brian no es necesario decir nada.

Cuando Bill estaba en la policía era apodado (jugando con su apellido) «Sgt. Pepper» porque le gustaba beber y su nariz, un poco redondeada, estaba a menudo roja.

Lo de «jugando con su apellido» no termino de entenderlo, salvo que se insista en que se llamaba «Sheppard» que, fonéticamente y echándole imaginación, podría sonar a «Pepper». Curioso que tengamos una confirmación del cargo de Sargento de nuevo.

Y ahora voy a compartir esto:

manitoba

Extracto del periódico policial de Manitoba, Canadá, 30 de mayo de 1963:

«William Campbell fue condenado el miércoles a una semana de suspensión de empleo y sueldo en el Tribunal de la Policía de la ciudad, después de haber sido encontrado «borracho y en muy mal estado» el martes por la noche, según dijo el Fiscal de lo Penal».

Sargentos William Campbell sólo ha habido uno en la Policía de Ontario. Sheppard no. Y a este Sargento Campbell, además, le gustaba mucho beber. Este dato es imposible que estuviera en poder de aquel que escribiera el 60if.

Después de la cirugía plástica John le puso a Bill el apodo de «Faul». Nuestra presentación de Faul fue el himno nacional del comienzo de All you need is love, y Sgt. Pepper fue el primer álbum con fotos de Faul, aunque tuvieron que ser retocadas.

Bastante obvio todo. La invención por parte de John del apodo lo creo, simplemente es algo de su estilo. Lo del himno es curioso, siendo que la presentación está claro que se hizo en la misma canción Sargent Pepper’s.

Esta portada está llena de mensajes. Muchos de los que habéis descubierto son ciertos, otros no, otros han sido malinterpretados.

Uno de los más importantes es «Welcome The Rolling Stones», escrito con sangre. Nosotros no teníamos noticias sobre quien había asesinado a John (*error gramatical grande en la original) y John estaba seguro de que su asesino había sido contratado por los Rolling Stones, ya que ellos eran bien conocidos como delincuentes.

No me lo creo. Los Stones no eran tan conocidos como delincuentes y John, al igual que el resto de los Beatles, siempre tuvo una buena relación con la banda. Además, Lennon no era tan simple como para creer que, si el MI5 había estado implicado, era porque los Stones habían sido los organizadores de todo.

La multitud está formada por aquellos que Paul habría querido en su funeral.

Inverosímil. En el collage hay personajes que dudo que Paul quisiera que hubieran estado presentes en esa situación. Pongo como ejemplo a Aleister Crowley. Aparte, hay gurús indios del estilo de George y otras personalidades como Karl Marx, más de Lennon.

Los siguientes hechos son ciertos:

En la última fila de flores se escribió la palabra «Paul?»

Esa es una sospecha que siempre ha habido, pero para mí es infinitamente más importante el hecho de que esas flores amarillas parezcan un bajo para zurdos, al que le falta una cuerda, y que además fue reconocido por Derek Taylor durante una entrevista por radio.

La banda había cambiado su nombre; ellos ya no se llamaban «The Beatles» sino solamente «Beatles».

beatles-white-album
Ya vemos que no es cierto. A no ser que se refiera sólo a la portada del Sargent Pepper’s. Por cierto, cambio a tercera persona de nuevo.

De forma más clara, había en el bombo unas palabras reflejadas: es la fecha de la desaparición de Paul y Brian: 1ONE IX (September 11).

He dejado el paréntesis en su versión original, para señalar que esa «aclaración» es americana: primero el mes y luego el día. Si hubiera sido escrito por ingleses y para ingleses, no habría hecho falta explicarlo.

Las referencias que habéis encontrado en la contraportada son todas correctas: George apunta a la última canción completa cantada por Paul: «She’s leaving home».

Esto sí que es interesante. Porque hasta entonces siempre se había asegurado que lo que George estaba señalando era la frase «Wednesday morning at five o’clock», y de ahí que muchos creyeran que esos eran el día y la hora del «accidente». Aún hoy encontramos páginas que insisten en ese punto. El 60if fue el primero en decir que esta era una canción cantada por Paul, algo que ha sido confirmado con los análisis posteriores.

Después de llevar un rato dando una serie de datos tremendamente obvios y conocidos por el entorno PID, hasta el punto de hacer sospechar poderosamente que el que los ha escrito se ha dedicado únicamente a recopilar pistas de álbumes, nos sorprende con esta información tan novedosa y que acabó por resultar cierta.

Faul tenía un aspecto más mayor que Paul y por eso, para confundir, todos nos dejamos crecer barbas y bigotes para parecer «un poco más mayores». A pesar de esto, Faul llevaba lentes de contacto para oscurecer su color verde natural de ojos. Eran bastante discretas, pero alguien se dio cuenta de que algo había cambiado: los cirujanos habían olvidado duplicar la pequeña hendidura en su barbilla.

Esto fue retocado en las fotos. También Faul tuvo que soportar otras sesiones de cirugía plástica con algunas mejoras aunque el resultado todavía no era perfecto. Los cirujanos alteraron su boca de nuevo: sus dientes y su barbilla fueron fuertemente reconstruidos, su nariz fue acortada y adelgazada, incluso sus manos fueron cambiadas de forma y las mejillas tuvieron que ser aumentadas con inyecciones de botulina de tiempo limitado, cuando estábamos en público o cuando nos tomaban alguna foto, porque su cara era también mucho más delgada que la de Paul.

Prácticamente todo esto se puede apreciar en las comparativas de Paul y Faul, incluso algunos datos fueron confirmados por el análisis de Carlesi y Gavazzeni, como es el tema de los dientes. Yo hubiera añadido que esas inyecciones de botox, aparte de en las mejillas (claramente apreciables en los vídeos de Hey Jude y Revolution) también iban destinadas a la parte superior de los ojos para levantar las cejas, y de ahí ese baile «arriba y abajo» que podíamos ver en el timeline de las caras de Faul.

