La Conspiración de los Beatles, capítulo 7: Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band

La historia oficial nos dice que «Paul McCartney» ideó el concepto de una banda ficticia como alter ego de los Beatles. Nos dice que se le ocurrió a él la idea del collage de la portada, que eligió el look y el estilo que adoptarían y que, por supuesto, compuso la canción que daría nombre al álbum. En este artículo vamos a demostrar que todo esto es falso.



El último punto queda cuestionado en base a las declaraciones que hizo Mal Evans en varias ocasiones, incluyendo su diario personal, que en anotación de enero del 67 ya decía estar escribiendo la canción Sargent Pepper’s. Muchos acusan a Mal de mentir en su entrevista de noviembre de 1975 pero, ¿se mentía a sí mismo en su diario?

Ni Faul ni ninguno de los Beatles salió nunca a desmentir estas afirmaciones que, por cierto, desencadenaron una serie de acontecimientos que acabaron con la muerte de Mal apenas dos meses después.

Sin embargo, y aunque la figura del Sargento Pimienta es importantísima, sabemos que este álbum es de una complejidad tal que para poder desentrañar la verdad hay que analizar hasta el último aspecto del mismo. La pregunta que pretendemos responder en esta nota es, ¿quién ideó el concepto del álbum Sargent Pepper’s?

LA INFLUENCIA DE PET SOUNDS

Lo primero que leemos cuando intentamos buscar en los orígenes del álbum es la afirmación de que recibió una influencia directa del Pet Sounds de los Beach Boys, publicado en mayo de 1966.

2. Pet Sounds

George Martin:

Sin Pet Sounds no habría habido Sargent Pepper’s […] Pepper fue un intento de igualar al Pet Sounds.

Lo curioso es que el propio Brian Wilson reconoció que este álbum había surgido a raíz del profundo impacto que había tenido en él el Rubber Soul.

Realmente no estaba preparado para algo así. Parecía como si todo el contenido del álbum formara un conjunto. Rubber Soul era una colección de canciones […] que de alguna manera se fueron conjuntando como en ningún álbum antes hecho y quedé muy impresionado. Le dije a la banda: «eso es todo, realmente me siento desafiado a hacer un álbum mejor».

El Pet Sounds es un gran álbum pero, ¿mejor que Rubber Soul? Ni Wilson mismo se lo cree, según declaraciones en 2011:

Pet Sounds no fue tan bueno como el Rubber Soul. Rubber es el mejor álbum de todos los tiempos.

Wilson no dice mucho sobre la supuesta influencia de su álbum en el Sargent Pepper’s. Una influencia que tardaría bastante en llegar (casi un año), aparte de que en el periodo de tiempo desde que los Beatles escucharon el trabajo de los Beach Boys hasta el Peppers, se publicó Revolver, Eleanor Rigby, Yellow Sumbarine y trabajaron en esas canciones sobre la infancia y los recuerdos que ya hemos mencionado. Estilos y temáticas diferentes al Pet Sounds.

No pretendo negar que Pepper’s pueda tener alguna ligera influencia de este trabajo, pero decir que sin uno no habría existido el otro es pasarse de la raya. Sargent es demasiado complicado, tiene demasiados elementos únicos e irrepetibles, empezando por su concepto.

¿UN ÁLBUM CONCEPTUAL?

John dedicó muchas palabras a negar que Sargent Pepper’s fuera un álbum conceptual. En 1970 declaró:

Mis canciones no tienen nada que ver con el concepto Sargent Pepper’s, aparecen en el álbum porque fueron las que presenté.

Esto ha sido siempre muy discutido por los críticos. Para no ser una obra conceptual, tiene el interesante detalle de no disponer de separación entre los temas, está preparado para ser escuchado como un todo, de manera que la única pausa posible era la necesaria para darle la vuelta al disco.

Además, la canción principal hace una especie de «círculo temático», ya que aparece al inicio, con la presentación de la banda comenzando su show, y se repite en la penúltima pista, despidiéndose.

John en el fondo no miente. Porque, efectivamente, el concepto del álbum no es Sargent Pepper’s. El Sargento Pimienta es sólo un elemento más, uno importante, como decíamos, pero no el único.

A lo que John se refería es que esto no es una ópera Rock, pero sí tiene tres conceptos, tres temáticas sobre las que gira todo: la sustitución, la infancia y el circo.

El circo

3. John con el afiche
Me gustaría dar con los efectos de un circo totalmente lleno de colores. Los acróbatas en sus cuerdas flojas, el olor de los animales, los caballitos. Quiero oler el serrín, George.

El 30 de enero de 1967 John encuentra un bonito y original afiche en una tienda de antigüedades. Se trata del anuncio de una próxima representación del Circus Royal: caballos, malabaristas, trapecistas y la actuación estelar de Mr Kite, protagonista de la noche.

John se enamora del afiche e, inmediatamente, lo compra para llevárselo a su casa y colocarlo en un lugar de honor.

Dos días más tarde comenzarán las primeras sesiones de grabación del álbum Sargent Pepper’s propiamente dicho (no como hasta ahora, que se estaba preparando el álbum recuerdos que nunca salió).

Poco después John le comenta a George Martin sus ideas para una nueva canción que está componiendo, totalmente basada en el afiche:

La canción entera es de un póster victoriano que compré en un bazar. Es tan cósmicamente bonito… Es un póster de una feria que debe haber tenido lugar en el siglo XIX. Todo en la canción está sacado de ese póster, excepto el caballo, que no se llamaba Henry. Luego hubo todo tipo de historias relacionadas con que Henry el caballo era sobre la heroína. En ese momento no había tomado heroína jamás. No, es todo por ese póster. La canción es pura, como un cuadro, una pura acuarela.

Efectivamente, toda la canción está sacada del afiche, frase por frase. Definitivamente, causó un gran impacto en él.

El Mr Kite del afiche se llamaba en realidad William Norby, aunque cambió su apellido años después por cuestiones artísticas. Era hijo del dueño del circo James Kite. En 1810 había fundado el Kite Pabellón Circus y más tarde se trasladó a Circus Wells. Trabajó en la feria Pablo Fanques (a la que hace alusión el afiche) entre 1843 y 1845.

De todos los nombres que hay en el mundo, Mr Kite tenía que llamarse William. El señor William Kite, protagonizando una gran obra de circo.

John se obsesionó con plasmar esa atmósfera en la canción, tal y como leíamos arriba. Utilizaron una pandereta, el armonio y hasta un xilófono. Por no hablar del piano con martillos de punta metálica que encargaron ex profeso:

4. John toca un piano que tenía martillos de punta metálica feria

O el calliope, aquí tenemos una pintura de época, metido en la típica caravana de feria:

5. Calliope

El concepto de representación estuvo muy presente en la temática Beatle a partir del 66. La propia banda del Club de Corazones Solitarios es una puesta en escena. Y cómo olvidar estas secuencias de Magical Mystery Tour, con los enanos, los colores y esa música circense (que, por cierto, es una versión instrumental de She loves you):

6. MMT

De hecho, toda MMT, con sus variopintos personajes, sus disfraces, su ambiente caótico, da la sensación de ser un inmenso circo.

Esa revista IT del mes de marzo, con su «el escenario está preparado, la obra ha comenzado». Y letras como While my guitar de George, con «os miro desde las alas y veo la obra que estáis representando».

