La morsa era Paul

Hace un tiempo una profesora comentaba, en una clase de inglés dedicada a la música, que la canción más incomprensible y extraña que había escuchado nunca era I am the Walrus, de John Lennon.



No es la única que lo piensa. A lo largo de la historia siempre se ha dicho que esta canción es «un sinsentido», algo «imposible de entender», una «concatenación de expresiones sin conexión ni significado real aparente».

Muchos han tratado de analizar su letra con el objetivo de ofrecer un poco de luz al misterio. Pero sus conclusiones se quedan vacías en todos los casos, no pudiendo ofrecer una visión en conjunto de cuál es el mensaje que se pretendía transmitir. Al final no tienen más remedio que decir que la mayoría de las frases fueron «escogidas al azar».

John no hacía nada por casualidad.

Con este artículo pretendo demostrar que solamente a través de PID se puede comprender esta canción.

1. La mente de John: Alicia en el País de las Maravillas

Desde que era adolescente John amaba este libro, escrito en 1865 por Lewis Carroll. A pesar de que siempre se ha considerado un cuento y ha sido utilizado en las escuelas como libro de obligada lectura, la obra de Carroll es en realidad un complicadísimo conjunto de juegos de palabras y de lógica. En él hay crítica hacia la sociedad, la educación y la política. Tiene una segunda parte, A través del espejo o lo que Alicia encontró allí (en inglés: Through the looking-glass, and what Alice found there).

Leyendo la obra y conociendo a Lennon nos damos cuenta de que concuerda totalmente con su forma de pensar, de componer y de expresarse. Este tipo de simbología le acompañó toda su vida.

Asimismo, enlaza con el mensaje que empezó a transmitir a partir de 1966: «nothing is real». Una verdad alternativa, una fantasía. Cosas imposibles que se convierten en reales.

John se basó en símbolos y detalles de este libro en más ocasiones, como es el caso de Lucy in the sky with Diamonds.

En la película Yellow Submarine vemos un mundo similar al que creó Carroll: Pepperland, los mares llenos de seres extraños, los juegos de palabras…

Y, al igual que Yellow Submarine mostraba los sueños y pensamientos más extravagantes y psicodélicos de John con respecto a lo que estaba pasando a su alrededor y lo que sentía al respecto, I am the Walrus también lo hace.

The eggman

the eggman

Se trata de un personaje clave en la canción. Aunque se le da más importancia a la morsa, «el hombre huevo» se repite más veces en la letra.

The eggman o «Humpty Dumpty» es un personaje de un poema infantil de Mamá Ganso, creado en Inglaterra en 1810. Es representado como un huevo personificado, con brazos, piernas, cara y capacidad de hablar.

Carroll lo recuperó para su A través del espejo y lo hacía hablar con la protagonista, Alicia, sobre semántica, explicando el poema Jabberwocky.

En la rima original no se decía que Humpty Dumpty fuera un huevo, porque en realidad era una adivinanza. Decía así (traducción al español):

Humpty Dunpty estaba sentado en un muro,
Humpty Dunpty sufrió una gran caída.
Ni sesenta hombres, ni sesenta hombres más
pudieron a Humpty arreglar jamás.

Es decir, era un huevo que se caía de un muro, se rompía debido a su fragilidad y obviamente era imposible arreglarlo, quedando roto para siempre.

La morsa

the walrus and the carpenter

Se trata de uno de los personajes del poema La morsa y el carpintero, incluido por Carroll también en Through the Looking Glass.

Es una reflexión sobre el capitalismo y el sistema obrero. El carpintero (el obrero) y la morsa (que encarna a la clase alta) encuentran unas ostras (que simbolizan el capital). La morsa acaba comiéndoselas todas sin dejarle ninguna al carpintero. La mayoría de los análisis de la canción indican que John estaba usándolo para realizar una denuncia social.

Sabiendo el interés de John por este tipo de cuestiones no sería una opción descartable, a pesar de que su explicación de por qué eligió a este personaje como protagonista, para repetir incansablemente que él era la morsa, es muy sospechosa:

Es de La morsa y el Carpintero, de Alicia en el país de las maravillas. Para mí, era un bonito poema. Nunca se me había ocurrido que Lewis Carroll estuviera hablando sobre el capitalismo o el sistema social. Nunca me ocupé de saber qué significaba realmente, como está haciendo la gente con el trabajo de los Beatles. Más tarde, volví y lo miré y me di cuenta de que la morsa era el malo de la historia y el carpintero el bueno. Y pensé: «oh, mierda, cogí al tipo equivocado. Debería haber dicho yo soy el carpintero». Pero no habría sido lo mismo, ¿verdad? (Cantando) «I am the carpenter»
Entrevista para Playboy, 1980.

Miente. Si por algo se caracterizaba John, era por su inteligencia y su capacidad de reflexión, incluso siendo todavía un niño. No me creo bajo ningún concepto que hubiera leído el poema y no lo hubiera entendido. Y mucho menos que no se hubiera ocupado de analizarlo.

Por otra parte, no tiene sentido, dada la intensa lucha de John por la justicia social y por el despertar del pueblo, que negara el verdadero mensaje de una canción que supuestamente estaría haciendo una denuncia de este tipo.

De manera que… ¿Posible utilización de este poema para criticar al sistema? Podría ser, aunque en realidad no fue hasta el año siguiente cuando realmente se «tiró a la piscina» con Revolution, primera canción claramente política. En un momento en el que John, según sus propias palabras, «acababa de despertar después de estar dos años muy mal». Dos años desde la muerte de Paul. Dos años en los que gran parte de su trabajo y sus ideas estaban fuertemente influenciadas por este suceso.

Es hora de hablar del 60if. No lo vamos a tratar todavía al cien por cien, pues del análisis crítico y detallado me ocuparé en el siguiente capítulo de «La Conspiración de los Beatles», pero era imprescindible comentar ahora algunos aspectos.

Como adelanto, diremos que el 60if es un texto aparecido a comienzos de este siglo como una supuesta confesión que habría dejado George escrita antes de su fallecimiento. Al poco de surgir, dicho texto fue hackeado y modificado, no quedando apenas gente que recuerde cómo era originalmente.

Estamos hablando por lo tanto de una prueba que, aunque hubiera sido verdadera, sufrió alteraciones, y por lo tanto el análisis tiene que ser crítico y apoyado en otros datos objetivos.

Uno de estos datos es la canción I am the Walrus.

