Let it be: la espiritualidad de George Harrison

Lanzada como sencillo el 30 de marzo de 1970, poco antes de la separación definitiva de la banda. Ocupa el puesto n. º 20 de las «500 canciones más grandes de todos los tiempos» de la revista Rolling Stone y está considerada como una de las mejores de los Beatles. Muchos detractores de la teoría de la muerte de Paul la enarbolan para argumentar que un sustituto no podría haber creado una obra tan sublime. Pero ya hemos ido demostrando a lo largo de esta serie que «Mr. Campbell» lo que es componer, componía poco. ¿Iba a ser esta una excepción?



Mother Mary

Oficialmente fue compuesta por Faul a principios de 1969, en el marco del proyecto Get Back. Se empezó a grabar el 30 de enero de ese año, pero no se publicó hasta el 4 de enero del año siguiente.

Fue justo en aquel momento cuando se decidió cambiar el nombre de dicho proyecto, para que el álbum y el documental que lo acompañaba se llamaran Let it be. Según se dijo, la causa era el cambio que habían supuesto los arreglos de Phil Spector, que le otorgaban a las canciones un aire más elegante y sentimental. Conociendo la opinión de Faul sobre dichos arreglos (no es una teoría, ahí están sus declaraciones en contra) esta decisión resulta cuanto menos curiosa.

La versión oficial sobre la composición del tema es conocida por todos. Faul dijo que la había escrito tras soñar con su madre, pero hablando de la madre de Paul, puesto que contaba que ella había muerto cuando «él» tenía 14 años.

Me encantó volver a conversar con mi madre. Me sentí bendecido por tener ese sueño. Eso me hizo escribir «Let it be».

No dio más datos en aquel momento. No fue hasta unos cuantos años después cuando contó que su madre le había dicho:

Todo saldrá bien, déjalo estar (let it be).

Con esta explicación y la repetición del nombre «Mary» no quedó ninguna duda de su significado. Nadie pareció darse cuenta de otros muchos detalles que hacen dudar de esta historia.

Por ejemplo, estas declaraciones tan interesantes de John, cuando fue preguntado por ella en su entrevista para Playboy de 1980:

Eso es Paul. ¿Qué se puede decir? Nada que ver con los Beatles. Podrían haber sido Wings. No sé lo que está pensando cuando escribió «Let It Be». Creo que se inspiró en «Bridge over Troubled Water». Esa es mi opinión.

En primer lugar, la referencia a Wings es signo de una ironía infinita. John siempre despreció el trabajo de esta banda, y en esa misma entrevista incluso utilizó palabras obscenas para referirse a ellos. Y es extraño que diga que no sabe lo que Faul estaba pensando al componerla, se supone que estaba clarísimo el mensaje y de dónde había salido.

Pero lo más interesante es la referencia a la canción en la que se habría inspirado Faul. Pronto hablaremos de Simon y Garfunkel, pero basta adelantar que Bridge over troubled waters no se grabó hasta más de un año después de ser compuesta Let it be.Y John lo sabía cuando dijo esto. Quizá a lo que se refería es que Let it be, como veremos, contiene un mensaje parecido a la canción de Simon.

Dice también que no tenía «nada que ver con los Beatles» siendo que esta canción, debido a los arreglos de Spector, había tenido el honor de darle nombre a todo un proyecto. Unos arreglos que Faul odiaba.

Contradicciones importantes de las que nadie duda, salvo nosotros. Porque si uno investiga acaba viendo una serie de hechos que encajan de una forma increíble y son mucho más verosímiles que la versión oficial.

La frase «Mother Mary», que tanto parece confirmar que se trata de la madre de Paul, tiene en realidad una connotación religiosa.

Jean Lauand, Catedrático de Filosofía de la Educación de la Universidad de Sao Paulo, publicó un artículo en el que defendía que esta canción era en realidad una oración a la Virgen María. He aquí un extracto de sus notas:

Es desde esta clave como hay que leer la letra de «Let it be», que no significa sólo «déjalo estar», como muchos traducen, sino también «que así se haga», puesto que es en inglés la expresión del «hágase» de María ante el anuncio del ángel. La madre le repite a lo largo de la canción constantemente ese lema: «Let it be».