George hablaba de teatro, pero para John, con ese sentido del humor tan característico, todo aquello era un circo. Ese bigote falso que se caía de vez en cuando, esas fotografías retocadas para que no se notara la altura, los esfuerzos en el estudio camuflando voces y falseando los reportes… Era como hacer malabares.

John fue más allá en su concepto de «nothing is real» para convertirlo en «everything is a circus».

Pero Mr Kite no sólo incorpora sonidos de feria sino que, tal y como nos cuenta Martin, también se incluyeron marchas del ejército de la Primera Guerra Mundial. Una interesante combinación, el circo con lo militar.

Imágenes de bandas de circo, la segunda de ellas con un marcado estilo militar.

Imágenes de Yellow Submarine

Todavía hay un elemento más que demuestra el gran interés que despertaba el circo en John en aquella época, y que está relacionado directamente con Sargent Pepper’s. Pero debe ser explicado en otra sección, un poco más adelante.

La temática: Sargent pepper’s y la infancia

Documentándome para el artículo encontré un estudio realizado en 2011 por el guatemalteco Gerardo Viau, Psicólogo Familiar y fan de los Beatles. En él desgranaba el álbum Sargent Pepper’s, llegando a la conclusión de que hay un fuerte componente de infancia y juventud en él. Aquello llamó mi atención inmediatamente, puesto que concordaba con lo que habíamos encontrado y demostraba que no éramos los únicos en apreciarlo.

A continuación, un breve análisis del disco, canción por canción, en el que iremos viendo las temáticas y algunos detalles interesantes.

El Sargento Pimienta

Visualizad dos pequeños botecitos, de esos que ponen en los restaurantes para aliñar la ensalada. En uno pone «S» y en el otro «P».

-¿Qué significan? -pregunta Mal.

-Sal y Pimienta -responde Faul.

Y a partir de este ínfimo detalle Mal Evans inventa un nuevo personaje: el Sargento Pimienta, líder de una banda ficticia, de corazones solitarios, que van a comenzar su show, rodeados de público, al tiempo que presentan a su nuevo miembro: Billy Shears.

¿Difícil de creer? Bueno, Mal no era una persona demasiado complicada, menos para inventar excusas.

Porque además, lo de «pimienta» aún podría pasar pero, ¿lo de «Sargento»? ¿Por qué un sargento? ¿Por qué no Coronel Pimienta? ¿Y por qué tiene que tener rango? ¿Por qué no, simplemente, Mr. Pimienta? ¿O fue para que coincidiera con la «S» de salt? Entonces, ¿por qué no Sir Pimienta?

¿Y por qué Billy? ¿Por qué no Mathew, o Robert, o…?

Desgraciadamente, Mal ya no está para respondernos a estas preguntas. Y que nos las planteemos desde un punto de vista que no sea la «pura casualidad» (como lo del despertador en A day in the life) está muy mal visto, te conviertes en un conspiranóico.

Resulta que los análisis forenses dan como resultado que a partir de 1966 Paul McCartney es una persona distinta; las evidencias posteriores apuntan a que se estuvo manteniendo las apariencias a toda costa. En el siguiente álbum se muestran como una «nueva banda» que tiene el gusto de presentarnos a Billy Shears. A partir de ese momento aparecen decenas de Williams, Bills y Billys por toda la historia Beatle y en particular de Faul. Y como nos parece raro, estamos locos.

Poco más se puede decir, salvo que estamos ante una banda militar, y la canción en su comienzo incorpora sonidos típicos de circo. Comienza el show.


With a little help from my friends

Composición de John, creada específicamente para que Ringo la cantara. De ahí que fuera una canción simple, sin demasiadas notas altas. Parece ir en la línea del tono divertido de Yellow Submarine, Ringo la interpreta simulando cierta inseguridad, como pidiendo disculpas de antemano y rogando a sus amigos que le ayuden, lo cual resulta simpático y juvenil.

Lo más interesante es que se eligiera para entrar directamente detrás de la presentación de Billy Shears, como si fuera el mismo Shears el que preguntara al inicio: «¿qué pasaría si desafinase, os alejaríais de mí?»

De hecho, al no haber separación entre ambos temas, las emisoras de radio se veían obligadas a incluir también la introducción, de forma que no se concebía una sin la otra.

De ahí que durante años se pensara que en realidad Billy era el alter ego de Ringo, cosa que quedó un poco en duda en la secuencia de Yellow Submarine en la que el resto de la banda señalaba a John cuando gritaban este nombre.

Años después, en la canción I’m the greatest, compuesta también por John para Ringo, este recordaba: «así que dejadme presentaros al inigualable y único Billy Shears». Frase esta que fue cambiada por Ringo (la única, de hecho), para decir: «Yes, my name is Billy Shears; you know it has been for so many years».

Esa «pequeña ayuda de mis amigos» encajaría con la teoría de que al principio todo funcionaba bien entre los Beatles y Faul, brindándole estos el apoyo necesario para desempeñar su rol.

Estaríamos, por lo tanto, ante un tema que incluye dos conceptos de los antes mencionados: la sustitución y la juventud. John seguía influenciado por el proyecto, ya abandonado, de abordar las canciones desde el punto de vista de la infancia y el pasado.

Un detalle interesante es que la letra original decía «would you throw up tomatoes at me? En lugar de «would you stand up and walk out on me?» Ringo pidió que la cambiaran, pues pensaba que cada vez que la cantara en vivo le iban a tirar tomates. ¿Tenía acaso Ringo la intención de tocar esta canción en concierto?

Lucy in the sky with diamonds

De la cual poco queda ya por decir que no se haya comentado en la anterior nota. Salvo que dentro del álbum parece quedarse aparte, tanto en estilo como en temática. Una isla en medio del concepto.

Al menos en la canción, porque en la película Yellow Submarine se acompaña de imágenes oníricas de señoritas bailando en un cabaret, vestidas con brillantes trajes, son tocados de plumas y un curioso caballito de feria:

11. Caballito de feria

Un ambiente muy del mundo del espectáculo.

Getting Better

Composición de Paul verdadero con ayuda de John, al más puro estilo We can Work it out.

Representa de nuevo un viaje al pasado, hablan de la escuela, recuerdan la broma de Jimmy Nicol, por lo que nuevamente tenemos argumentos para situar su composición en la época en que preparaban temas sobre el recuerdo y la infancia.

La frase «I used to be cruel with my woman» es de John, haciendo referencia a aquel joven agresivo. Aquel Teddy Boy de aspecto duro, posesivo y celoso que recuerda Cyn en sus biografías.

12. Cyn y John

Fixing a hole

Donde entra Mal Evans, en una clara descripción de lo que estaba haciendo en aquel momento. Ese Mal que tuvo que marcharse a Francia y luego a Kenya para acompañar al nuevo invitado en sus primeros retoques y su entrenamiento. Ese Mal que se trasladó a vivir en su casa durante varios meses, ese mismo Mal que pega su cara a la nuca de Faul durante su primera entrevista en la puerta de Abbey Road, a ver qué tal lo hace.

Esta canción ha suscitado también muchas dudas entre los fans, alimentadas por las diferentes versiones que ha ido dando Faul a lo largo de los años, a saber:

-Una «oda al cannabis», acompañado por declaraciones posteriores de que estaba fumando marihuana mientras la escribió.