Texto del 60if, traducción del fragmento en el que se habla de la morsa:

Cuando llegamos allí había una línea de oficiales de policía bloqueándonos el paso mientras un montón de hombres vestidos de civiles estaban recogiendo material para la investigación posterior. Eran tan ajenos a la tristeza que sentíamos que uno de ellos tuvo la audacia de exclamar, justo en frente del cuerpo muerto de Paul: «Mirad, parece una morsa». Bien, con sus dientes colgando fuera de sus labios comidos y una brillante oreja hinchada y goteando, él realmente parecía una morsa. John se enfrentó al hombre que había hablado tan insensiblemente y empezó a pelearse con él. Tuvo que ser empujado lejos mientras chillaba: «¡Yo… yo soy la morsa, no él, yo, yo, yo soy la morsa!».

Se cuenta con imágenes, insertadas de diferentes formas en videos y portadas de los Beatles que, simbolizando el aspecto de Paul en ese momento, encajan a la perfección con esta descripción hecha por el 60if. Cabe comentar que la mayoría de ellas las hemos encontrado con posterioridad a este texto. No es ahora el momento de analizarlas, sino cuando tratemos el 60if al detalle. Pero son demasiadas y muy recurrentes. Citaremos, de momento, Free as a bird, A day in the life o la portada que se barajó en un principio para el White Album y que no se llegó a utilizar. Hay más y las mostraremos más adelante.

free as a bird

Por otra parte, sabemos cómo reaccionaba John a este tipo de sucesos. Según contó Astrid Kirschner, cuando John se enteró de la muerte de Stuart Sutcliffe, su gran amigo, comenzó a reír como un loco tirándose al suelo, en una especie de locura transitoria.

La morsa es como hablar de un sueño… recordaba John en una entrevista de 1977.

Por otra parte, tenemos también la página del álbum Magical Mystery Tour, en el que, detrás del título de la canción, vemos lo siguiente:

no, youre not

¡No, no lo eres!, dijo la pequeña Nichola (Nichola es la niña que aparece en la película sobre el regazo de John).

(Por cierto, este álbum que estáis viendo es el original en vinilo de 1967).

Y hasta aquí, las referencias más importantes a Alicia en el País de las Maravillas.

Tenemos, por lo tanto, un personaje que muere rompiéndose en pedazos y nadie lo puede arreglar, the eggman. Un personaje que no tiene sentido colocar ahí ni aun aludiendo a una supuesta denuncia social, salvo atendiendo a la versión del 60if, the walrus. Y tenemos el dato, dicho oficialmente por John, de que el ritmo de la canción está basado en la sirena de un coche de policía que, «casualmente» (como todo, al parecer), sonó mientras estaba componiendo la canción.

Con estos elementos podemos empezar a intuir de qué trata.

2. Análisis de la letra

En 1967, un estudiante del Quarry Bank High School envió a John una carta comentándole que su profesor había hecho una clase analizando las canciones de los Beatles. Lennon se quedó impresionado. Según él, fue la clave que le hizo empezar a escribir canciones «sin sentido», pues su propósito era confundir a los expertos en el grupo.

La anécdota de la carta es cierta. Pero no la motivación de John. Pues sus canciones, todas, tienen sentido. Y él sabía que había gente por ahí analizándolas al detalle.

Sin embargo, John se hartó de tratar de desmentir públicamente que detrás de la canción hubiera un sentido oculto. Lo repetía sin cesar. Demasiado. Y ya sabéis lo que opino de eso.

Las palabras no significan demasiado. La gente saca demasiadas conclusiones y es ridículo. He estado burlándome todo el tiempo, todos ellos han estado burlándose. Sólo porque otra gente ve un sentido profundo en cualquier cosa… ¿Qué significa realmente «yo soy el hombre huevo»? Podría haber sido «el pudding Basin», no me importa. No es tan serio.

Muy bien, John, burlémonos entonces.

I am he as you are he as you are me
And we are all together.

Yo soy él, mientras que tú eres él mientras que tú eres yo
Y estamos todos juntos.

Este primer verso viene de la composición Marching to Pretoria, que contiene la frase «I’m with you as you’re with me and we are all together». Posiblemente John se basó en ella. Sin embargo, le cambió el sentido, porque él no dice «yo estoy contigo» sino «yo soy él, tú eres él». Es una ambigüedad, aludiendo a la confusión que sentía ante la sustitución.

See how the run like pigs from a gun
See how they fly
I’m crying

Mira cómo corren, como cerdos huyendo de una pistola
Mira cómo vuelan
Estoy llorando…

Duras palabras, claramente una crítica hacia alguien que es presa del miedo. ¿Él mismo? Luego expresa su dolor… «Estoy llorando».

Sitting on a cornflake
Waiting for the van to come

Sentado en un copo de maíz
Esperando que venga la furgoneta

Según la biografía de Pete Shotton, que estaba ahí en el momento en el que John escribió la canción, esta frase decía «waiting for the man to come», «esperando que venga el hombre», pero fue modificada a petición de Pete.

Corporation t-shirt, stupid bloody Tuesday
Man you’ve been a naughty boy
You let your face grow long

Camisetas corporativas, estúpido martes sangriento
Hombre, has sido un chico malo
Has dejado que tu cara crezca más larga

El 60if hace alusión a este estúpido martes sangriento como el día en que fue encontrado el cuerpo de Paul sin vida.

El hombre de la cara larga es Faul. Como ya sabemos, este detalle fue detectado por Carlesi y Gavazzeni en su análisis antropométrico, e incluso Gavazzeni descubrió que se había intentado disimular achatando las fotografías.

I am the eggman
They are the eggmen
I am the walrus
Goo goo g’joob

Bien, primera vez que aparece este recurso tan curioso. Esa frase, goo goo g’ joob, no tiene absolutamente ningún significado en el diccionario, ni John por supuesto lo dio, a pesar de que fue el primero que la usó. Los siguientes en hacer uso de este coro fueron Simon & Garfunkel, y precisamente en la canción Mrs Robinson, justo después de la estrofa en la que le recomiendan esconder el secreto. Ver video al final del artículo de Jane Asher.

Con el tiempo se ha dicho que podría tener un significado del tipo «no pasa nada, todo está bien».