A pesar de estas operaciones, hoy se pueden ver todavía los restos de una vieja cicatriz en la barbilla de Faul. La nariz no parece la misma en absoluto: la de Faul es más pequeña y no tiene la misma forma. Pero sobre todo, la distancia de los ojos es completamente diferente: en Paul era mucho mayor.

En este párrafo la gramática es terrible. Aparte de ello, el dato de la distancia interpupilar es erróneo, al menos desde el punto de vista del perito antropométrico Danielle Gullá que en su análisis de 2012, y en base a mediciones muy detalladas, demostró que la distancia era mayor en Faul en más de un centímetro.

Y el antiguo Faul -¿qué pasó con él? Es cierto: él es el que aparece en la foto de la parte de abajo a la izquierda del póster del White Album. Para desviar la sospecha la foto fue impresa a partir de una imagen reflejada. Faul, lentamente, aprendió a tocar zurdo y a cantar mejor.

Según el 60if, la foto del White Album originalmente habría sido así:

faulwa

El sustituto de Brian no pudo mantener el rol durante mucho tiempo: tuvimos que sacarle del panorama tan rápido como fue posible mientras trabajábamos en los aspectos legales de cómo manejar el material musical que Paul nos había dejado, y así nació Apple. Aquí John también quiso dejar una fuerte referencia a Paul: para «Apple Corp Ltd» léase «A Paul Corp Ltd».

Estoy en desacuerdo con la parte de Brian pero no con el juego de palabras de Apple-APaul, algo que ya hemos comentado anteriormente en algún artículo.

El viaje a La India fue nuestro intento de poner el alma de Paul dentro del cuerpo de Faul pero por supuesto no tuvo éxito; sí, lo sé, era una idea loca, pero estábamos prácticamente fuera de nuestros cabales a causa del dolor.

Esta historia, aunque pueda parecer una de las más bizarras narradas en el 60if, no lo es tanto. Tenemos algunas evidencias que apuntarían a que es cierto: el acercamiento y entusiasmo hacia el Maharisi, esa decepción que tuvieron en 1968 en Rishikesh y la forma precipitada con la que salieron de allí, la Jain Hand en la mano de Pattie… La desesperación puede hacer que una persona que agarre a un clavo ardiendo. Y George mismo parecía hacer alguna alusión a este hecho en su «Not Guilty».

Después de algún tiempo descubrimos que había sido Brian y NO Paul el principal objetivo de los secuestradores.

Sabemos que Brian, por su condición de judío y homosexual, era un blanco claro para ciertos grupos extremistas. Le habían amenazado y había sido detenido en agosto del 66, haciendo con ello pública su orientación sexual.

Este intento de apartar el foco de Paul para colocarlo sobre Brian podría ser un acto de contraconspiración para impedir que los fans siguieran haciéndose preguntas. Porque como ya sabemos, la pregunta peligrosa aquí es «¿por qué?» ya que nos lleva a descubrir la trama que había detrás.

Es mucho mejor para algunos que la gente piense: «ah, bueno, fue por Brian, ya está, punto y final».

A John, al principio, le gustaba el juego, pero mientras pasaba el tiempo el recuerdo de Paul sustituyó su felicidad y la idea de no dejar que los Beatles morir o permitir que aquellos que había matado a Brian y Paul ganasen. Sin que nosotros lo supiéramos, insertaba frases dentro de los temas en los que susurraba la verdad. Se arriesgaba a arruinarlo todo, pero las frases fueron reemplazadas en las siguientes copias de los álbumes. A pesar de ello John tuvo éxito, al publicar, con mucha astucia, el póster del White Album, cartel que en realidad es el «Libro blanco» de todo el asunto.

«Sin nosotros saberlo» es lo que más me choca de este párrafo. Imposible que George, Ringo e incluso Faul no estuvieran al tanto de lo que John estaba haciendo. Además, en canciones como While my guitar o Blue Jay Way es el propio George el que susurra mensajes sobre Paul.

También dudo mucho que el MI5 no se diera cuenta, o no se llamarían «servicios de inteligencia» (perdón por la broma). Porque si hasta los que no creen en el PID han reconocido la existencia de varias pistas, ellos tuvieron que haberlas cazado al vuelo. Más bien creo que las asumieron como algo necesario para impedir que todo el asunto se les fuera de las manos.

Cuando todo el material dejado por Paul estuvo publicado John no encontraba ninguna razón para continuar con The Beatles…

Ojo porque esto nos llevaría a tener que confirmar si en los últimos álbumes había alguna canción de Paul, algo que tenemos pendiente, debido al poco material que tenemos de algunos temas.

Pero él no quería dejarlo del todo hasta que hubiera insertado todas las pistas en las canciones, de forma que todo lo que había pasado pudiera ser reconstruido. Aparte, se suponía que el final del rol de Faul debía coincidir con el final de los Beatles, pero Faul no respetó el contrato que había hecho y, sintiéndose fuertemente protegido por el Servicio Secreto, publicó su primer álbum en solitario que había sido en realidad preparado por otros músicos.

Esto sí resulta verosímil viendo el comportamiento de Faul, que paulatinamente se fue intentando imponer al resto de la banda.

Así que estuvimos tentados, en el último álbum, de revelar la verdad, pero los mánagers corporativos y los abogados lo impidieron. La referencia «28if» en la matrícula del Volkswagen (*en el original el nombre del coche está mal escrito y pone «Volksvagen») de la portada de Abbey Road es correcta porque el álbum se suponía que iba a salir un año más tarde del que realmente lo hizo, pero había temor de que algo de la verdad saliera prematuramente así que fue editado antes.