-Estaba dedicada a los fans que constantemente le acosaban, apostados en la puerta de su casa.

-Trata sobre tener la libertad de dejar la mente pensar libremente.

-Hasta que finalmente acabó por decir, bastantes años después, que era por el tejado de la granja de Campbeltown, que acababa de repararlo. ¿No se le ocurrió esto antes de soltar las otras versiones?

Como ya hemos dicho antes, Mal no era tan complicado como John, ni gustaba de la simbología como él. En Fixing a hole no cabe un análisis demasiado profundo, sino que es tan simple como parece. Alguien que está «arreglando un agujero para que no entre la lluvia». El verso «I’m painting my room in a colourful way» sería una forma de decir que prefiere ver la vida desde un punto de vista irreal, engañándose.

En este tema, al igual que Sargent Pepper’s, no se gira sobre los recuerdos, sino sobre la situación actual, la sustitución de Paul.

Pero Mal fue, en sus propias palabras, «letrista» y no compositor de música. Dando a entender con ello que otro puso la melodía, pero sin querer especificar quién (la historia oficial ya nos dice que Faul).

Pues bien, el tema presenta ciertos sonidos, que se aprecian perfectamente al inicio, que recuerdan a la atmósfera de circo, gracias al Harmonium que tocaba George Martin:

Haciendo malabares para rellenar un agujero…

She’s leaving home

Clarísimo espectro de voz de Paul McCartney. Y de nuevo una composición que aborda los temas de la adolescencia, la inseguridad, la relación entre padres e hijos.

Para argumentar que había sido ideada y compuesta en 1967 se aludió a la historia de Melanie Coe, una joven que se había escapado de casa y cuya historia había aparecido en los periódicos. Faul en Many years from now:

John y yo escribimos She’s Leaving Home juntos. Fue mi inspiración. Habíamos visto una historia en el periódico acerca de una joven que había huido de casa y no había sido encontrada; hubo muchas de esas en esos tiempos y eso era suficiente para darnos una trama.

Efectivamente, por aquel tiempo las fugas por parte de adolescentes se habían convertido en algo endémico, fruto de la barrera generacional, en un tiempo en el que los profundos cambios hacían aún más difícil superar ese abismo que separaba a padres e hijos.

De manera que, ¿por qué Melanie Coe y no otra?

Ella misma afirmó ser la chica de la canción. Porque claro, cree que se compuso en febrero del 67, por las mismas fechas en las que se había escapado.

13. Melanie Coe

Pero su historia no concuerda. No se fue de madrugada en silencio para que sus padres no se despertaran. Se fue al mediodía, tranquilamente, cuando ellos estaban fuera. No dejó ninguna nota. El motivo para fugarse era que estaba embarazada, pero no se fue con el padre de su hijo, sino con un croupier con el que estuvo conviviendo una semana hasta que sus padres la encontraron y la llevaron de vuelta a casa sin mayores consecuencias.

Esta canción es genérica y simbólica, muy poética. Y en su letra no hay nada que demuestre fehacientemente que trata sobre la historia de Melanie. De hecho, ella lo único que ha podido argumentar, aparte de la fecha, es que «sus padres también le compraban muchas cosas». Algo bastante común en cualquier familia.

Faul dijo que las frases que dirían los padres fueron sacadas directamente del periódico, sin embargo John, años después, reconocería que muchas de ellas se las decía su tía Mimi cuando era pequeño (y además son las que canta él). De nuevo la vuelta al pasado.

Pero si algo hemos detectado es que la calidad de los coros es muy superior a la de la voz principal, y ya sabemos que esta voz fue cantada por Paul en vida, según indica el espectro (insisto mucho porque en este tema salió clarísimo). De manera que creemos que se incluyeron a posteriori, sobre una toma inacabada de Paul. Si además sabemos que son frases sacadas de los recuerdos de John, esta hipótesis se reafirma.

Por último, si recordamos la entrevista de Paul publicada en septiembre de 1966, dijo estar escribiendo en ese momento una canción al piano. Son varias las candidatas que tenemos entre las obras que Paul dejó sin grabar, y esta sería una de ellas.

Being for the benefite of Mr Kite

La gran composición circense del álbum, el germen del proyecto Sargent Pepper’s. A John se le «encendió la bombilla» cuando vio el póster. Un circo, trapecistas, malabaristas, espectáculo, ficción.

Y el protagonista, ese William Kite.

Within you without you

La única aportación de George en forma de composición. Muchos la catalogan como lo peor del álbum, y sin embargo es de una gran belleza, con ese aire espiritual acompañado de la música del sitar. Ya la comentamos en el artículo sobre George, pero recordaremos algunos detalles de su letra:

Estuvimos hablando
Sobre el espacio que hay entre nosotros
Y de la gente que se esconde tras un muro de ilusión.
Sin jamás vislumbrar la verdad.

La idea «nothing is real» desde el punto de vista de George.

La frase «Y de la gente que gana el mundo y pierde su alma» hace pensar que George, aunque conformado ante la exigencia de sustituir a Paul, moralmente lo cuestionaba y se preguntaba «¿eres tú uno de ellos?»  Como si dijera «¿cómo puedo estar haciendo esto?»

Y es que nuestro George no lo pudo evitar nunca. Fue el primero que tuvo cuestionamientos de tipo moral sobre este asunto y este fue el primer tema en que los reflejó.

Estamos por lo tanto ante una canción en la que se aborda el tema de la sustitución, aunque con un ligero componente de «espectáculo» en forma de «muro de ilusión».

When I’m sixty four

Canción que ya desarrollamos en la introducción y que incluso oficialmente está reconocida como parte de ese álbum de recuerdos que no vio la luz. Evoca la juventud, en cuanto que Paul la había escrito hacía ya tiempo, y también plantea cuestiones como el paso del tiempo, la vejez y los cambios.

Los fans de los Beatles desearíamos que Faul liberase esa versión temprana que según él no existe, para tener el placer de escuchar a Paul cantándola y saber qué letra tenía entonces.

En cuanto a la voz, esta es una de las que todavía tenemos que analizar mejor, atendiendo a esas excusas del cambio de pitch. De momento, al obtener la gráfica de espectro de la versión del álbum, no nos ha salido ni Paul ni Faul.

Lovely Rita

Lo mismo nos pasa con esta. El espectro no es de ninguno de los dos, pero necesitamos hacer más pruebas. Lo malo es que esto no nos ayuda a tener una pista sobre su composición.

El tema trata sobre un joven que se enamora de una agente encargada del parquímetro. Refleja el despertar adolescente al erotismo y la fantasía de tener un romance con una mujer mayor y además con autoridad. Nuevamente temática sobre la juventud.
Good Morning Good Morning

Pequeña broma de John, que dice haberla escrito rápidamente, por la presión de presentar un nuevo tema, mientras escuchaba un anuncio de Corn Flakes.

Sin embargo la melodía tiene un aire interesante, a medio camino entre la marcha militar y el circo, y los arreglos finales, que muchos han dado en decir que son «de granja», incluyen un elefante y caballos. ¿Hay elefantes en las granjas?

Otro detalle es que el sonido final del gallo se transformaba para dar paso a la guitarra de la siguiente canción, algo que vuelve a poner sobre la mesa la idea de que el disco estuvo siempre concebido para ser escuchado como un conjunto indivisible.