Mr city policeman sitting
Pretty little policemen in a row
See how they fly like Lucy in the sky
See how the run
I’m crying
I’m crying, I’m crying, I’m crying

Señor policía de la ciudad, sentado
Unos pocos policías en una fila
Mira cómo vuelan, como Lucy en el cielo
Mira cómo corren
Estoy llorando
Estoy llorando, estoy llorando, estoy llorando…

Ritmo basado en una sirena de policía y ahora policías en fila. Esto recuerda a un escenario determinado. La referencia a Lucy in the Sky es muy interesante, no será la primera vez que John haga esto, como veremos. Una canción dedicada al LSD, clave en este asunto.

Yellow matter custard
Dripping from a dead dog’s eye

Natilla de sustancia amarillenta
Goteando del ojo de un perro muerto

Grotesco. No hace falta que diga a qué visión podría estar haciendo referencia John. Según la biografía de Shotton, esta frase fue el principio de la letra, basada al parecer en una canción que solían cantar de pequeños en la escuela.

Crabalocker fishwife
Pronographic priestess
Boy, you’ve been a naughty girl
You let your knickers down.

Pescadora de cangrejos
Sacerdotisa pornográfica
Chico, has sido una chica mala
Te bajaste las bragas.

De nuevo crítica ácida, bastante desagradable. No he logrado encontrarles el sentido a los cangrejos aquí pero sí a la última frase. Aunque pretende tener connotación sexual, bajarse las bragas en cualquier idioma es un sinónimo vulgar de claudicar con algo inadecuado.

I am the eggman
They are the eggmen
I am the walrus
Goo goo g’ joob

Sitting in an English garden
Waiting for the sun
If the sun don’t come you get a tan
From standing in the English rain

Sentado en un jardín inglés
Esperando al sol…
Si el sol no viene, te pones moreno
Permaneciendo de pie bajo la lluvia inglesa.

Esperando al sol, que no llega. O sea: a Paul. Y si no llega, te tendrás que conformar con un bronceado «de lluvia». Muy poético.

I am the eggman
They are the eggmen
I am the walrus
Goo goo g’ joob
Goo goo g´ joob

Expert textpert choking smokers,
Don’t you think the joker laughs at you?
See how they smile like pigs in a sty,
See how they snied.
I’m crying.

Expertos en textos
Fumadores asfixiados
¿No pensáis que el bufón se ríe de vosotros?
Mira cómo sonríen, como cerdos en una pocilga
Mira cómo gruñen
Estoy llorando

Estrofa en la que se basan muchos de los que afirman que, efectivamente, John se estaba burlando en la canción de aquellos que analizaban las letras. Sin embargo, mi interpretación es la siguiente: está llamando a los que analizan para decirles que alguien se está riendo de ellos, pero no con la letra de esta canción, sino con el engaño. No puede estar llamando cerdos a los fans.

Semolina Pilchard
Climbing up the Eiffel Tower

Sardinas de sémola
Subiendo a la Torre Eiffel

Juego de palabras. Muchos han interpretado que John podría estar hablando del Detective Sargento Norman Pilcher, que por aquel tiempo se dedicaba a detener a estrellas del Rock británicas por posesión de drogas. El mismo John sería detenido un año más tarde, lo cual sería clave para el intento de extradición de Estados Unidos bajo esta excusa. Como sabéis, el tema de la droga es la clave en este asunto y Pilchard formaba parte de este entramado. Más tarde fue detenido y encarcelado por malas prácticas en su profesión, acusado de mentir y falsificar pruebas.

Elementary Penguin singing Hare Krishna
Man, you should have seen them kicking
Edgar Allan Poe

Pingüino elemental cantando Hare Krishna
Tío, deberías haberles visto pateando
A Edgar Allan Poe.

Es una burla hacia aquellos que ponen toda su fe en un ídolo, en este caso falso. El mismo concepto que en la canción God.

I am the eggman…

Al final de la canción suena un diálogo de una representación de El Rey Lear, obra de Shakespeare. Según se dice oficialmente, John la escuchó «por casualidad» en la radio y le «apeteció» incluirla. Sin embargo, no sabía lo que era, lo averiguó más tarde. Algo así como el significado del poema La morsa y el carpintero.

Este es el texto traducido, obtenido de la obra:

Oswald: ¡Me mataste, vil esclavo! Toma mi bolsa y, si tienes corazón, entierra mi cuerpo y entrega en propias manos a Edmundo, conde de Glocester, las cartas que yo le llevaba. Lo encontrarás en el ejército bretón. ¡Oh, muerte inoportuna!

(Esta última frase es la que más claramente se escucha en el video).

Edgard: Te conozco, oficioso agente de tu ama, cuyos criminales intentos secundabas. Tan cobarde eras como puede serlo la maldad.

Conde de Glocester: ¡Cómo! ¿Está muerto?

Edgard: Sentaos, padre. Descansad.

Aquí un video subtitulado por Litle Neutrino con el audio:

Esto no está puesto aquí «por casualidad». No sólo confirma el mensaje de dolor y muerte que tiene el resto de la canción, sino que nos da otra explicación del famoso «Joker» que según John se está riendo de nosotros. El Joker es otro personaje del Rey Lear, que hace reír al rey con sus tonterías, pero que a la vez demuestra perspicacia y le avisa cuando está equivocado.

Para terminar de comentar la inclusión de Shakespeare, aquí tenemos un recorte de una revista en la que una fan preguntaba por ello. Responde Neil Aspinall:

neil aspinall

Yo no estaba presente en la sesión de grabación de I am the Walrus, pero puedo asegurarte que lo que tú oyes no es una casualidad, porque los Beatles jamás dejarían sonar en medio una cinta de mala calidad sin motivo. Cada sonido que oyes en cualquier grabación de los Beatles ha sido colocado deliberadamente. Habiendo conocido bien a John durante siete años, puedo asegurarte que leer un pasaje de una obra de Shakespeare es justo el tipo de chifladura que él haría. Si él llevó la copia de la obra al estudio y lo planeó allí todo, no lo sé, pero lo dudo. Suena más espontáneo que eso y mi impresión es que alguien más tenía una copia de la obra allí y él la tomó prestada. En la emoción del momento empezaría a leerla al micrófono. Paul no habría dudado en aprobarlo y estar con él en ello. Sospecho que el hecho de que John eligiera este pasaje en particular sería tomado como otra pista del mito de «Paul is dead» que los Beatles se divirtieron perpetuando.