La primera estrofa empieza describiendo que «cuando me encuentro en momentos de tribulación, Mother Mary viene a mí, diciendo palabras de sabiduría (…) Y en la hora de la oscuridad ella se alza ante mí, diciendo palabras de sabiduría, susurrando palabras de sabiduría». Esas palabras, «Let it be», «hágase», expresan la sabiduría por excelencia de María.

La canción concluye con una invocación a la esperanza para todos los que sufren: «Aunque se separen sigue habiendo una posibilidad de que comprendan que habrá una respuesta, hágase».

Y es que, efectivamente, se aprecia una fuerte espiritualidad en la canción: refugiarse en la oración y en la meditación; una forma de ver la vida, y más en aquel momento, que nos recuerda mucho a George Harrison.

George, durante los años posteriores a la muerte de Paul, compuso canciones como My sweet lord o Hear me lord, con un fuerte sentido religioso. Por no hablar de la impresionante The art of dying, que comienza con la siguiente frase:

There’ll come a time when all of us must leave here
Then nothing Sister Mary can do. 

Julian Lennon tiene una canción, muy poco conocida, llamada Mother Mary, la cual recomiendo escuchar y analizar. De momento, incluiré sólo su comienzo:

Madre María, tu apoyo sobre mí
Niega mis sentimientos
De aquellos que pueden ver
Que tu Sagrada Sabiduría
Puede sanar mi alma

Confuso y abandonado
Por aquello que me han dicho
Que siempre me sonó tan correcto
Para ofrecer mis plegarias
Con la esperanza de ser libre.

Es importante resaltar que en la historia de George podamos encontrar también una composición llamada Let it down o que, apenas dos meses antes de morir, decidiera hacer una versión de una conocida canción llamada Let it be… me. Por no hablar del álbum recopilatorio que su familia decidió publicar en 2009, llamado Let It Roll.

O su canción I’d have you anytime, que repite constantemente:

Let me in here, I know I’ve been here
Let me into your heart
Let me know you, let me show you
Let me roll it to you

Let me say it, let me play it
Let me lay it on you
Let me know you, let me show you
Let me grow upon you

Compuesta en 1968, antes de la separación de los Beatles, como prácticamente todas las canciones que conformaron su primer álbum en solitario, All things must pass.

Análisis de la letra

Como apuntaba Jean Lauand en su artículo, Let it be es una canción de consuelo ante la desesperanza para atravesar una situación negativa: «cálmate, déjalo estar, no pasa nada».

Cuando me encuentro en problemas
La Madre María viene a mí
Diciendo palabras sabias: déjalo estar.

En los malos momentos, la oración y la espiritualidad, en este caso simbolizadas con la Virgen María de los católicos, sirven de consuelo y alivio.

Y en mis horas de oscuridad
Ella está de pie justo frente a mí
Diciendo palabras sabias: déjalo estar
Susurra palabras sabias: déjalo estar.

La oscuridad es un término muy utilizado a la hora de hablar de tristeza y penuria, pero especialmente por George, como es el caso de Beware of darkness, o la gran All things must pass, en la que decía:

Ahora la oscuridad sólo se queda durante la noche.
Por la mañana se desvanecerá

Seguimos con Let it be; en este momento se produce un cambio. En teoría, la razón de ser de la canción eran un sentimiento personal y el recuerdo de la madre de Paul, pero ahora pasa a estar dedicada a los que sufren, se vuelve más general, más universal.

Y cuando los desesperados
Que viven en el mundo se pongan de acuerdo
Habrá una respuesta: déjalo estar.
Porque, aunque puedan estar separados
Todavía hay una posibilidad de que puedan ver
Habrá una respuesta: déjalo estar
Déjalo estar, déjalo estar, déjalo estar.

¿Todo esto le dijo Mother Mary a Faul? Estas frases no están dirigidas a una persona en particular, sino al mundo, y es un estilo que recuerda mucho más a esto:

Estuvimos hablando
Sobre el amor que podríamos compartir
Cuando lo encontremos.
Haciendo todo lo posible por encontrarlo
Con nuestro amor
Con nuestro amor
Podríamos salvar al mundo
Si tan sólo ellos lo supieran.

Estuvimos hablando
Sobre el amor que se tornó tan frío
Y de la gente que gana el mundo y pierde su alma.
No lo saben
No se dan cuenta
¿Eres tú uno de ellos?