Sargent Pepper’s reprise

Esperamos que hayan disfrutado del show, lo sentimos, pero es hora de irnos…

Y ese «bye» que susurra John al principio, cuando Faul grita «one, two, three, four».

A day in the life

En base a lo que ya hemos ido comentando sobre ella, y según lo que indica el espectro, John decidió combinar una canción inacaba de Paul con su propia canción. La excusa de la «casualidad» para justificar que primero se insertara el despertador, sin saber lo que iban a incluir después, y que luego encajara perfectamente, es tan ridícula que ofende.

John, antes de empezar a trabajar sobre ella, ya sabía lo que iba a hacer.

La primera parte, de Lennon, habla de la muerte de Tara Browne, para luego comentar que «el ejército británico ha ganado la guerra», en referencia a su reciente película.

Justo después se inserta la parte de Paul, y consiste en introspecciones de su niñez: un joven que se despierta, coge el bus para ir al colegio, se fuma un cigarrillo, se queda dormido en el viaje… En algunos puntos recuerda mucho a Getting Better.

Una vez más, las canciones en las que aparece el espectro de Paul tienen temáticas referentes a la juventud y el pasado.

Nótese el detalle de que el bajo de Paul tiene una continuidad en la parte en la que John entra en coros, ¿se quedó grabado en solitario?

«I’d like you turn you on» siempre ha dado muchísimo que hablar, por su supuesta referencia a las drogas. Lo curioso es que John insistiría en el mismo punto en el «Turn me on, dead man» del backwards de Number 9.

La última parte de John, inspirada en otra noticia del diario, habla de rellenar los agujeros del Albert Hall, lo que nos lleva directamente a Fixing a Hole. Difícil creer que sea una casualidad.

Y la canción termina con este famosísimo conjunto de sonidos y voces «ininteligibles». Se grabó en un surco interno del LP, para que los que no tuvieran tocadiscos automáticos (de los que el brazo, una vez finalizado el disco, vuelve a su posición original) siguieran escuchándolo una y otra vez.

Un supuesto backwards en el que parece escucharse la palabra «superman» al final, pero que también contiene algunas frases de fondo, como susurradas (en 0:45 entra por el canal izquierdo):

 

El aullido de los perros

El álbum aún guardaba una sorpresita oculta, que muy pocos sabían entonces. Un ultrasonido, como los utilizados para los silbatos de perros, que se consiguió añadiendo un tono de 15 KHz en el último surco. Es un sonido que el oído humano no puede percibir. El objetivo era que los perros de medio mundo llorasen al terminar el álbum, sin que sus dueños alcanzaran a saber por qué.

Todas las fuentes que encontré coincidían en afirmar que la genial idea había partido de John. ¿Todas? ¡No! Un libro escrito por un irreductible «productor» resiste todavía y siempre al invasor. Nuestro George Martin que, en su «Verano del amor», aseguraba que había sido «Paul».

La canción eliminada: It’s only a northern song

Martin podía pensar lo que le diera la gana, pero este tema fue compuesto y concebido para formar parte del álbum y, por lo tanto, he decidido incluirlo en este apartado.

Los argumentos que le dio a George de que era de ínfima calidad (¿Mr Kite o Good Morning eran mejores?) no me parecen verosímiles. Más sincero fue en una entrevista reciente, cuando dijo directamente que «la odiaba». Sin embargo tuvo menos remilgos en incluir una canción dedicada al LSD.

«Podrías pensar que la banda no está bien del todo, pero lo está, simplemente tocan así. Y no importa lo que diga, o qué momento del día sea, o cuál sea mi color de pelo, es sólo una Northern song».

Muchos la justifican con una «pérdida de interés» hacia el grupo por parte de George. Van a tener razón…


Después de hacer el análisis canción por canción se me ocurrió agruparlas por temáticas.

De esta forma, las canciones compuestas sólo por John presentarían elementos de circo, feria y espectáculos, o sonidos y temática militar: Being for the benefite of Mr. Kite, Good Morning, Good Morning y A day in the life. Lucy in the sky with diamonds queda más alejada en cuanto a estilo y temática, pero se la asocia con el espectáculo en la película Yellow Submarine.

Las canciones que ahondan en conceptos como la infancia y la juventud fueron compuestas por Paul y John, en el tiempo en que trabajaban juntos para un proyecto en esta línea: Getting Better, She’s leaving home, When I’m sixty four. A day in the life en la parte central. Estas cinco dan gráficos de espectros similares a los de Paul. Lovely Rita no presenta este espectro, de manera que no podemos saber si se compuso en el mismo momento. With a little help from my friends tiene una letra atribuible a la sustitución, por lo que tuvo que ser compuesta después.

George aborda planteamientos morales sobre sus circunstancias: Within you without you y It’s only a Northern Song.

Mal Evans, por su parte, habla directamente de la sustitución, con Sargent Pepper’s y Fixing a Hole. Pero, tal y como él mismo dijo, sólo compuso la letra, de manera que hay que atribuirle a alguien la música. Ambas contienen arreglos relacionados con el espectáculo y el circo; Sargent además incorpora el concepto y los elementos de orquesta militar. De manera que John compuso ambas.

Es importante comentar ahora que, según declaró el propio Mal, en aquel momento le preguntaron si no le importaría no aparecer en los créditos, porque «Lennon/McCartney» era una buena marca. Pero le prometieron que cobraría royalties. No fue así. Estamos hablando de uno de los discos más famosos de todos los tiempos y el autor de la canción principal, que además le dio nombre, no recibió ninguna retribución ni consideración por ello.

Pero en aquel momento era fundamental que pareciera que McCartney había hecho mucho, que era, como decíamos más arriba, el «alma» de Sargent. El alma de Paul sí estaba allí, y su voz, pero no eran las de ese tipo que aparecía en la portada y que, como única contribución, gritó (más que cantó) en una canción.


EL ARTE VISUAL

Los trajes

Uno de los elementos más llamativos del álbum son los coloridos trajes que lucen los protagonistas, que se han convertido en todo un icono.

La forma en que fuimos haciendo averiguaciones sobre ellos resultó tan divertida que me gustaría ir compartiendo con vosotros todos los pasos que fuimos dando.

Lo primero que encontramos fue que se trataba de uniformes militares inspirados en la época eduardiana, el periodo que cubre el reinado de Eduardo VII en el Reino Unido, y se extiende desde 1901 a 1910.

Que son uniformes militares estaba claro, porque el Club de los Corazones Solitarios del Sargento Pimienta es una orquesta militar, que toca además instrumentos típicos de este tipo de bandas.

De estos uniformes surgió poco después la moda «dandy» de los años veinte, que consistía en largas chaquetas y pantalones ajustados.

Y en los años 50 ese estilo fue adoptado por los llamados «Teddy Boys», esos jóvenes rockeros y rebeldes que tan bien conocemos, aquí una reseña de ello:

La subcultura se inició en Londres en la década de 1950 y se extendió rápidamente por todo el Reino Unido, asociado con el rock and roll. Originalmente conocida como Cosh Boys, el nombre Teddy Boys fue acuñado cuando en 1953 un titular del periódico Daily Express acortó el nombre Edward en su forma coloquial Teddy […] Se expresaba en pantalones estrechos, levitas y llamativos abrigos entallados.