Bien, el mito de Paul is dead, nuevamente toca decirlo, surgió en 1969. Estamos en 1967. Vale que por ese entonces ya se había hecho algún pequeño comentario en prensa, a raíz de la extrañeza que sentían algunos por el nuevo aspecto de «McCartney», pero sin mayor repercusión.

Pero con lo que nos tenemos que quedar es con eso en lo que tanto insiste Neil: NADA de lo que aparece en las grabaciones de los Beatles está ahí por casualidad, cada sonido fue puesto con toda la intención. No hay casualidades. Ni en el texto de Shakespeare, ni en la elección de la morsa, ni en el hombre huevo. Nada. Por lo tanto, todos los análisis de esta canción que insisten en decir que esto no tenía sentido, están equivocados.

Jamás olvidaré el aspecto de vacío total en sus semblantes mientras la estaban tocando.
Geoff Emerick, ingeniero de sonido de The Beatles, hablando sobre la grabación de I am the Walrus.

3. Análisis del video

No voy a hacer un análisis fotograma a fotograma como en otras ocasiones, pues durante todo el video se van repitiendo más o menos los mismos recursos. Nos centraremos en lo más importante.

Existen varias versiones del video. Son muy similares, pero hay algunas diferencias son interesantes. Me he basado más en la original, la de la película Magical Mystery Tour, por una sencilla razón:

video 1
Esta escena, que sólo aparece en la película, ha sido eliminada en todas las demás versiones. Un coche blanco que pasa justo por detrás de la cabeza de Faul. En versiones posteriores no aparece. Considero además que es algo añadido, puesto a propósito, y no un coche que pasó por allí. Porque en ese mismo video existe esta otra imagen, un poco antes:

video 2

Es la misma escena, los mismos movimientos, pero el coche no pasa. El coche lo pusieron ellos allí ex profeso. Pero para posteriores versiones no se colocó.

Es exactamente el momento en que John canta «Sentado en un jardín inglés esperando al sol».

En otra versión del video para esa frase se utiliza esta otra escena:

video 3
Aparecen tocando todos un violonchelo blanco. Parece ser un homenaje al Höfner Violin Bass de Paul. Además, el último de ellos, John, lleva colgado un enorme girasol. Esta flor (sunflower en inglés), como sabemos, va girando su cabeza en la dirección de sol, mirándolo constantemente mientras este está en el cielo.

video 4
I am the eggman.

video 5
They are the eggman…

video 6
I am the walrus. John, efectivamente, vestido como la morsa.

video 7
La fila de policías. Están sobre un muro. Recordemos el poema de Humpty Dumpty, el hombre huevo: se cae desde un muro y se rompe.

Un dato importante es que uno de estos policías es George Martin, el productor. ¿Un hombre tan serio y profesional saliendo en un video como este? Pues sí, al parecer él se negaba, pero John prácticamente lo obligó a ello. De hecho, oficialmente se dijo que Martin no quería publicar esta canción en absoluto, según él porque «no tenía sentido». Tal vez tenía demasiado y no le interesaba. Lo dejo aquí de momento, pero tendremos que recordarlo dentro de un tiempo.

Más adelante también los vemos a ellos en el muro, en la misma posición que el huevo:

video 8

video 9
Esta es una de las escenas más interesantes, que ha dado mucho que hablar en los foros de PID. Faul no lleva zapatos (vaya, debía de hacer mucho calor también, como el día de la foto de Abbey Road. No sé cómo aguantaría debajo del traje del hipopótamo). Estos se encuentran a un lado, junto al bombo de la batería que dice: «Love The 3 (aun lado, medio girado) Beatles». Recordemos el artículo de Band on the Run donde mostraba otras ocasiones en las que se usó este mismo recurso.

Encontré otra versión del video exactamente igual que la otra en la que no aparece el coche, pero que, mientras suena la frase «chocking smokers» muestra esto:

video 10

Como vemos, para tratarse de frases inconexas, sin sentido, puestas por casualidad para reírse de la gente, las acompañaron de símbolos muy curiosos. Menuda «broma» …

Hasta aquí, el análisis de I am the Walrus. Una canción y un video que usan una simbología específica, muy del estilo y del gusto de John, para hablar, ni más ni menos, que de la muerte de Paul.

Por último, no nos olvidemos de que I am the Walrus fue la cara B del single Hello Goodbye.

Pero la historia de la morsa no se acaba aquí.

4. Glass Onion

Al año siguiente John compuso esta canción, publicada en el White Album. Según muchos volvía a ser una burla a los que analizaban las canciones de los Beatles. Para mí es la segunda parte de la anterior, no sólo porque hace referencia directa a la morsa, sino por el título. Al igual que Carroll en Through the looking-glass, John eligió como título para continuar el mensaje anterior Glass Onion, Cebolla de Cristal. El espejo en la obra de Carroll encarna el lugar por el que Alicia pasa para entrar en el mundo fantástico.

También parece claro para muchos fans (no necesariamente PID) que la expresión «Glass Onion» estaría haciendo referencia a un ataúd con la tapa de cristal. Ellos lo justifican diciendo que John estaba haciendo burla del rumor «Paul is Dead». ¿Qué rumor? Parecen olvidar que dicho rumor no estallaría hasta noviembre del 69.

La canción se basa exclusivamente en hacer referencias a temas anteriores de los Beatles. Pero no unos temas cualquiera. A lo largo de mis artículos he comentado muchos de ellos, algunos incluso con una nota específica. La letra es la siguiente:

Ya te hablé sobre Strawberry Fields.
Ya sabes: el lugar donde nada es real.
Bien, aquí tienes otro lugar al que puedes ir
Mirando a través de los tulipanes inclinados
Para ver cómo vive la otra mitad
Mirando a través de una cebolla de cristal.

La primera canción de John tras la muerte de Paul, comentada en un artículo incluyendo análisis detallado del video. Es fundamental. Como no podía ser de otra forma, hace alusión al concepto «nothing is real».

Ya te hablé sobre la morsa y yo, tío
Ya sabes lo que nos podemos llegar a parecer, tío.
Bien, aquí hay otra pista para todos vosotros:
La morsa era Paul

¿Por qué? Si no es con lo que sabemos y a través de mi teoría, ¿por qué dice esto John aquí? ¿La morsa era Paul?

Recordemos las profundas incongruencias en las que incurrieron él y John cuando se les preguntó por ella. Ya las comenté en mi artículo sobre la muerte de Lennon, simplemente las leeremos de nuevo:

Lennon: Bueno, escuché algunas cosas de The Beatles en la radio el otro día y oí «Green Onion»… no, «Glass Onion», ¡no me acuerdo de mis propias canciones! La oí porque era una canción rara…

Playboy: Esa fue la que contribuyó al mito de «Paul McCartney está muerto» debido a la línea: «la morsa era Paul».