Cuando hayas visto más allá de ti mismo
Entonces quizá encuentres la paz de espíritu
Que te está esperando
Y llegará el momento en que veas que todos somos uno

Es Within you, without you, de George. Y es exactamente el mismo mensaje, incluso las mismas palabras.

Y también recuerda a esto:

Llegará un momento en que cada uno de nosotros vuelva aquí
Traídos por nuestro deseo de ser una entidad perfecta
Viviendo después de haber estado un millón de años llorando.
Hasta que hayáis descubierto el arte de morir.

The art of dying, de George.

Continúa Let it be:

Y cuando la noche esta nublada todavía queda una luz
Que brilla sobre mí.
Brilla hasta mañana, déjalo estar.

La noche nublada, de nuevo las nubes, como en All things must pass:

El amanecer no dura toda la mañana
Una tormenta no dura todo el día
Parece que mi amor se ha ido y os ha dejado sin avisar.
Esto no será siempre gris.

Todas las cosas deben ocurrir
Todas las cosas deben morir

El anochecer no dura toda la tarde.
Un pensamiento puede alejar esas nubes
Después de todo, mi amor se ha ido y se tenía que ir
Esto no será siempre gris.

Blow away:

El día se volvió negro, el cielo se desgarró
Llovió durante un año hasta que se me humedeció el corazón

El cielo se despejó, el día se volvió brillante
Cerrando los ojos la mente se me llena de luz
Es difícil recordar el estado en el que me encontraba. 

Sunshine life for me:

Hay una vida de sol para mí
Si pudiera alejarme de esta nube que tengo encima
Que parece que me sigue a todas partes.

Y tantísimas otras canciones de George, que fue el que más utilizó el símbolo de la nube que tapaba el sol para describir sus sentimientos.

Y termina Let it be volviendo al comienzo, la plegaria a la Madre María:

Me despierto con el sonido de la música
La Madre María me reconforta
Diciendo palabras sabias: déjalo estar
Habrá una respuesta: déjalo estar.

—————————————————————-

Perdóname, Señor
Por favor, por aquellos años en los que te ignoré
Perdónales, Señor
A aquellos que sienten que no pueden estar a tu alcance

Ayúdame, Señor, por favor
A superar este desafío
Ayúdame, Señor, por favor
A amarte con más sentimiento

En ambos finales del camino
A izquierda y derecha
Sobre nosotros y bajo nosotros
Fuera y dentro, no hay lugar en el que no estés
Oh, ¿no me oirás, Señor?

Hear me lord, de George Harrison.

La música


El trabajo de grabación de Let it be fue largo y arduo. Se realizaron multitud de ensayos y tomas. Hace unos años contábamos con muchas de ellas en la red, pero han ido desapareciendo poco a poco debido a la censura con motivo de la defensa de los derechos de autor (curioso siendo que, salvo dos, ninguna ha sido publicada oficialmente y su difusión por particulares no haría perder dinero a Apple ni a EMI).

Pese a no disponer del material audiovisual, sí existe constancia del contenido de algunas de ellas, gracias a libros como That Magic Feeling: The Beatles’ Recorded Legacy, Volume Two, 1966-1970, de John C Winn.

También servirá para ello el recuerdo que tenemos aquellos que hicimos la primera versión de este artículo (publicada en mi desaparecido perfil de Facebook) y del cual, me temo, se tendrá que fiar el lector. Siempre puede intentar hacer una labor de intensa búsqueda para tratar de encontrar las tomas a las que hacemos referencia y confirmar lo que exponemos en ellas. Nada nos honraría y ayudaría más.

Aquí tenemos una de las primeras tomas. Falta prácticamente toda la letra. Se podría decir que Faul aún no la tenía terminada, claro, pero resulta curioso para alguien que afirmaba haberla trabajado en privado y haberla presentado ya para los ensayos cuando estaba completa, al menos lo principal.

Toma desconocida, posiblemente también muy temprana. Sin bajo y fallos de entonación y letra, que no es la definitiva. Correcciones y risas de John.

Atención al minuto 1:05, cuanto canta: «here is still a chance, Bill, that they will see».

Toma 20. Incluida en el anterior artículo, pero desaparecida de Youtube. Era importante porque contenía importantes fallos en la entonación, quejas de John y lamentos de Faul.