Todo lo que encontrábamos nos llevaba al mismo punto, los Teddy Boys:

La subcultura Teddy Boy británica (también conocida como Ted) está caracterizada por hombres jóvenes con vestimentas inspiradas, en parte, por los estilos usados por los dandies de la época eduardiana, estilos que los sastres de Savile Row habían tratado de reintroducir en Gran Bretaña después de la Segunda Guerra Mundial.

Posteriormente, en esa misma presentación que os citaba antes donde se argumentaba sobre el tema de la infancia en Sargent Pepper’s, encontramos lo siguiente:

14. Colors
Fuente: http://es.slideshare.net/GerardoViau/the-beatles-sgt-pepper-influencias-y-raices

El estilo, los colores, todo es un reflejo de la moda Teddy Boy y de los rockeros de los años cincuenta.

Teddy Boy es también una canción compuesta, oficialmente, por Faul durante el viaje a Rishikesh, en 1968, pero fue lanzada en su álbum McCartney de 1970.

Cuenta la historia de un niño, «Teddy Boy», que vive con su madre mientras su padre está en la guerra. Su madre se casa con otro hombre y él no puede soportarlo, así que se va, para después volver a reunirse con ella.

Es la historia de John. Su padre pasó mucho tiempo en el mar durante la Segunda Guerra Mundial, después Julia se casó con otro hombre y John se fue a vivir con su tía Mimi. El reencuentro se produjo años después, finalizando con el desgraciado accidente que acabó con la vida de ella y marcó a John para siempre.

Dejando a un lado la supuesta autoría de Faul, lo que está claro es que el Teddy Boy siempre fue John. Así se describió en varias entrevistas, cuando hablaba de su juventud. Paul tenía un estilo un poco más formal, y Ringo y George también fueron más convencionales. Porque un Teddy Boy no era sólo la ropa, era también su actitud.

En la de la derecha con el traje inspirado en la moda dandy.

Y si recuperamos esa foto que dejé «caer» en el timeline de marzo, podremos hacer la siguiente comparativa:

17. Comparativa

Esto de recuperar la moda Teddy Boy -aunque incorporando tintes militares -no es más que otra manifestación del deseo de John de utilizar elementos del pasado y recuerdos de la juventud.

Los colores de los trajes, como bien se nos indicaba arriba, no son sólo los que lucían los muchachos en sus calcetines o camisetas, sino que también representaban los marcadores fluorescentes que se usaban en el colegio.

En cuanto al componente militar, era John el que insertaba sonidos o frases de este estilo en sus canciones, ¿verdad?

La portada

El álbum más famoso (y esperado) de todos los tiempos debía tener también una portada única e impactante.

El hecho más importante es que se trata de un funeral. Es tan obvio que, aunque los Beatles jamás lo reconocieron abiertamente, multitud de fans y críticos lo han aceptado como un símbolo de la muerte del estilo anterior de la banda para así dar paso a la era psicodélica.

La tierra removida, cubierta de arreglos florales. Los Beatles «antiguos» languideciendo a un lado, Ringo mirando apenado la fosa ya tapada.

Pero esto también fue un concepto de John, porque si observamos estos bocetos, hechos por él, apreciaremos cómo dibujó una tumba -mucho más evidente y con un enorme ramo de flores sobre ella -que debería ir en el centro. Y en esa tumba no caben cuatro hombres.

18. boceto

Finalmente decidieron limitarse a la tierra fresca y una lápida un poco más disimulada, pero que contendría, como todas, un epitafio.

En aquella sesión de fotos de finales de marzo se hicieron distintos intentos, al cual más interesante, veamos algunos ejemplos:

 

Los personajes

El otro elemento característico de la portada es el inmenso mural del fondo, que tanto se ha imitado y analizado a lo largo de los años.

La historia oficial mantiene lo siguiente:

Fraser y McCartney concibieron la portada de Sgt. Pepper’s lonely Hearts Club Band como un santoral de figuras definitorias del siglo XX (más algunas del XIX).

Horror. Otra vez él. Robert Fraser que, según se cuenta, actuó de contacto entre McCartney y Peter Blake, diseñador del collage, así como Michael Cooper, fotógrafo encargado de tomar las imágenes. Si Fraser «concibió» algo, mal asunto.

22. Aleister
Tal vez por eso entre los personajes «notables» del mural podamos encontrar a Aleister Crowley, del cual Fraser, como ya adelanté en el artículo sobre la trama del LSD, era un ferviente seguidor.

23. Aldous
Otro ejemplo de la influencia de Fraser puede ser el filósofo y escritor Aldous Huxley, interesado por temas místicos, cuya obra de cabecera era El libro tibetano de los muertos. Fue la inspiración de Timothy Leary para su The Psychedelic Experience: A Manual Based on the Tibetan Book of the Dead, y se ha reconocido que influyó en Tomorrow Never Knows.

No hay que olvidar tampoco su novela «Un mundo feliz», que plantea un futuro en el que las personas son controladas mental y psicológicamente.

24. Terry southern
Terry Southern, escritor estadounidense, también sería elegido por él, puesto que Fraser había sido el encargado de presentarlo en el ambiente artístico de Londres. Otra posibilidad es que lo eligiera el mismo Michael Cooper, pues mantenían una estrecha amistad.

Pero no todo fue idea de Fraser, menos mal, en el collage había personajes de todo tipo, elegidos por cada uno de ellos, y alguno merece la pena que lo nombremos:

25. Dylan Thomas
Dylan Thomas, que seguro fue una elección de John, poeta y dramaturgo inglés conocido por su vida difusa y su afición al alcohol. Se dice que Bob Dylan tomó su nombre de él.

26. Cómo Liverpool
Tommy Handley, humorista, que lo más probable es que fuera elegido por alguno de los Beatles por ser originario de Liverpool.

27. Los gurús
Los gurús indios Sri Paramahansa Yoganandu y Sri Mahavatara Babaji, clara elección de George.

28. HG Wells
Herbert George Wells, importantísimo escritor británico de ciencia ficción, autor de obras como La guerra de los mundos o La máquina del tiempo.

29. Stuart
Cómo no, Stuart Sutcliffe, a quien John quiso homenajear.

30. Lewis Carroll
Lewis Carroll no podía faltar, autor de una de las obras favoritas de John y en la cual se inspiraría para muchas de sus canciones: Alicia en el país de las maravillas.

31. Stephen Crane
Otra de las elecciones de John sería sin duda el escritor Stephen Crane, autor de un cuento cuyo argumento y desenlace llaman mucho la atención en este contexto: The Open Boat.

Basada en una experiencia real que había tenido el escritor durante la Guerra de Cuba, trata de cuatro hombres que, tras sufrir un naufragio el barco en el que navegaban, quedan a la deriva en un bote salvavidas. Al final, uno de ellos muere, quedando vivos sólo tres.

Este escritor, además, está situado detrás de la Jain Hand y, por lo tanto, justo encima de la cabeza de Faul.

32. Comparativa The Killing
El tirador, uno de los personajes más enigmáticos y que menos encajaría con el conjunto del collage. Sacado de la película «The Killing», the Stanley Kubrick, quedó tapado por la cabeza de George en la pose final (se puede apreciar en las tomas alternativas).