Lennon: Sí. Esa línea fue un chiste, ¿sabes? Esa línea fue escrita en parte porque me sentía culpable porque estaba con Yoko y sabía que finalmente estaba seco. En una forma perversa, fue una manera de decirle a Paul: «Toma esta migaja, toma esta ilusión, toma esta línea, porque te voy a dejar».

Aquí la hilarante explicación de Faul años después:

John escribió, eh, la canción Glass Onion. Y cuando la escribimos, estábamos pensando específicamente, y él la escribió principalmente, pero yo le ayudé en ello, eh, estábamos, estábamos escribiendo, pensábamos específicamente en esta idea de toda aquella gente que estaba escribiendo: «¿quién es la morsa, es John?, ¿eras tú la morsa?, o ¿es Paul la morsa?, o, ¿quién es la morsa?» Así que John, quiero decir, nosotros sólo… él, pasó a tener una línea, una especie de «vamos a por todos ellos», y, y dijo «Sí, la morsa era Paul», y tuvimos una gran risita, sabes, dijimos «hagamos esto, pongamos esta línea, porque todo el mundo que la lea en profundidad, se va a volver loco».

Durante muchos años la pregunta planeó en el aire: ¿quién era la morsa? En el video está claro que el lleva ese disfraz es John, pero su frase en Glass Onion sembraba la duda.

Fue George quien tuvo la cortesía, años después, de aclararnos este punto en su video de la canción When We Was Fab:

Fab_Walrus
Como vemos, en esta secuencia del video estarían presentes los cuatro Beatles: George y Ringo en persona, John en un retrato que lleva una persona que pasa por allí y… ¿Paul? Ha de serlo, pues es el único que falta y está tocando el bajo como zurdo. Y resulta que Paul es la morsa.

Si John se estaba riendo del rumor de «Paul is Dead» (insisto: sin existir este todavía), ¿qué es lo que está haciendo aquí George? ¿Burlarse también? No era su estilo y menos en esta época en la que no estaba para bromas y lo que más ansiaba era sacar la verdad a la luz y ver a Faul en el lugar que merecía.

Gracias, George.

Sigamos con la canción:

Estando de pie en Cast Iron Shore

Cast Iron Shore es un área costera del sur de Liverpool, conocida por la gente de allí como «The Cazzy». Es una referencia a su lugar natal y también a una costa.

Lady Madonna intentando salir adelante, yeah
Mirando a través de una cebolla de cristal
Oh yeah
Mirando a través de una cebolla de cristal

Lady Madonna es también una canción interesante y en la que hemos encontrado cosas muy importantes, pero las expondremos en un futuro artículo. Valga como adelanto recordar que en ella, al igual que en I am the Walrus, se dice la frase: «see how they run».

Ya te hablé sobre The Fool on the Hill
Tío, te diré que él está todavía viviendo allí

Otra canción comentada en un artículo, recomiendo leerlo. El tonto sobre la colina es Faul. Y, por supuesto, se mantiene en la misma posición que se describía en la canción.

Bien, aquí hay otro lugar en el que puedes estar
Escúchame
Fixing a Hole en el océano
Intentando hacer un empalme de cola de paloma, yeah
Mirando a través de una cebolla de cristal.

Y, por último, Fixing a Hole, comentada en el artículo sobre Mal Evans.

dovetail_joint_failed-b
El «empalme» al que hace referencia, «Dove Tail Joint», aunque traducido como «cigarro de marihuana» en algunas versiones, se refiere a unas piezas usadas en carpintería, las cuales tienen ranuras que se ajustan unas con otras para formar una pieza mayor. Normalmente estas ranuras eran cuatro y encajaban perfectamente, de forma que el «todo» no se movía. Puede estar haciendo referencia a «unir piezas», a componer una especie de puzzle. O quizá se refiere a que, si falta una de las cuatro ranuras, la pieza jamás podrá encajar.

Esos que nos acusan de no ser Beatlemaníacos prefieren pensar que John Lennon escribía estupideces para reírse de sus fans. No conocen a John, ni han leído los libros que a él le gustaban, ni saben cómo era su forma de pensar.

Yo prefiero creer que, detrás de la locura, la rabia, la tristeza y la confusión que sentía, tuvo la genialidad de escribir estas canciones y acompañarlas de las evidencias suficientes como para que nosotros ahora estemos cerca de conocer la verdad. Eso sí, somos pocos. Así como Faul subestima a sus fans, John, al parecer, hacía lo contrario.

Epílogo

Fuera ya del tema del significado de la canción, es interesante ver esta imagen del making off del video, en el que Faul parece estar acomodando algo en sus ojos. Cualquier usuario de lentes de contacto sabrá a lo que me refiero.


Lady Ruth, Litle Neutrino, Cristian Ramírez, Jaime Macarni y Jorge Paredes.



4 comentarios en “La morsa era Paul”