La redacción de este párrafo está fatal. Pero efectivamente, el album Abbey Road se grabó después de Let it be, aunque salió antes. El orden cronológico habría sido 1969 para Let it be y 1970 para Abbey Road, y así el famoso «28if» habría estado acertado con la fecha de la publicación. En este caso, si el dato está inventado, el que lo hizo razonó bastante bien y daría un sentido a la inscripción acorde con la historia Beatle.

Hay referencias en otros lugares aparte de álbumes o canciones de los Beatles; hubo unos pocos amigos en el ámbito de la música y la industria del entretenimiento en general que estuvieron al tanto de nuestro dilema, y escribieron canciones disfrazadas en apoyo y condolencia, uno de los más notables fue Paul Simon que escribió «Mrs. Robinson», una oda poética a Jane Asher, en 1968. Escuchad atentamente la música popular de aquella época -los músicos del mundo (los que sabían) eran compasivos.

Ya lo hemos hecho y los resultados han sido sorprendentes. En el caso de Mrs Robinson, si sólo hubiéramos tenido la letra, habría cabido la duda, pero en mis investigaciones he encontrado detalles totalmente increíbles que apoyan este punto. Recordemos las extrañas explicaciones de Simon cuando le preguntaron por la inclusión de la frase «Joe DiMaggio te ha dejado y se ha ido».

Lo curioso es que un supuesto «inventor» del texto 60if no pudo haber llegado a una conclusión así sólo porque la letra de Mrs Robinson hable de una mujer solitaria y triste a quien alguien ha abandonado. Y si tenía más datos, no los puso para dar más credibilidad a esta afirmación, ¿por qué?

Después de la separación de los Beatles, John fue a Estados Unidos para encontrar a los asesinos de Paul. Durante la segunda mitad del 67 él ya había descubierto que habían sido miembros del KKK.

En el capítulo sobre la estancia de John en Estados Unidos y el seguimiento del que fue objeto ampliaré esta información, que parece concordar con su motivación para viajar allí: todo apunta, y hay documentos que lo apoyan, que la excusa que dio siempre -buscar a Kyoko, la hija de Yoko -era falsa. Otros motivos tendría.

Si recordaba la controversia generada en USA a raíz de la publicación de Datebook y las amenazas del KKK, así como lo acontecido con Brian, es posible que llegara a la conclusión de que podían tener relación con este asunto.

Aparte, en el anterior capítulo ya hablé del Ku Klux Klan, su implicación con los servicios secretos estadounidenses y su impunidad total al cometer delitos. El KKK no eran un simple grupo de locos, eran una herramienta para cometer asesinatos encubiertos. Otra cosa es que sus miembros supieran por qué lo están haciendo en realidad. Es fácil utilizar el fanatismo de una persona y redirigirla hacia donde uno quiere. Es algo que por desgracia hemos podido ver muchas veces a lo largo de la Historia.

El 60if fue el primero en nombrar al Ku Klux Klan, cuando aparentemente no había nada que remotamente hiciera sospechar que podrían haber tenido algo que ver.

Después de años de investigación personal John estaba cerca, muy cerca de la verdad. Dejó a Yoko y unos pocos meses más tarde fue asesinado porque había solicitado no tener guardaespaldas diarios con él. Al final, Los Amigos (*en mayúsculas en la original) estaban juntos otra vez, para siempre.

Que sepamos, John y Yoko aparentemente se llevaban bastante bien en los meses previos a la muerte de éste. Sin embargo, en el libro «Las muchas vidas de John Lennon» de Albert Goldman se reflejan las declaraciones de Fred Seaman, asistente personal de John, que aseguraba que Yoko tenía una relación con el marchante de arte Sam Green. De hecho, en esta entrevista del año 2000 habló incluso de separación.

Claro que este dato salió a la luz dos años antes que el 60if y podía haber estado en conocimiento de quien lo escribiera.

Por otra parte, aquí no se comenta nada de un complot por parte de la CIA para asesinar a Lennon, algo que indudablemente George sabía y que habría sido una información importante para publicar junto al tema de la muerte de Paul. Se habla de guardaespaldas, algo que John, efectivamente, siempre rechazó, pero dudo que hubieran podido evitar su muerte en las circunstancias en que se produjo.

A pesar de su traición, debemos darle a Faul un inmenso «gracias», porque sacrificó su vida por los Beatles. Aunque esta trama ha sido satisfactoria para él desde el punto de vista económico, se ha sentido fuera de lugar bastante y (deja que la verdad sea conocida) realmente, muchas pistas han sido insertadas por él. Desafortunadamente, después de los Beatles, se convirtió meramente en una marioneta en las manos de Linda, porque ella quería llegar a ser una estrella del Rock a toda costa. Pero al final, a pesar de todo, él se convirtió en un pequeño McCartney o quizás un poco más que «pequeño». Dedicado a todos aquellos que ayudaron a mantener viva esta historia hasta hoy.

Sorprendentes palabras viniendo de alguien que, como hemos visto, había sufrido dos ataques contra su vida, presumiblemente a causa de su comportamiento en años anteriores con respecto a Faul. Recordemos que fue al terminar de publicarse el proyecto Anthology cuando George declaró que temía por su integridad y comenzó a negarse a comer o beber fuera de su casa por miedo a ser envenenado.

A pesar de su aparente cercanía durante la grabación del documental, George no podía disimular la profunda antipatía que sentía por su «ex compañero».

Algunos han justificado esta declaración aludiendo al buen corazón de George, que a pesar de todo reconocía la ayuda que Faul habría prestado a la banda (flaco favor si tenemos en cuenta su curiosa forma de contar la historia Beatle a lo largo de los años).

Sin embargo, a mí este final dedicado a eximir a William de responsabilidad e instando a perdonarle en boca de, supuestamente, el mismísimo George Harrison, me da muy mala espina.