Toma 22. La miradita de George al comienzo es memorable. Sucede lo mismo en 2:12, algunos opinan que es porque comete algún pequeño error y se vuelve hacia «Paul» para ver si se ha dado cuenta. De ser así, el supuesto autor de la canción no se apercibió de ello.

https://www.cda.pl/video/189960231

En 2:44 Faul se toma la licencia de cantar «Brother Malcom come to me», quizá haciendo alusión a Mal Evans. Algo extraño tratándose de una canción tan personal, que esconde profundos y tristes sentimientos. ¿Quién se burlaría de un homenaje a su madre fallecida?

En 3:50 de nuevo la mirada de George, esta vez correspondida por Faul, como si dijera «¿lo he hecho bien»?

Toma 23. John al comienzo le dice: «don’t say that word», no sabemos a cuál se refería. Un poco más adelante le dice: «¿Se supone que tenemos que reírnos en el solo?»

En 2:59 tenemos de nuevo el «Brother Malcom come to me».

Atención también a las furtivas miradas al papel con la letra que el plano de frente no logra disimular.

Pero lo más notable es el estupendo solo ejecutado por George.

Toma 25, constaba sólo de piano y voces. Tremendo gallo de Faul y bromas de John. Pero, casualmente, ¡desaparecida también de Youtube!

Después de esta toma quedó grabada la siguiente conversación que formó parte del Anthology 3, mantenida entre John, Faul y Glyn Johns, el todavía ingeniero en aquel momento:

John: Creo que eso ha sido magnífico. Me llevaría uno a casa conmigo.
Glyn: Sí, eso estuvo bien.
John: No bromees, Glyn. Dínoslo directamente.
Glyn: Directamente.
Faul: ¿Qué te parece, Glyn?
Glyn: Creo que (inaudible) todavía
Paul: Vamos
John. Bueno, vamos a por ello. ¡Bastardo! ¡Tramposo!

Esto último no sabemos a quién se lo dice, si a Glyn o… Por otra parte, catalogar la toma de «magnífica» con el gallazo que había soltado Faul no puede ser más que sarcasmo.

Toma 26. Importantísima, pues se aprecia cómo John está al piano, ya que comienza a tocar y cantar haciendo el tonto. Es la toma inmediatamente posterior a la que acabamos de poner (seguramente unos minutos) que no había sido válida por el fallo de Faul. Lo cual indica que esta estaba siendo la posición de John de forma continua. ¿John en un piano compuesto oficialmente por Faul? Desaparecida también, por desgracia.

En su día hubo más versiones más circulando por la red y en bootlegs, pero han ido desapareciendo hasta quedar relegadas a media docena y eso buscando mucho. En cualquier caso, esto pone de manifiesto la gran cantidad de ensayos y pruebas que se hicieron para esta canción. Por eso es tan extraño que, en esta toma, creada para el documental Let it be, encontremos algo así:

Como ya comentaba en mi artículo sobre el Anthology, Faul está mirando la hoja todo el tiempo. Más de veinte veces, y eso sólo contando las escenas en las que se le ve a él. Necesita mirarlo para iniciar cada una de las estrofas y para cantar la mayor parte de ellas, sobre todo al principio. Incluso en 0:27 pone una expresión de «concentración» mientras lo mira y después un gesto como de risa, en referencia a esa necesidad de consultar la letra para seguir.

Estamos hablando de una canción escrita supuestamente por él, algún tiempo antes, basándose en una experiencia muy personal e íntima. ¿Y no se sabe la letra?

Los solos de George

Se dice que el solo de guitarra de esta canción es uno de los más hermosos que se hayan interpretado y uno de los mejores de los Beatles. En él, George pone todo su sentimiento y su arte. Más allá de lo que parecía exigir una supuesta canción de Faul en la que además se estaría riendo abiertamente de Paul al nombrar a su madre, siempre que atendamos a la versión oficial de la historia.

Y es que George demostró un gran interés, pues no fue el único solo que hizo. Let it be tuvo dos solos, ambos compuestos por George, pues hubo dos versiones distintas de la canción, una para el single y otra para el álbum. Esto es fundamental.

El primero de ellos, usado para el single, era algo más sencillo que el definitivo, y el segundo, mucho más elaborado, fue el publicado en el álbum

Demos mil gracias al guitarrista que grabó este video, ya que nos servirá para comparar ambos solos:

Pero también hay dos versiones de bajo en esta canción, algo más difícil de apreciar.