  1. Excelente nota, Lady Ruth, como siempre, tan fructífera. Por eso, aporto nuevamente (antes en Facebook, ahora en tu blog) estos pensamientos surgidos de tu trabajo —hablamos del año 2013—, para ponerlo a disposición de las críticas de tus antiguos y nuevos lectores.
    REFLEXIONES SOBRE “I’M THE WALRUS” (BREVES APORTES A LA NOTA DE LAY RUTH)
    1) “BOOJUM” (BOO BOO BOO JUM) = “GOO GOO GOO JOOB”
    Afirma WIKIPEDIA que “la canción contiene además una exclamación algo inusual que se repite cada vez que se dice ‘I am the Walrus’:‘Goo goo g’joob’”. A continuación, se sostiene que “existen varias hipótesis —insatisfactorias por otra parte— acerca del origen y significado de estas sílabas; la novela de James Joyce, Finnegans Wake, contiene las sílabas: ‘Googoo goosth’ hacia el encabezamiento de la página quinientos cincuenta y siete …No es del todo claro que la fuente sea Joyce, o lo que querría decir si esa fuera la fuente; otras teorías apuntan a que el ‘Goo goo g’joob’ es simplemente una imitación del sonido que producen las morsas” (http://es.wikipedia.org/wiki/I_Am_the_Walrus).
    Una hipótesis, a mi juicio, mucho más plausible, para interpretar la expresión —aparentemente sin sentido y/o no común— “GOO GOO GOO JOOB” es que con ella John se referiría a un personaje que aparece en otro texto de Lewis Carroll —llamado “LA CAZA DEL SNARK” (“THE HUNTING OF THE SNARK”)—, al que el escritor bautizó con una palabra inventada por él: “BOOJUM” (una entidad que para Carroll debía no poder imaginarse, a tal punto que rechazó un dibujo del “Boojum” hecho por Henry Holiday, su ilustrador). En dicho poema se describe una tripulación que va en busca de un “snark”, describiendo «con humor infinito, el viaje imposible de una tripulación improbable, para hallar a una criatura inconcebible» (http://es.wikipedia.org/wiki/La_caza_del_Snark). Aunque algunos lo califican como “sin sentido”, mi opinión es que tiene varios, y uno de ellos es evidenciar la convencionalidad inherente al lenguaje, y el poder del mismo para “fabricar” la “realidad”, tema filosófico si los hay (James Joyce y los surrealistas,entre muchos, trabajaron esta cuestión, aunque el tema lo venimos pensando desde el «Cratilo» de Platón —y aun el gran griego se habrá nutrido de reflexiones previas—).
    Lo nodal es que QUIEN VEÍA A UN “BOOJUM”, DESAPARECÍA, como le ocurre al Panadero en el poema, un personaje que, en la parte final, confunde el ansiado “Snark” con un “Boojum”, y por eso, luego de decir “BOO…JUM”… DESAPARECE, Y NO ES ENCONTRADO POR SUS COMPAÑEROS. Hay que destacar que en la “crisis” («fit», o parte) tercera, el Panadero había explicado lo que le contó su tío, es decir, que quien encuentra un “Boojum” desaparece. Como se dijo, esto es, precisamente, lo que le ocurre al Panadero en la «crisis» octava, en el capítulo final, llamado “LA DESAPARICIÓN” (“THE VANISHING”).
    Estimo que John podría haber jugado, al estilo Carroll, con el término “BOOJUM”, deformándolo un poco para que no sea tan obvia la referencia (incluso leyendo al revés “goo goo goo joob” quedaría “booj oog oog oog”, que en principio, me parece, podría sonar similar). Estos juegos de palabras son muy típicos del creador de “Alicia en el país de las maravillas”, y estimo que cuajan perfectamente con el estilo de John, quien bebió el zumo del jugo «carrolliano».
    “LA CAZA DEL SNARK” es un texto corto pero,a mi entender, riquísimo, desopilante, con juegos de lenguaje anclados en una clara filosofía nominalista, que sostiene que la palabra es un puro convencionalismo. Dijo Carroll: “ninguna palabra tiene un significado INSEPARABLEMENTE unido a ella; una palabra significa lo que el hablante desea que signifique al decirla, y lo que el oyente comprende al escucharla, y eso es todo… sostengo que cada autor puede adoptar su propia regla, provisto, por supuesto, que ésta resulte consistente consigo misma y con los hechos aceptados de la Lógica”. No por nada el gran Jorge Luis Borges era asiduo lector de Dodgson (apellido real de Lewis Carroll). Es claro que Carroll y Borges, entre tantos otros, fueron maestros de la palabra, y experimentaron ingeniosamente algo de sus infinitas posibilidades. Creo que no sería muy loco, conociendo la manera de componer y el genio creativo que tenía John, pensar que podía habérsele ocurrido este jueguito linguístico e insertarlo en la canción. Aun leído al derecho, «boo… boo boo jum» se parece bastante a lo que se escucha en «I’m the walrus».
    Si es correcta esta manera de receptar el tema, entonces, efectivamente, John no era la Morsa; como sostiene LAY RUTH en su magnífica nota, nos lo dijeron sin remilgos la pequeña Nichola, la contratapa del vinilo y el mismo John en “Glass Onion”. Y es así porque LA MORSA ERA PAUL, quien estaría personificado en la canción diciendo “I’M THE WALRUS GOO GOO GOO JOOB” (o también «BOO BOO BOO JUM»); es decir, “YO SOY LA MORSA, VI AL ‘BOOJUM’ O ‘ERA UN BOOJUM’ Y DESAPARECÍ” (tal como le pasó al Panadero).
    (http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQCiYAWYEWFvp9cX0B6NaG0Z2Vf5CZs3eZUFV5L5_5zVRE_etp3)
    Simbólicamente hablando, esta interpretación encajaría perfectamente con P.I.D., diría MUCHÍSIMO, y muy lejos estaría de querer decir que “está todo bien” o que “no pasa nada”.

    2) I‘M THE WALRUS = UNA AGONÍA EN UNA CANCIÓN
    El subtítulo del libro “LA CAZA DEL SNARK”(“THE HUNTING OF THE SNARK”) es claro y gráfico: “UNA AGONÍA EN OCHO CRISIS” —“AN AGONY, IN EIGHT FITS”—). Como ya se dijo, las crisis serían los episodios o partes del poema. Es muy probable que a Lennon no le pasase desapercibida esta historia, y bien se le pudo ocurrir contar entre líneas lo que le pasó al grupo usando expresiones, métodos y maneras de Lewis Carroll. ¿Por qué no mezclar los dos libros, es decir “A TRAVÉS DEL ESPEJO Y LO QUE ALICIA ENCONTRÓ ALLÍ”, (tomando personajes como “the Walrus” y “Humpty Dumpty”) y “LA CAZA DEL SNARK”, tan adecuado que porta el subtítulo perfecto y termina con uno de los protagonistas desaparecido? Eso sería muy astuto y “carrolliano”, y es lo que podría advertirse en la letra de la canción.
    Creo que no podemos descartar cierto regodeo de John en mantener algo de “misterio” (tal como hizo Carroll en “LA CAZA DELSNARK”), aunque también como en Carroll, priman las palabras con sentido. Esto es: en el fondo, lo sinsentido remite, con un particular humor, a un claro sentido. Carroll lo aclara en el Prefacio a “LA CAZA DEL SNARK”; y como nos mostró LAY RUTH, Neil Aspinall lo hizo por John. Estimo que John tendría la esperanza de que, luego de tantos vericuetos, algunos, con mucha paciencia, llegaran a esclarecer el mensaje profundo de la canción.