33. Montaje final the killing
Si observamos en esta imagen creada por Litle Neutrino, y eliminamos de la ecuación a los cuatro «nuevos» Beatles (que no formaban parte del mural), podemos apreciar hacia dónde estaría apuntando su rifle el asesino.

34. Diana Dors
Y, por supuesto, Diana Dors, de quien ya hablamos en el artículo de la trama del LSD en Gran Bretaña. Actriz británica que denunció en su biografía las malas prácticas de Stephen Ward, causante del «Profumo affair». En este caso, tal vez sería mejor no buscarle tres pies al gato y suponer que se la colocó por su categoría de «sex-symbol», aunque ocupa un lugar de honor y no hay que olvidar que Ward y Fraser tuvieron muchas cosas en común.

Por no alargar más este capítulo, lo dejamos aquí. En este enlace podéis encontrar un listado completo con todos los personajes, por si sentís curiosidad por investigar algún otro.
http://www.zeleb.es/n/absolutamente-todos-los-personajes-del-sgt-peppers-ahora-que-cumple-50-anos-038106


Las pistas

Está reconocido (incluso en foros no PID) que el álbum Sargent Pepper’s es el que más supuestas pistas contendría sobre la muerte de Paul.

No he utilizado la palabra «supuestas» por casualidad. En la interpretación de las pistas conviene ser prudente. Pueden llegar a ser interesantes, pero siempre es mejor acompañarlas de hechos comprobables para reforzarlas, o al menos para descartar la casualidad.

Y para mí, uno de los hechos que más refuerzan las pistas es la imposibilidad o negativa de sus autores, durante años, a explicarlas de una forma creíble. En mi libro ponía como ejemplo la rosa negra en la solapa del video Your mother should know. Por sí misma es un detalle sin importancia, pero si resulta que se le piden explicaciones a Faul y este responde que «se habían acabado las rojas y cogió una negra que coincidentemente, encontró por ahí», la cosa ya empieza a oler mal.

El adorno de flores amarillas que hay sobre la tumba sería otro de estos ejemplos.

El bajo para zurdos

35. El bajo para zurdos

Un joven que colaboraba en el collage afirmó que le vino la inspiración de repente, y se le ocurrió crear la forma de una «guitarra» con las flores.

Lamentablemente, no explicó por qué esa guitarra estaba colocada en la típica posición para zurdos, algo que siempre se ha intentado achacar a la casualidad. Será porque muchos no han escuchado la entrevista que concedió, a regañadientes, Derek Taylor, durante la explosión del rumor PID, cuando el locutor de radio le preguntó qué se suponía que era eso. Taylor, claramente nervioso, respondió: «eeeeh, es un instrumento para zurdos, ¿no?»

También he leído en algunas fuentes que los investigadores PID «creíamos» que era un bajo porque tenía cuatro cuerdas. Hay que agradecerles que, aunque intentando burlarse del rumor, hayan caído en la cuenta de que esas ramitas simbolizan las cuerdas. Pero es que resulta que no tiene cuatro, sino tres. Y eso tampoco nos lo han explicado.

Un instrumento para zurdos con tres cuerdas. No seis, como correspondería a una guitarra, ni cuatro, como correspondería a un bajo, sino tres, como correspondería a un bajo al que le falta una.

El parche OPD

Otra de las pistas más conocidas y comentadas ha sido la del parche que luce Faul en su brazo en la foto interior del álbum:

36. El parche Sargent

En el cual mucha gente leía OPD, lo que se interpretó como «Oficially Pronounced Dead», oficialmente declarado muerto.

Entrevista de Faul en la revista Life del 7 de noviembre de 1969:

Es todo una maldita estupidez. Cogí el parche OPD en Canadá. Era un parche de la policía. Quizá significa Ontario Police Department o algo así.

Pero es que resulta que el emblema de la OPD, el Departamento de Policía de Ontario, es el siguiente:

37. OPD
Y ni siquiera es de Canadá, sino de una ciudad, también llamada Ontario, situada al sur del estado de California.

El que lleva Faul, como podemos comprobar, sería el de la OPP, la Policía Provincial de Ontario de Canadá:

38. OPP

Así que Faul mete la pata hasta el cuello cuando trata de explicar el significado del parche, pues reconoce que se trata de OPD y no OPP, como la mayoría de los detractores del PID argumentan. Dicen que en realidad la «P» parece una «D» por el plano de la foto, y que por eso «vemos cosas donde no las hay».

Pues que alguno de ellos se lo aclare a Faul, porque él, al igual que nosotros, veía OPD. Y tuvo el parche muy cerca como para no apreciar la diferencia. Yo lo que veo es una explicación demostrada como falsa, lo cual incluye esta pista en la categoría de las «muy mal justificadas».

Todo apunta a que, más bien, es un parche real de la OPP modificado (sea en la foto o previamente sobre el bordado) para que esa «P» pareciera una «D». Y Faul trató de salir al paso justificando las iniciales tal y como él sabía que eran.

A todo esto habría que añadir unas interesantísimas declaraciones de Martin en su «El verano del amor»:

La insignia que Paul luce en su manga izquierda en la fotografía de la cubierta tenía las iniciales OPP en ella. En la foto parecía OPD, y la «Brigada Paul está muerto» entendió que ello significaba «Oficialmente declarado muerto». En realidad, las iniciales significan «Ontario Police Precinct«. Alguien le dio a Paul la insignia cuando Los Beatles estuvieron en Toronto el 17 de agosto de 1965.

Uno de los policías del destacamento que escoltaba al grupo en aquella ocasión era… ¡Un auténtico Sargento Pimienta!
Sir George, la «Brigada Paul está muerto» le habría aconsejado que hablase usted con «McCartney» para ponerse de acuerdo en lo que decía el parche antes de hacer los dos el ridículo. Y, por cierto, tampoco hay ningún Ontario Police Precinct en Canadá.

Pero lo realmente valioso es el párrafo final, con el que además termina el libro. ¿Un «auténtico Sargento Pimienta»? ¿Acaso alguien ha dicho oficialmente que el Sargento Pimienta fuera canadiense, o que tuviera algo que ver con ese cuerpo de policía? Es más, ¿acaso alguien ha dicho que el Sargento Pimienta fuera «Paul McCartney» en el álbum, que es el que llevaba el parche canadiense?

39. Fake mustache
¿Ese mismo Sargento Pimienta que ofrecía en el interior un bigote recortable para que los fans se parecieran a él?

La «Brigada Paul está muerto» le envía un afectuoso saludo de agradecimiento por esto, estimado señor Martin, allá donde esté. Vamos a tener que acabar poniéndole en un lugar de honor junto a Barry Miles.

La Jain Hand

40 Jain Hand

Leí un foro anti PID en el que, analizando las supuestas pistas, no tenían más remedio que reconocer que era tal la recurrencia de este símbolo en la historia Beatle que, obligatoriamente, tenían que haberlo puesto a propósito:

41. Jain Hand collage

Para mí, como ya indicaba en el artículo del Anthology, una de las evidencias de que conocían perfectamente su significado y les era muy familiar, es esta imagen de Pattie durante la estancia en Rishikesh:

42. Pattie Jain hand

Hasta aquí las pistas más evidentes y, para mí, de las pocas que merece la pena nombrar.