Por otra parte, el tema de Linda, sobre el que se pasa por encima, es digno de mención. Porque si bien mucha de la información por la cual conocemos su «afán» por estar cercana a estrellas del Rock había sido publicada dos años antes en el libro de Danny Fields, ha habido detalles que salieron a la luz posteriormente. Y, en cualquier caso, tenemos a alguien que para decir esto tuvo que haber leído entera la biografía de Eastman.

Conclusiones

Una vez analizado el texto, ¿ante qué estamos?

La veracidad de toda la información vertida en el 60if es indefendible. Pero me temo que tampoco puedo rebatirlo al completo.

La primera parte del relato es asombrosamente exacta, con hechos que se pueden contrastar a través de otras fuentes, algunas de ellas, además, no conocidas en 2002. Las dos claves en las que se basa la teoría: fecha y asesinato, concuerdan a la perfección con toda la información que he ido encontrando.

Sin embargo, a partir de un punto determinado, la historia cambia el tono y los datos son muy cuestionables.

La mayoría de la información pudo haber sido sacada sin problemas del compendio de pistas PID que ya venía circulando hacía años. Tenemos como ejemplo I am the Walrus y Free as a bird, de donde se obtienen muchas referencias. Sin embargo, esto no invalida su credibilidad, porque como decía antes, ¿qué otra explicación hay a repetir el escenario de los policías, la figura de la morsa, asociándola a Paul, y el concepto de muerte?

Por otra parte, ¿qué otros datos se han conocido posteriormente a su publicación?

-La historia de la Limousina de la funeraria, con la firma falsa de Brian, es un documento aparecido recientemente.

-El dato de que en septiembre del 66 únicamente llovió en Inglaterra entre los días 11 y 14. Se podría haber sabido en aquel momento consultando, físicamente (y no por internet) el histórico de los partes meteorológicos de aquel año. Pero ya estaríamos hablando de un investigador de campo que se habría desplazado a Londres para obtener esa información, de una importancia menor dentro de la historia si lo comparamos con otros datos.

-La supuesta fecha de regreso de Brian Epstein de USA, dato que no aparece en ninguna biografía ni cronología hasta su publicación en la página web antes mencionada, de creación reciente, y estando además mal colocada.

-El informe del restaurador de coches italiano que certificó que un supuesto Aston Martin de Paul había sufrido un choque, pero leve, y que concuerda exactamente con lo referido aquí.

-La existencia de un Sargento William (ojo, CAMPBELL) suspendido de empleo y sueldo en 1963 en Manitoba, Canadá, por estar borracho en horas de servicio. Este dato de la «nariz roja» parece una tontería que podrían haber escrito por «decorar» el relato. Pero resulta absolutamente sorprendente que hoy en día, en la web Ancestry, se pueda encontrar (previo pago) semejante dato que apoyaría la anécdota.

Ahora, los datos que pudieron haber sido conocidos en aquel momento, pero no se ofrecen más referencias que los apoyen, cuando alguien que se supone que se ha documentado tantísimo en otros aspectos tendría que haber podido argumentar mejor cosas como:

-Simon y Garfunkel. A lo largo de este tiempo hemos podido encontrar muchas evidencias al margen de Mrs Robinson (algunas incluso más importantes), de forma que no nos habría hecho falta el 60if para deducir que este dúo sabía algo del tema PID. Si la persona que dijo esto las conocía, ¿por qué no las detalló? Si no las conocía, ¿pudo acertar por casualidad?

-El backwards de Number 9 no había sido analizado al completo. Dentro de la teoría PID se conocía únicamente la frase «turn me on dead man».

-El acantilado, aunque el autor pudiera haber deducido el escenario a través de la portada alternativa del White Album o las fotos en Plymouth.

¿Y los hechos rebatibles?

Básicamente, lo que no concuerda con mis investigaciones es lo siguiente:

-La muerte de Brian.

-La fecha en la que encontraron a Paul.

-El apellido del sustituto.

-La decisión libre de los Beatles restantes de buscar un doble.

-Los culpables verdaderos: se apunta al Ku Klux Klan, pero no más allá. Se habla de una supuesta pista en la portada de Sargent Pepper’s acusando a los Rolling Stones.

-La inclusión de pistas únicamente por John Lennon, desestimando así la posibilidad de que se investigue en las numerosas evidencias que se pueden encontrar en Ringo y George.

-Para finalizar, un alegato de «George» pidiendo perdón para Faul e instando al público a darle las gracias por su inestimable ayuda.

Queda claro así hacia dónde apuntan los datos contrastados y verosímiles, y hacia dónde los no creíbles.

Supuestamente, la página del 60if fue hackeada al poco tiempo de su aparición. Pero los que estamos aquí actualmente, así como los que investigan el texto en el foro de Proboards, no estábamos allí y no sabemos en qué medida, así que trabajamos con el texto posterior.

Después de su aparición se creó un espacio en el que aquellos que lo habían leído se pusieron manos a la obra para investigar los datos ofrecidos. Pero aquel foro fue atacado sistemáticamente por varios usuarios que empezaron a hacer comentarios bizarros, desviando la atención y creando tensión y mal ambiente, hasta que el espacio tuvo que ser cerrado.

Parte de la información que se manejó en aquel foro se puede encontrar todavía en el site de Jojo.

La versión 2

Como decía antes, el 60if, tras su aparición, tuvo dos versiones diferentes. La segunda de ellas no difiere demasiado en cuanto a la información, por lo tanto no merece la pena copiarla aquí entera, pero sí que, curiosamente, tiene una gramática muy, muy cuidada en comparación con la anterior y además omite esos cambios de primera a tercera persona.

Como ejemplo, recupero esa frase a la que hacía referencia antes:

«They had in their secrets labs at their disposal cosmetic surgeons…» pasa a ser: «they had disposition in their secret labs the technology and cosmetic surgeons». Más correcta.