    3) LOS CERDOS VOLANDO (Y TOCANDO) = ILUSTRACIÓN DE HOLIDAY (QUINTA CRISIS)
    Ilustrando la quinta «crisis» (“La lección del Castor»), cuando el Carnicero le da una inolvidable lección al Castor y se hacen amigos inseparables, la ilustración de Holiday muestra cerdos tocando instrumentos musicales, volando. ¿Habrá visto John este dibujo y se inspiró en él para incluir la imagen de los cerdos volando en la canción («… see how they fly…»), con el objetivo de describir el momento que estaban viviendo?
    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/23/Lewis_Carroll_-_Henry_Holiday_-_Hunting_of_the_Snark_-_Plate_7.jpg

    4) NEOLOGISMOS DE LENNON = “PORTMANTEAU”
    En Wikipedia afirman que “a lo largo de toda la canción se suceden,además, palabras inventadas por el propio Lennon, sin sentido alguno pero de gran plasticidad a la hora de combinarlas y formar versos. Algunas de estas extrañas palabras son ‘grabalocker’ o ‘texpert’, las cuales completan la letra de ‘I Am the Walrus’” (http://es.wikipedia.org/wiki/I_Am_the_Walrus).
    Habría que investigar detenidamente estas palabras, neologismos llamados“portmanteau” (http://en.wikipedia.org/wiki/Portmanteau). Me parece que Lennon repite el procedimiento de Lewis Carroll (mecanismo que proviene desde la Antigüedad, y que luego usaría con fruición James Joyce), es decir inventar una palabra mezclando dos, incluyendo dos significados en una palabra “nueva”. La cuestión es si estos términos tienen sentido; estimo que muchos de ellos podrían tener un claro sentido en el texto o en la canción, interpretados globalmente, contextualizándolos.

    5) CAZANDO AL SNARK = BUSCANDO A PAUL («UNA CRIATURA SINGULAR»)
    En el relato del Panadero (tercera “crisis”), éste cuenta cómo su tío le indicó el método con el que hay que cazar a un Snark, siendo avalado por el Campanero, quien dice en la cuarta “crisis”: “porque el Snark es una criatura singular, que no puede ser asida mediante un método vulgar, ¡Hagan todo lo que sepan: hoy ninguna posibilidad debe ser desperdiciada!”. Y luego, suelta una frase que viene como anillo al dedo: “¡Porque Inglaterra espera…! Me abstengo de seguir: se trata de una máxima formidable, pero trillada” (hace alusión a una famosa frase de Nelson en la batalla de Trafalgar —antes de ser muerto por un tiro de mosquete—, el 21 de octubre de 1805).
    Siguiendo esta interpretación, hay muchas similitudes con la hipótesis de P.I.D., pues es muy probable que John —quien, con el resto del grupo, habrá enloquecido queriendo encontrar a Paul— se haya inspirado con estos pasajes, y su semejanza con lo que ocurría. Al respecto, es también muy gráfica la estrofa se repite desde la quinta hasta la octava, al comienzo de cada“crisis”:
    “Lo buscaron con dedales, lo buscaron con cuidado,
    Lo persiguieron con tenedores y esperanza,
    Amenazaron su vida con una acción de ferrocarril,
    Lo hechizaron con sonrisas y jabón”.
    Es de suponer que lo habrán buscado por todos lados, con mucho cuidado… No sólo Inglaterra: en este caso el mundo esperaba… El resultado fue el peor, aquel que por desgracia no todos pueden manejar, ni mucho menos imaginar.
    Nota: la mención a la acción de ferrocarril alude a un famoso crack con dichas acciones. El término “forks” se traduce como“tenedores”, pero otro significado siguiendo la ilustración de Holiday es “horqueta”, que es un instrumento agrícola, como se aprecia en la ilustración (donde se ven tenedores, horquetas y hasta tridentes):
    http://en.wikipedia.org/wiki/File:Lewis_Carroll_-_Henry_Holiday_-_Hunting_of_the_Snark_-_Plate_6.jpg

