El asombroso hombre creciente

«Por un lado, no hay duda de que la mayoría de los hechos o indicios son fácilmente refutables o simplemente resultan ridículos; pero por otro lado, sin embargo, se puede afirmar que un buen 30 por ciento de ellos siguen siendo inquietantes y no son explicables a la luz de la lógica».

Esta era la conclusión a la que llegaba el escritor Glauco Cartocci al final de su libro «El caso del doble Beatle» de 2007, en el que analizaba la leyenda de la muerte de Paul. Todavía no se habían publicado los resultados de los análisis de Carlesi y Gavazzeni, Daniele Gullá y Elena Marchetti, así que quizá, si lo escribiera ahora, ese 30 por ciento aumentaría.

Y es que este asunto, por más que traten de negarlo, está lleno de detalles extraños que sólo tienen sentido de una forma.