Se añade algún pequeño detalle, como que Faul había sufrido un accidente que le habría obligado a someterse a una operación de reconstrucción del rostro y ya, de paso, «aprovechó la coyuntura» y se convirtió en Paul. Bizarro.

El final es mucho más poético a la hora de «pedir que le demos las gracias a Faul», añadiendo lo siguiente:

Gracias porque, por encima de todo, él ha sacrificado su vida por los Beatles pero más que nada por aquellos fans que ante la noticia de la muerte de Paul se habrían suicidado con toda seguridad.

Y, como «epílogo», pone lo siguiente:

Apéndice: Sir James Paul McCartney no murió asesinado; él murió a causa de un espasmo porque sufría de una rara enfermedad y necesitaba tomar medicinas. Su novia fue puesta al corriente de este hecho y con los años fue reconocido por ella.

Yoko Ono era una espía de la oficina de extranjería.

Ella fue parte del asesinato de John Lennon.

En memoria de Paul, Brian, John y George.

Menudo final. Desde luego, si es verdad que esto fue obra de un hackeo, no fueron muy sutiles que digamos.

Si el texto anterior dejaba entrever de manera más o menos clara que había sido un asesinato, ahora resulta que fue un accidente a causa de una enfermedad, el hecho de que se incluya a posteriori en este relato es bastante sospechoso.

Lo de Yoko y la «oficina de extranjería» suena a cuento infantil. Y el situarla como culpable en el asesinato de John parece responder a mi crítica de por qué, en el texto anterior, no se decía nada sobre la muerte de Lennon.

Pero lo peor de todo es: ¿SIR James Paul McCartney? ¿Quién lo llama así, sino sus fans (los de Faul, claro)?

El supuesto autor

En 2004 apareció una persona que, sin desvelar su nombre, insistía en decir que él era el autor del 60if, que todo lo que ahí se decía era falso y que Paul estaba vivo.

Ante todo, atacaba a Sun King, administrador del foro primigenio en el que se había comentado el texto, acusándole de haberle baneado al intentar contar «la verdad».

Os aporto el enlace para que podáis comprobar vosotros mismos la gran cantidad de evidencias irrefutables que aporta para «demostrar» que él creó esa web y el texto que había en ella:

http://pid90066.tripod.com/

Notad sobre todo cómo insiste en decir que la página fue colocada en el dominio de un amigo con fecha abril de 2001 y luego el archivo que muestra en sus fotos (que, por otra parte, podría ser cualquier cosa) tiene como última fecha de modificación diciembre de ese año. Además, ¿en qué fecha murió George?

¿Incoherencias? ¿Dónde?
Resumiendo, no puedo afirmar de ninguna manera que los dos textos conocidos del 60if fueran escritos o ni siquiera dictados por George Harrison. Sin embargo, algunos de los datos fundamentales que se exponen son verosímiles.

Al trabajar sobre un texto supuestamente modificado y no disponer de constancia del relato original y pruebas de que realmente fuera manipulado, es imposible llegar a una conclusión definitiva sobre él, pero sí se puede decir que hay datos que no podía saber cualquiera en aquel momento.

Esa mezcla de información fidedigna con auténticas tonterías recuerda sospechosamente al documental «El último testamento de George Harrison»; de manera que, si realmente este texto era auténtico y fue hackeado, sería con el mismo objetivo: desinformar y desviar la atención de los datos verdaderamente importantes.

-Mi conclusión final es la siguiente: si es cierto que este texto era diferente cuando salió publicado y después fue hackeado podría ser que realmente fuera verdadero en su origen. Si siempre ha sido así, es claramente falso, pero la persona que lo hizo tendría que explicar muchas cosas.

Todos los datos están contrastados -unos confirmados y otros rebatidos -con multitud de fuentes y a través de mis investigaciones, quedando la historia como sigue:

TIMELINE ALTERNATIVO


5 al 7 de septiembre
. George viaja a la India.

Oficialmente había sido el día 14, pero recordemos esta parte del timeline oficial:

Según declaraciones de George en el Anthology:

Me fui a la India en septiembre de 1966. Después de las giras y mientras John estaba grabando How I won the War, me fui a la India por seis semanas.

Hay reporte de que George regresa de allí el día 22 de octubre. Si se había marchado el día 14 de septiembre, eso hace cinco semanas. George habla de «después de las giras», pero el día 14 habían pasado ya más de dos semanas. Aparte, John en esta fecha había terminado el rodaje en Alemania.

Si George habla de seis semanas, posiblemente es porque fueran seis semanas. A la entrega de los premios Melody Maker acuden sólo Ringo y Paul. John tenía excusa, estaba en Alemania. Pero, ¿y George? Si estaba en Londres, ¿por qué no fue? Porque George no estaba en Londres el fin de semana del 10 de septiembre. Lo más probable es que se hubiera ido entre los días 5 y 7, una fecha más cercana al «después de las giras» que él mismo indica, y con «John grabando How I won the war».

10-11 Septiembre (uno de los dos). Última aparición pública de Paul.

Según la revista Melody Maker y la Post Office Tower de Londres, la gala de entrega de los premios se celebró este fin de semana.

La revista se publicaba siempre los sábados. Si la entrega se hubiera celebrado el viernes 9, en el número del día 10 habría habido alguna reseña. Pero se esperó hasta el día 17 para hablar sobre ello, por lo que deduzco que tuvo que ser el sábado 10 o el domingo 11.

Las imágenes de este evento son las últimas que se tienen de Paul McCartney verdadero.

11 Septiembre. Brian regresa de su viaje a Estados Unidos.

13 Septiembre. Se cancela un evento que Epstein estaba preparando.

Si el día 11 se tiene constancia de ambos vivos y en buen estado y el día 13 se cancela misteriosamente este concierto (siempre y cuando la suposición sea acertada y la causa fuera la desesperación de Epstein), la fecha clave tiene que estar, obligatoriamente, entre los días 11 y 12. En base a las pistas analizadas anteriormente, sitúo el día 11 para la desaparición (o secuestro) y el día 12 para el asesinato.