Por supuesto hay otros detalles como este, con Faul de espaldas:

43. Faul alto y de espaldas
Que muchos han explicado diciendo que se estaban burlando del rumor. Lo de estar de espaldas todavía, pero no entiendo de qué forma crecer tanto podría ser una señal de estar muerto.

De esta imagen se ha comentado también el hecho de que George esté señalando la canción She’s leaving home. Si le damos crédito a esta pista, se podría argumentar, tal y como hemos explicado, que fue la última composición que hizo Paul en vida.

Pero para mí hay un detalle mucho más interesante aquí. George, John y Ringo están formando con sus manos las letras de la palabra LOVE:

44. Love

Faltaría la «O», claro, porque Faul está de espaldas. Una palabra de cuatro letras a la que le falta una. No sé de qué me suena.

El bombo

45. Bombo

¿De verdad os habíais creído que iba a terminar el artículo sin hablar de él? De ser así, no merecería formar parte de la «Brigada Paul está muerto».

Pero no vamos a entrar a discutir sobre los eternos once de septiembre o nueve de noviembre. Eso ya está muy visto.

No, el tema del bombo nos depara una sorpresa mayor.

A mediados de marzo de 1967 John se compró un original y aparatoso objeto que le había llamado la atención:

 

Una caravana de circo, muy en la línea de sus recientes gustos por el mundo de los feriantes.

La idea era arreglarla y regalársela a Julian por su cumpleaños, que sería poco después, el 8 de abril. Para ello la decoró con motivos florales y psicodélicos, al estilo de su Rolls Royce, que también estaba remodelando por esa misma época. El resultado fue el siguiente:

Y, si os fijáis en la parte trasera:

Lleva el bombo de Sargent Pepper’s, cuyo diseño ha sido siempre atribuido a un tal Joe Ephgrave.

Este hombre no existe.

No hay absolutamente nada sobre él ni sobre su trabajo. El único testimonio que hay es de, mira por dónde, la esposa de Peter Blake, que asegura que lo contrató ella y que ya conocía su trabajo de antes. Podría decirnos dónde encontrar una muestra del mismo, porque simplemente es un «fantasma». Eso sí, en varias fuentes he encontrado el dato de que se trataba de un «artista de feria». Qué cosas.

Ephgrave es un nombre falso, y está compuesto por Eph -de Epitaph, epitafio- y Grave, tumba.

De manera que ese bombo es la lápida de una tumba, con su correspondiente epitafio. Y fue diseñado por alguien que prefirió no dar su verdadero nombre, escondiéndolo detrás de un inteligente y enrevesado juego de palabras.

John colocó finalmente la caravana en su jardín de Kenwood, en una de cuyas puertas, por cierto, y en esa misma época, se podía ver lo siguiente:

Cuando John murió, Ringo se quedó con la caravana y se la llevó a su casa.

Jamás ninguna de estas pistas ha sido reconocida oficialmente, ni como campaña de marketing, ni como broma.

Tumba, epitafio, bajo para zurdos, Beatles nuevos, Beatles tristes a un lado, tirador, Jain Hand, OPD, «Paul» de espaldas… Numerosos símbolos de muerte y funeral, más el concepto, repetido en tres ocasiones, de «conjunto de cuatro al que le falta un elemento».

El álbum con más pistas de la muerte de Paul. No se volvió a ver nada igual a partir de entonces. Si bien siguieron usando la simbología para reflejar esta idea, la forma de hacerlo fue mucho menos evidente y más difusa. Un pequeño detalle aquí, otro allá, letras de canciones… Pero jamás se volvió a intentar enviar el mensaje de una forma tan clara. ¿Por qué?

Esta pregunta nos vuelve a llevar a la teoría del «doble temporal». ¿Y si ellos estaban convencidos de que después de este primer álbum la verdad saldría a la luz? ¿Y si se permitieron la licencia de hacer esto con el objetivo de preparar a la opinión pública para lo que habría de venir?

Lo que está claro es que, a pesar del cambio de Paul, a pesar de los rumores que circulaban sobre una posible separación de la banda y a pesar de todas estas pistas, no sucedió nada. Los de arriba tenían claro, a estas alturas, que podrían poner un cartel de neón con letras brillantes diciendo: «Paul está muerto» y aun así el asunto no saltaría por los aires. De manera que… ¿Por qué no seguir adelante?

La controversia de la alusión a las drogas

No podemos terminar el artículo sin hablar de otro de los factores que alimentaron la controversia sobre este álbum.

Al poco de su publicación la todopoderosa BBC comenzó a alzar su voz para acusar a la banda de estar haciendo apología de la droga.

Vieron en el «I’d like to turn you on» de A day in the life una clara invitación a tomar sustancias estupefacientes, y en los cuatro mil agujeros de Blackburn un símbolo de los pinchazos de jeringuillas, igual que Fixing a Hole.

La frase de Lovely Rita en la que Paul invita a la agente a tomar un té fue acusada de contener una alusión a las drogas.

Y, por supuesto, fueron ellos los primeros que vieron que el acrónimo de Lucy in the sky era LSD.

Algunos de estos detalles -ciertos o no- no los habrían apreciado los fans de no haberlo dicho ellos antes.

Fue por eso que decidieron censurar el álbum. Pero, ¿cómo lo hicieron exactamente? Se limitaron a no emitirlo por radio. Pero ni intentaron que no se vendiera, ni actuaron en contra de las campañas de publicidad del mismo, ni se manifestaron en la puerta de las tiendas de discos. Lo lógico sería que, si las autoridades tienen la certeza de que algo está invitando a la juventud a tomar drogas, se haga una investigación formal y, de confirmarse, se borre todo rastro. Pero no se hizo, millones de fans compraron el álbum en todo el mundo, alentados, además, por esas protestas de la BBC.

Hay una máxima, basada en conceptos psicológicos, que dice: «si quieres despertar el deseo por algo, prohíbelo».

En la época de los sesenta, con todos esos jóvenes queriendo rebelarse contra sus padres y contra el sistema, que ansiaban el cambio y la ruptura con los convencionalismos del pasado, lo mejor era decir: no probéis la droga, la droga es mala. No compréis este álbum, porque habla de droga. Que esa advertencia proviniera de las instituciones gubernamentales y de la BBC, los cuales la juventud consideraba rancios y pasados de moda, no hacía más que animarlos.

Mientras tanto se regalaban miles de muestras gratuitas de LSD en los festivales de música, sin que ninguna autoridad ni medio de comunicación tuviera a bien denunciarlo.

Esto nos lleva a una cuestión complicada y que ahora sería largo desarrollar. Pero si hay algo claro es que la lucha contra la droga que se ha estado llevando a cabo durante décadas no ha sido todo lo eficaz que cabría esperar. Poderes que son capaces de cerrar periódicos y cadenas de televisión, conquistar países con vanas excusas, someter Estados en base a su deuda pública. Y no han conseguido impedir que hoy en día cualquier persona tenga la posibilidad de comprar un gramo de cocaína a menos de dos kilómetros de su casa.

Recupero la frase que me dijo un amigo, agente de un cuerpo de seguridad del Estado: «de cada cien kilos de droga que oficialmente se decomisa, dejan pasar otros cien. Lo demás es propaganda».