    6) REPETIR TRES VECES = VERDAD
    Otro personaje de “LA CAZA DEL SNARK”, el Campanero (“Bellman”) dice, en la crisis 1: “LO QUE YO DIGO TRES VECES ES VERDAD” (“What I tell you three times is true”). Es lo que llaman “la ley del Tres del Campanero” (analizar el simbolismo del número tres, que dicho sea de paso aparece en el bombo del vídeo, sería extensísimo y nos apartaría demasiado; basta citar al Dios uno y trino, la Trinidad del Catolicismo, o las emanaciones del Dios de la Cábala —sefirot— ).
    En la canción “I’M THE WALRUS” John podría querer decirnos que lo que repite la letra muchas veces es cierto. Por lo que aprecié, se repiten estas frases, a saber:
    – I’m crying (ESTOY LLORANDO)
    – I am the eggman, they are the eggmen, I am the Walrus, goo goo g’joob. («YO, LENNON, SOY EL HOMBRE HUEVO POR ESTAR ‘ROTO'» —por la pérdida de PAUL—, «ELLOS TAMBIÉN» —es decir GEORGE y RINGO—, para luego dar paso a la voz de PAUL: «YO SOY LA MORSA: DESAPARECÍ» —como el Panadero en «La caza del Snark»—)
    Según algunos, Carroll, mediante la llamada “ley del Tres del Campanero”, tenía también otra intención: satirizar cómo por medio de la palabra se puede “crear” la “realidad” (y esto nos remite a «Strawberry fields forever» y a «nothing is real», que cuaja perfectamente con la tradición filosófica idealista inglesa, que encontró en Berkeley un egregio representante). Lo que se dice muchas veces, o dicen muchos, se vuelve “real”, y lo que no se habla no existe. En la época de John (ni qué decir hoy) diríamos que el poder político, del signo que fuese, podía fabricar la “realidad” por la palabra, usando los mass-media (ya cuando Voltaire decía “miente, miente, que algo quedará”, ese aforismo era viejo; se usó desde que el mundo es mundo). Lennon podría haberse referido críticamente a este «efecto mágico» (sólo cuenta lo percibido, pero en realidad «nothing is real») al mezclar, al final de la canción, sonidos de la radio (fragmentos de comerciales, recitado del «Rey Lear»…), como alertando sobre esta pantalla de humo. En el vídeo aparece él mismo, y otros, mascando chicle (¿queriendo decir que todos hacemos lo mismo sin pensar?); precediendo a esto, y al final, fuego (¿simbolismo sobre la muerte de Paul?).
    Copio lo que dice WIKIPEDIA al respecto:
    “…Con esta última frase la canción concluye tras un monumental crescendo mezclado además con fragmentos de canciones de anuncios,como: ‘Oompah, oompah, everybody’s got one’ [o según algunos: «Everybodysmokes pot»] y otras por el estilo.
    Había incluso fragmentos de la BBC en directo. Estaban recitando a Shakespeare o algo e incluí en la canción lo que decían en ese momento en la radio.
    John Lennon, 1980.
    ¿Sabes lo que dicen justo al final de la canción? «Everybody’s got one,everybody’s got one». Hicimos unas seis mezclas y yo usaba cualquier cosa. Nunca supe que se trataba del Rey Lear hasta que alguien me lo dijo, varios años después; yo apenas entendía lo que decía el de la radio. Era interesante mezclar la canción con los fragmentos en directo de la radio. Así que ése es el secreto de la canción.
    John Lennon, 1974.»
    En suma, hay bastantes puntos de contacto entre la obra de Carroll y Lennon. ¿Será casualidad que en «La caza del Snark», en la segunda «crisis» («El discurso del Campanero»), también se incluya una frase de Shakespeare (ver nota 1), y justo el comienzo de la oración fúnebre de César por Antonio, en el acto III de «Julio César»?
    Nota 1: En la segunda «crisis», el Campanero, en su discurso, recita a la tripulación la más arriba comentada frase que Shakespeare en «Julio César» pone en boca de Antonio al despedir a César: «¡Amigos, romanos, compatriotas, escuchen!» («Friends, Romans, and countrymen, lend me your ears!») (dicho sea de paso, esta expresión usada por Shakespeare tiene un notorio «aire de familia» con un pasaje del tema «With a little helps from my friends»). Además, en toda la letra de la canción, y en todo el vídeo, se «vive» un clima del «sinsentido» (que lo tiene y mucho), por medio de palabras aparentemente desconectadas, de imágenes dislocadas, que bien podrían atribuirse no sólo a Carroll, sino en alguna medida a Borges, y en mucha a Joyce, los surrealistas y otras vanguardias literarias. Como si nos dijeran «lo absurdo es lo que tiene más sentido».
    Nota 2: A 1:03 y 2:33 (y todas las veces que lo dice) la expresión de Lennon es muy enérgica al pronunciar «GOO GOO GOO JOOB» (o «BOO BOO BOO JUM»), como de reclamo, como diciendo «no está, desapareció»; incluso siempre, al decirlo, cierra los ojos, como señal de que no quiere ver lo que pasa). De 2:18 a 2:20 Faul hace el gesto que lo diferencia de los tres Beatles (brazos extendidos horizontalmente), que identifica a la morsa. Además, puede ser interpretado como que Paul se fue al cielo, que «voló».http://www.youtube.com/watch?v=wfzkVmATOIU
    Nota 3: Se me ocurren dos reflexiones: 1) en el borde inferior derecho, al final del vídeo, aparecen 3 tulipanes (u otro tipo de flor) y 1 más chico. ¿Símbolo de los 3 Beatles y de Faul? Uno se dice si no será demasiado quisquilloso, pero es difícil creer que estos detalles no sean pensados antes de filmar, desde la posición de la cámara, las ropas de los protagonistas, el fondo, etc. 2) Con esta obra, y vista la profundidad de la letra, me parece que Lennon (no sé si con la ayuda de otro beatle) concibió y ejecutó una OBRA MAESTRA DEL ROCK, inédita (e intuyo que inspiró a varios otros grupos; ¿QUEEN en «Rapsodia bohemia»?), comparable, en el mundo de la literatura, al «Ulises» de James Joyce.
    Nota 4: Vista así, con esta hipótesis, toda la letra se nos abriría a una nueva comprensión. Es también, me parece, la temática de «Strawberry fields forever». Y repito: ¿inspiró el estilo de «I am the Walrus» a QUEEN en «Rapsodia bohemia»…? Habría que investigar. Esa letra me parece que porta el sello del «sinsentido» carrolliano, que pudo haber pasado a través de Lennon a QUEEN; la canción comienza con una pregunta sobre qué es realidad y qué es fantasía (¿reminiscencias de»Strawberry fields forever»). Además, le hicieron una canción — LIFE IS REAL (SONG FOR LENNON)— llamándolo «genio», donde decían algo así como que «todo es real» (¿de nuevo «Strawberry fields forever»?); ¡casi una disputa filosófica a través del rock!
    http://www.youtube.com/watch?v=4AY9N04K5m4

  2. Lady Ruth:

    Mira lo que encontré sobre «Crabalocker fishwife»: Según una fuente de la página «urban dictionary», se trata de un juego de palabras para «crabber logger» y lo más interesante es que el día 9 de octubre de 1966, la serie británica de Thunderbirds estrenó un capítulo llamado «Path of Destruction» donde aparece «crabber logger» como una máquina fuera de control. Aquí te dejo el url de referencia: https://www.urbandictionary.com/define.php?term=crabalocker

    Por cierto, hay muchos significados interesantes de «crabalocker» que te podrían ayudar con el análisis de la canción.

    Saludos, Ariana

  3. Hay otra cosa que quiero apuntar, traten de juntar «walrus» y si juegan con anagramas se puede leer como «rosewall» y si buscamos variantes de esa palabra, una de ellas es «Rosewell». ¿Alguien recuerda todas las teorías de conspiración relacionadas con «Rosewell»? Por cierto, están relacionadas con el control mental.

    Es simplemente una suposición, pero el hecho de que John Lennon dijera en una entrevista sobre el LSD y sus vínculos con la CIA; no es de sorprender, porque su asesinato es un misterio.

    Saludos Ariana

  4. Hola Lay. En varias canciones John expresa que el único error estaba en la cabeza de Paul, que se voló la cabeza, en la canción Yo soy la morsa, dice «chico, eres una chica mala». Tal vez se podría decir que Paul llevado por su situación en el grupo al no aceptar el LSD, más la flia Asher, John enamorado de él, su condición tal vez bisexual, fue demasiada presión y decidió suicidarse? Tal vez así se entendería la aceptación de Jim, su padre, a la sustitución, para honrar la memoria de su hijo y no expresar lo que verdaderamente sucedió. En el 65 se lo veía triste, Yesterday es una canción triste, «ya no soy ni la mitad del hombre que he sido». Saludos de Ro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.