Por eso vuelvo atrás y coloco el día 12 el siguiente hecho:

12 Septiembre. George regresa de La India.

A escondidas y después de avisarle Ringo de que Paul no aparece.

13 Septiembre. Aparición del cadáver de Paul.

Según el 60if, el cuerpo de Paul habría sido encontrado el día 20. La incongruencia en la fecha es importante, porque John estaba en Almería y George en La India, y existen pruebas de ello. Aunque en el texto indican que volvieron rápidamente al conocer la noticia, resulta complicado.

En el caso de George, el día 19 había pedido expresamente que le concedieran privacidad, no quería aparecer en los medios ni hablar con nadie. Y al día siguiente por la tarde estaba concediendo una entrevista en su hotel de Bombay.

Estos datos nos alejan mucho del supuesto día 20, el «martes sangriento» del 60if, como fecha de la aparición de Paul. Por ello, el «stupid bloody Tuesday» de I am the Walrus podría estar apuntando al día 13.

No hay más remedio que abordar ahora un tema muy desagradable, y es el proceso de descomposición de un cuerpo. En el 60if se asegura que Paul estaba al pie de una colina, lo cual parece creíble a juzgar por las pistas que hemos visto. Pero si el cadáver hubiera permanecido a la intemperie durante ocho días, habría quedado total y absolutamente irreconocible. El cuerpo se descompone cuatro veces más rápido al aire libre, más aún si el ambiente y el suelo están húmedos, como sabemos que sucedió en aquellas fechas. Aparte, existe algo llamado «fauna cadavérica»: son larvas, gusanos y moscas que, en las condiciones adecuadas, empiezan a poblar el cuerpo a las 24 horas del fallecimiento. Pasadas 48 horas lo han cubierto en su totalidad.

El 60if no habla de fauna (pero ofrece muchos otros detalles escabrosos) y dice que la cara es reconocible, aunque está en muy mal estado. Paul no podía llevar más de un día y medio muerto cuando lo encontraron.

Volvemos al timeline: John, según Neil Aspinall, terminado el rodaje en Alemania, viajó a París para encontrarse con Paul y Brian. Tal y como comentaba antes, esto último tiene que ser falso. Sin embargo, sí hay constancia de que el rodaje finalizó entre los días 13 y 14.

Entonces, ¿a dónde viajó John Lennon en estas fechas? ¿Regresó a Londres? Otro dato que no hay que olvidar es la del coche funerario, en poder de Lennon en 1971.

En cuanto al escenario, y teniendo en cuenta las pistas, la escena de los policías en fila resulta verosímil, igual que la posible reacción de John al ver el estado de Paul. Que el policía dijera que el muerto parecía una morsa y que Lennon saltara enfurecido gritando ya es discutible. Pero la referencia a este animal como símbolo de Paul parece tener sentido.

15 Septiembre. The Beatles LTD compra un coche funerario, usando la firma falsa de Epstein.

En primer lugar, para poder hacer una transacción en nombre de la compañía tuvo que ser alguien de dentro.

Según el 60if, Brian y Paul, este día, se daban todavía por desaparecidos, no por muertos. ¿Para qué comprar un coche funerario? O el que lo compró había «adivinado» que aquello iba a acabar en muerte (lo cual tendría unas implicaciones bastante oscuras), o ya había algún cadáver que enterrar. Otro dato que apoyaría la hipótesis del día 13 para la aparición del cuerpo.

Ahora bien: UN coche funerario. Sólo uno. Si a estas alturas ya habían encontrado a ambos muertos, habrían hecho falta dos coches.

Hablemos ahora de dos canciones con un parecido interesante.

La primera de ellas es Lady Madonna. No es ahora el tiempo de hablar de su autoría y de las evidencias que nos hacen sospechar que la mano de Harrison estuvo detrás de ella. En este artículo, lo relevante es su letra:

El martes por la tarde parece interminable
El miércoles por la mañana los periódicos no llegaron
El jueves por la noche tus calcetines necesitan un zurcido
Mira cómo corren

El martes por la tarde, aparece Paul. El miércoles se evita que la noticia salga en la prensa. El jueves hay «un agujero que arreglar en los calcetines». La última frase, «see how they run» nos lleva directamente a I am the Walrus:

Sentado en un copo de avena
Esperando que llegue la furgoneta
(palabra modificada, pues en lugar de «van» John había escrito «man» en un principio).

Camiseta corporativa, estúpido martes sangriento.

Sentado en un jardín inglés
Esperando que llegue el sol
Y si el sol no llega
Te pones moreno
Permaneciendo de pie bajo la lluvia inglesa.

Recordemos que el día 13 llovía en Londres. Pero no el 20, según el parte meteorológico.

19 Septiembre. Se publica una entrevista falsa de Paul McCartney, supuestamente hecha el día anterior.

De nuevo, recordemos que Paul estaba desaparecido en este momento. Pero sin embargo se molestan en crear este documento para situarlo, vivo, hablando con Davies, sin saber lo que le ha pasado ni esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos o si aparece vivo. No tiene sentido, a no ser que Paul ya hubiera sido encontrado muerto.

18 ó 19 Septiembre. John viaja a Almería, coincidiendo en este caso con el timeline oficial.

18 ó 19 de Septiembre. George vuelve a La India, y es entonces cuando aparece en rueda de prensa para mitigar la curiosidad de los periodistas y aprovechar para pedir públicamente que nadie más le moleste.

http://thateventuality.tumblr.com/post/97319688816/george-harrison-in-india-1966-screen-capped-fromff

20 de septiembre. George concede una entrevista, de mala gana, pues ha sido abordado por un periodista en su habitación. Habla con él unos escasos diez minutos.