Vivir es fácil con los ojos cerrados

Hemos demostrado que el arte visual de Sargent Pepper’s, los trajes, los colores, la portada, partieron de John. La temática de circo y representación que inunda todo el álbum también salió de él. Símbolos, pistas y mensajes al más puro estilo Lennon. Por lo tanto, si hubiera que nombrar a uno de los Beatles como «el alma de Sargent Pepper’s», ¿a quién elegiríamos?

Pero estos datos no están sacados de ningún archivo clasificado. Están ahí, al alcance de cualquiera. Las fuentes que hemos consultado reconocen muchas de estas cosas, aprecian la influencia Teddy Boy, la idea de John de inspirarse en el pasado para componer.

Se conoce la historia de la caravana con el bombo y todos tienen oídos para escuchar y reconocer sonidos de circo tanto en Sargent como en obras posteriores de la banda. La historia del afiche es conocidísima.

¿Por qué ningún análisis de este álbum dice abiertamente que todo él es obra de John, que todo apunta a él, a sus gustos, a su personalidad, a su estilo?

Porque, sencillamente, se adecúan a la historia oficial, que nos dice que «Paul» ideó todo. Cuando algo no parece ir en la línea de lo que se supone que hay que creer, de lo que gente como Martin, Lewisohn, Miles o Davies han escrito, simplemente se deja de lado. Y así se contribuye a crear una historia falsa. Y aún hay muchos que se preguntan cómo se puede ocultar un asunto de este calibre durante tanto tiempo. Muy sencillo: una mentira no se sostiene si nadie la cree. Millones de «verdaderos fans» han estado contribuyendo a ello durante décadas, prefiriendo no plantearse cosas como la casualidad del despertador o las contradicciones sobre la historia del LSD.

Por lo tanto, todo lo que pueda poner en duda la historia reconocida ha de ser omitido, porque no les encaja, y lo que es peor: en su fuero interno les causa pavor.

«No cuestionemos, no nos hagamos preguntas, no vaya a ser que las respuestas no nos gusten». Es fácil vivir con los ojos cerrados. Porque una vez que quitas el primer ladrillo del muro que nos separa de la realidad, ya nada volverá a ser igual.

Página 199 del libro de George Martin:

Si los Beatles como grupo de actuaciones en directo murió en California en 1966, Sargent Pepper’s nació allí.

El álbum Sargent Pepper’s fue publicado el 1 de junio de 1967. Y es aquí donde interrumpimos la historia. Hasta ahora las cosas parecían seguir un curso normal, esperable, Faul actuaba como «debía», los demás lo aceptaban.

Pero las cosas no sucedieron como ellos esperaban. Porque este mes se producirá un hecho clave en esta historia, que marcará un hito y acarreará importantes consecuencias.

Continuará…

Lady Ruth, Maxi Manzotti, Radha Badtler, Cristian Ramírez y Jordi Mercade.



8 comentarios en “La Conspiración de los Beatles, capítulo 7: Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band”

  1. 1. ¡Pobre John, siempre fue el genio creador! (Como un pequeño tributo, se recomienda leer «Lennon bajo el sol» de José Adiak Montoya. Una novela sobre un John Lennon nacido en Nicaragua).

    2. No sé porque me acordé de una noticia vieja sobre el día que Faul McCartney sobrevivió a un intento de asesinato.

    3. Hablando sobre «Lovely Rita», ¿quién podría pensar que era un presagio de un John Lennon que terminaría «enamorado» de Yoko Ono?

    4. Voy a confesarte una cosa muy perversa que comentábamos mi mamá y yo, el año pasado que estaba conmemorándose el aniversario del natalicio de John.

    Mamá: ¿Cómo es posible que John Lennon le haya atraído una mujer tan fea? Aparte de que siempre me dio la impresión de que era una mala persona. No sé, porque lo sigo pensando.
    Yo: Hay muchas cosas extrañas que he leído sobre Yoko, pero, si vamos a comentar cosas descabelladas; No sé, porque tengo, la teoría de que Paul McCartney, es el verdadero asesino.

    5. Es curioso, como un capítulo tributo a The Beatles de la primera serie de «Las Chicas Superpoderosas» retrata a «Él» como Paul McCartney.

    Saludos

  2. Hola Lay: buenísimos tus artículos , dejan miles de incógnitas .Cuando vas a hablar de donde salió Billy como lo encontraron? De donde es ,si mucho antes y ese hecho tan clave que siempre comentas que sucedió en la ruptura final que llevó a la banda . Muchas gracias .

  3. Oi Lay
    Cada vez mais, estou ficando convencido de que não foi apenas Paul que foi assassinado em setembro de 1966.
    É forte demais conceber a idéia de que os quatro Beatles foram sacrificados em 1966, porem os indícios são muito evidentes.
    Um abraço e parabéns pelo seu trabalho, muito bem escrito e bem apresentado.
    Marcelo (Brasil ).

  4. Dos comentarios, Lady Ruth. La dicción de la canción Good Morning siempre me pareció que se correspondía en verdad con Good Mournin (bonito entierro), con lo que tendriamos una nueva pista sobre la muerte de Paul. La segunda, a la que no has hecho mención, es a la imagen especular que se forma con la margen derecha del disco, y en la que la imagen doble de Diana Ford flanquea la figura… de una morsa!

  5. Cada vez se pone mejor la cosa y cada vez se aclaran más puntos. Aunque John muchad veces fuera contradictorio en sus entrevistas, ya sabemos que el hablaba a través de su música con mensajes y simbologia precisa porque sabía que había quiénes podían entenderlos. Era genio! En mis clases de literatura me enseñaron que muchas veces los autores dicen mucho en «lo no dicho», bueno pues en la música también.
    Gracias Lay, aunq nos hagas sufrir tanto, la espera siempre vale la pena. Esos supuestos fans verdaderos de los Beatles deberían de fijarse en los pequeños detalles y pistas que hay por donde quieran ver, aunque sea solo por molestar, y también preguntarse porqué después de la separación de los Beatles, ni John ni George colaboraron con Faul en ninguna canción, corrígeme si me equivoco Lay por favor, pero nunca supe que nuestro George haya colaborado alguna vez con Faul. Y bueno de John ni se diga! Algunos se atreverán a decir que Lennon le tenía envidia a Faul 😂 …de dónde? Como John Lennon nadie, hasta el Fredy Mercury lo reconoció como su ídolo y como un arista inigualable, y eso que Fredy era grande! Esque solo un genio puede reconocer a otro. Saludos Lay y nunca mueras por favor. 😉

  6. Lay, muy buenos tus artículos, como siempre. Me está costando manejar la ansiedad por tener que esperar tanto para que salga el próximo posteo.

    Saludos.

  7. Lay, estamos esperando tu próximo artículo cuando agua de Mayo! Por cierto sigue pendiente el especial sobre Brian Epstein y los hechos que rodearon a su muerte.

    Como apunte decir que es muy interesante la canción Under Preassure de Queen con Bowie, con la frase «watching some good friends screaming let me out»…

    1. Sigo viva Eduardo, a puntito de publicar la primera parte de Jimi Hendrix (he tenido que partirlo en dos debido a su extensión y a la cantidad de fotografías que incluye). Si todo va bien, espero poder continuar con el timeline Beatle que incluiría el tema de Brian Epstein.

      Muy interesante el detalle de Under Pressure, son ya varias las posibles pistas que hemos encontrado en letras de Queen. Mil gracias, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.