4 de octubre. Ringo se marcha a Almería para acompañar a John y apoyarle en esos momentos tan duros. Es entonces cuando Lennon comienza a componer Strawberry fields forever. Pero la canción no tiene ese nombre, sino que se llama «It’s not too bad», tal y como se desprende de las demos existentes.

johnalmeria

14 de octubre. Se inaugura la IT Financial Times, por los mismos socios y con el mismo objetivo que la fallida Longhairtimes, pero con un «Paul» que al parecer está, de repente, mucho más dispuesto a colaborar que meses antes.

Este Paul, un hombre «nuevo», más abierto al LSD a juzgar por su apoyo a la revista, pero curiosamente demasiado tímido como para dar la cara en público, se presenta en la fiesta del estreno disfrazado como un árabe. Esta persona es William.

Ahora bien, con Ringo, John y Neil Aspinall en España, y George en La India, ¿quién estaba ahí para darle la bienvenida al sustituto? A Brian habría que descartarlo porque, aunque vivo, estaba en un estado mental y anímico lamentables. De las personas más cercanas a los Beatles, sólo quedaban en Londres Mal Evans y el señor George Martin.

Por lo tanto, ¿cuándo y cómo se elegiría al candidato ideal?

Desde luego, no hubo ningún «concurso» de dobles. Pero además es que el 60if tampoco habla de «concurso», habla de «seleccionar imitadores», pero no de que se convocara ningún evento para ello. Esa historia del concurso ha salido de foros y páginas aficionadas al PID que interpretaron esta parte del relato erróneamente.

Faul ya había sido seleccionado antes de que todo esto ocurriera. Había un plan preparado de antemano, tal y como hemos podido ver en los artículos anteriores. Yoko, además, viajó a Londres a principios de septiembre y mantuvo contacto con la Indica Gallery para que prepararan su exposición.

22 de octubre. George regresa a Londres.

29 de octubre. John concede una entrevista en Carboneras y habla del Paul disfrazado de árabe. Ya sabe, por tanto, que hay un doble en escena. Eso quiere decir que está en contacto con la gente de Londres y que estos le están poniendo al corriente de todo. Pero no parece que ni Ringo, ni John, ni George orquestaran todo esto, aunque obviamente habían decidido callar, por los motivos que fuera.

6 de noviembre. John regresa a Londres.

Este mismo día, «casualmente», y según Barry Miles, Faul se marcha a Francia para hacer turismo. Va disfrazado para que no se le reconozca. Pero en lugar de un traje de árabe, esta vez se coloca unas gafas y un bigote postizo.

Todo indica que se le estaba intentando situar lo más lejos posible de Londres, pero lo suficientemente cerca como para «tenerlo a mano». Lejos además de Lennon, porque resulta difícil creer que ambas fechas -salida de William y entrada de John -coincidan por casualidad. Dado el estado de John, pensaron que no estaba todavía preparado para encontrarse con el sustituto. Aparte de que habría sido un desastre dejar que el doble, todavía no muy bien preparado, se paseara por Londres como si nada.

Faul intenta acceder a un club pero le deniegan la entrada. Enfadado por este hecho, decide quitarse el bigote y las gafas e intentar entrar diciendo que es Paul McCartney, a pesar de que, con toda probabilidad, se le habría aconsejado que prescindiera aún de hacer esto. La maniobra tiene éxito.

Informan a John de que debe comenzar a dejarse el bigote para que cuando William regrese y haga su aparición, su aspecto no desentone y levante más sospechas.

Ringo y George ya llevaban algunas semanas dejándoselo crecer.

7 de noviembre. Completamente drogado, John intenta suicidarse.

Se le encomienda a Mal Evans que viaje a Francia para encontrarse con Faul. Para elegir esta fecha me hago eco del diario de Evans y no de la cronología oficial, llena de mentiras y omisiones sobre este viaje (la más notable la de situar a Jane Asher en Kenya). El objetivo es preparar al sustituto para que mejore su imitación de Paul, haciendo uso de todo su material (ver artículo «La historia de Mal Evans»).

8 de noviembre. John Dunbar, conocedor del estado en el que se encuentra John, lo convence de que visite su galería para presentarle a la novedosa artista «underground» a la que están promocionando. John Lennon conoce a Yoko Ono.

Mal Evans se encuentra con Faul en Bourdeaux. Tras unos días de viaje por España, vuelan a Kenya, donde ingresa en el Hospital Nacional de Nairobi durante un día. Operaciones de cirugía estética o, más probablemente, colocación de prótesis, dado que ese centro era por entonces (y aún hoy lo es) famoso internacionalmente por su departamento de ortopedia. Aparte de ser regentado por británicos y hacer gala de una confidencialidad extrema.

9 y 10 de noviembre. Brian Epstein reaparece tras varios meses de ausencia física para anunciar que los Beatles ya no realizarán más conciertos en vivo.

Es más que probable que fuera en estas fechas cuando George y Ringo contactaran con Allen Klein para plantearle la posibilidad de que fuera su mánager (la noticia decía «dos de los Beatles», y he decidido descartar a John, dado el estado en el que se encontraba y su reacción posterior al enterarse de la noticia).
13 de noviembre. El entorno de Klein filtra la noticia al Sunday Telegraph.

19 de noviembre. Faul y Mal regresan a Londres. Mal continúa con su rol de «tutor» de William y se instala a vivir en su casa.

24 de noviembre. Se inician las grabaciones en Abbey Road. Las escenas de aquel momento, con unos Beatles incómodos y huidizos, sin ponerse de acuerdo en si van a seguir juntos o no, hablan por sí mismas: John dice una cosa, George otra distinta y Ringo contesta con monosílabos y sonrisa fingida.

Faul hace su aparición estelar acompañado de su nueva «sombra»: Mal Evans.

CONCLUSIÓN FINAL

Mi opinión personal es que el día 11 de septiembre Paul fue a buscar a Brian al aeropuerto en su Aston Martin DB5. En su camino de vuelta una furgoneta se cruza en su camino, pero el Aston Martin era un gran coche con un buen sistema de frenos. Paul pisa a fondo el pedal, ocasionando sólo un golpe frontal sin mayores consecuencias. Este golpe está demostrado por el análisis del mecánico contratado por los productores del documental italiano.

Los ocupantes de la furgoneta salen y se llevan a Paul y Brian, seguramente pensando que su objetivo era este último.

El secuestro es un encargo de gente de más arriba. Al final se quedan sólo con Paul, dejando libre a Brian, en un estado de nervios lamentable, que será quien avise posteriormente de lo sucedido.

El día 13 se recibe una llamada anónima informando de la ubicación de Paul, en un lugar oculto e inaccesible, con la premisa de que sólo acudan un grupo de agentes de policía y los Beatles restantes. ¿Por qué estos últimos? Para obligarles a vivir el resto de su existencia con esa imagen de Paul en sus mentes y tengan muy presente que no deben salirse del tiesto.

¿Muy aventurado? ¿Demasiadas conjeturas?

El día 26 de marzo de 1967 la revista IT Financial Times, ya conocida por todos nosotros, ofrecía entre sus páginas este extraño relato:

Las aproximaciones a los bloqueos de la M1 aparentemente han hecho parar una furgoneta de un grupo «Beat» (identificados por los rastros de pintalabios) con varios pretextos.

Otros grupos han sido desnudados y registrados en el aeropuerto según MM. ¿Quién es el siguiente en enviarnos una carta?

¿Furgoneta? ¿Aeropuerto? Si buscáis la ruta más corta para viajar desde la casa de Paul hasta el aeropuerto de Heathrow os saldrá la autopista M1. ¿Casualidad?

El relato continuaba de la siguiente manera:

Un área de baja presión, un vacío succionador. Él será significativamente anónimo, sin cara, sin color. Él -probablemente – nacerá con discos lisos de piel en lugar de ojos. Él siempre… Él siempre sabe a dónde va, como lo sabe un virus.

Y arriba del todo, a modo de introducción, una especie de «super villano» advierte:

El escenario está preparado, la obra acaba de empezar.

 

Lady Ruth y Radha Badtler



7 comentarios en “La Conspiración de los Beatles, capítulo 4: La muerte de Paul. Nota 2/2: el 60if”

  1. Excelente artículo me sigo quedando con las ganas de más, es una lástima que estemos en pleno siglo XXI y todavía nos quieran hacer creer que fue sólo marketing y que encima ellos (Lennon-Mc Cartney) se burlaban. Sigue haciendo estos artículos tan interesantes Lay, todo un deleite a la razón.

    1. Hola Miguel. Hay una frase que responde a tu pregunta: «sigue el rastro del dinero». ¿Quién está detrás de todas estas operaciones encubiertas? Los que pueden pagarlas, los que tienen el poder y el control. Si lees mis artículos y revisas aquel gráfico de conexiones que hice, todo acaba convergiendo, arriba del todo, en los mismos apellidos: Rockefeller, Rothschild, Ford… Nunca he querido hablar de «Illuminati», no me gusta el término y lo encuentro demasiado mitificado. Pero por ahí van los tiros, gente que se cree superior, que piensa que está «salvando a la humanidad de sí misma», pero que en el fondo lo único que busca es seguir manteniéndose en la cúspide de la pirámide. Todos lo demás: CIA, MI5, FBI, mafias, ejército… son marionetas, instrumentos al servicio del poder. Saludos.

  2. Muy buena la investigación que haces Lady. Atando cabos también saqué mis propias conclusiones también. Y todo apunta a los grupos exclusivos de dinero y de inteligencia, te diría que tienen mucha mas participación que las afamadas «agencias», por allí arriba mencionaste alguno…
    Según lo que leí, Paul, extremadamente acongojado por el asesinato de JFK, comenzó a indagar y al parecer, un miembro de estos grupos le habría dado cierta pista de quién (nombre y apellido) podría haber sido el autor de todo el siniestro plan, que incluye dobles, mas de una docena de franco tiradores, y civiles que no tenían idea en lo que se metían y así terminaron. La persona que brinda la información muere en un accidente dudoso, Paul ya sabemos, John, Brian, George, Evans… Ese rumor jamás debió salir de la boca de ese miembro de ese club selecto… El sujeto que yace en la famosa tumba de JFK no es JFK, lo mismo Bob, lo mismo John John, y la lista sigue… Quizá si Paul no hubiera metido sus narices en el tema, Faul nunca hubiera existido…

  3. Hola Lay, recuerdo que hace unos años cuando te descubrí a ti y a Litle neutrino a través de los videos de Klaatu y comencé a tomarme más seriamente PID te hice una pregunta sobre qué se sabe sobre la vida anterior de Faul. Quienes lo conocían, aparecieron familiares, amigos, pareja,… Alguien? En su momento me diste que andabas atrás de algunas pistas… Has encontrado finalmente algo? Figura en tu libro o en este blog? Saludos desde argentina. Andrés.

    1. Hola Andrés, no tengo nada más que conjeturas. Datos hallados en ancestry que parecen confirmarse con algunos hechos relacionados con detalles de la vida de Faul. Para seguir esta linea de investigación sería imprescindible poder viajar para buscar en documentos oficiales de los lugares donde sospecho que pudo haber vivido con su familia de joven. Tengo sospechas sobre el nombre de sus padres y hermanos, lugares donde estuvieron, procedencia, etc… pero sin pruebas no puedo arriesgarme a publicarlo. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.