Oficialmente, tal y como se ve en el vídeo oficial, John se ocupó del bajo para esta canción, a pesar de que era un instrumento que, aunque sabía tocarlo, no dominaba del todo y además no le gustaba.

Cover del bajo de esta primera versión. Como vemos, es muy simple. Atención a la parte del solo de guitarra:

Y aquí otro de la segunda. Entra más tarde, pero es mucho más elaborado, con otro estilo y acompaña a la guitarra de una forma increíble:

Y ahora vamos a volver al vídeo oficial de nuevo, estamos hablando de la segunda versión, la que se usaría en el álbum, con el solo elaborado y la línea de bajo que lo acompaña, y nos iremos directamente al minuto 1:28:

En este segundo exacto al que os remito, el bajo ya ha entrado, John debería tocar, pero no lo hace, aparta la mano. La línea de bajo suena, pero nadie la está interpretando. Esa línea de bajo estaba ya grabada y John estaba haciendo el papel de que lo tocaba, porque en ese vídeo se muestra aquello que debía parecer, y no lo que en realidad fue. ¿Quién tocó la línea de bajo en la versión definitiva de Let it be?

Jamás se dijo que Faul tocara el bajo en esta canción, siempre se dijo que fue John. De hecho, en ninguna toma, en ninguna de las que tenemos, ni de esta canción ni de la siguiente que hablaremos, aparece Faul tocando el bajo.

Sin embargo, sí que se aprecia, como ya hemos dicho, que dicha línea de bajo acompaña maravillosamente al solo de guitarra, compuesto por George. Y si Faul no lo tocó, ni John tampoco a juzgar por lo que hemos mostrado, ¿quién queda? ¿Quién compuso la línea de bajo?

Y es que, aunque Paul fuera el bajista de los Beatles por excelencia, inimitable e inigualable en muchos sentidos, George también era un as con este instrumento. Oficialmente se sabe que compuso unas líneas de bajo impresionantes, como es el caso de Taxman o Something. De hecho, y este dato es muy importante, la mayoría de las veces componía la línea de bajo de sus propias canciones.

No olvidemos sus carcajadas y sus comentarios hacia Faul en el Anthology sobre el bajo de Carry that weight.

Aquí tenemos un cover de la línea de bajo de Old brown shoe, compuesta por George:

Y ahora vamos a compararlo con el cover de la segunda versión del bajo de Let it be (a partir del minuto 1:11):

Definitivamente, George compuso la línea de bajo de Let it be.

El piano

John ayudó en muchas ocasiones a George a componer sus canciones, aportando el piano a la composición. Aquí tenemos un vídeo alternativo de las sesiones de Let it be, en el que están ensayando All things must pass, que en una de sus versiones contaba con un piano, pero que no se incluyó en la versión del álbum.

Y aquí tenemos un cover del piano de Isn’t it a pity, del mismo álbum:

Comparémosla con este estupendo video del piano de Let it be:

Os invito a ver más videos de covers del piano en canciones de George, como podrían ser What is life o Give me love. Apreciaréis un estilo muy similar al de Let it be.

Tenemos una letra que expresa exactamente los mismos sentimientos que George mostraba en sus canciones, con la misma simbología y hasta las mismas palabras. Tenemos dos solos de guitarra creados por él, con una línea de bajo para cada uno compuesta con su mismo estilo y que acompaña a la guitarra perfectamente. Tenemos un estilo de piano que acompañó también a varias de sus canciones, una de las cuales con evidencia gráfica de que fue compuesta junto con John.

Y tenemos el final de Isn’t a pity, con el que acabaremos este artículo, con unos coros que os van a sonar mucho:

Na na na nananana (Hey Jude…)

En aquellas circunstancias, ¿por qué iba George a hacer uso de una forma tan descarada de una canción de Faul? ¿No le pareció mal? ¿Se trataba quizá de un homenaje? ¿Un homenaje a Faul en el marco de All things must pass que no hacía más que mostrar duelo y tristeza por Paul? Se crea o no en el PID, esto no tendría ningún sentido, pues la historia oficial cuenta que George en ese momento estaba muy resentido con «McCartney». Pero este gesto de George sí resultará más verosímil cuando leamos el siguiente artículo, que hablará de la canción más importante de esta serie: Hey Jude.

Epílogo a 29 de noviembre de 2018

Recientemente hemos tenido la grata sorpresa de encontrarnos con este audio, una toma inédita llamada «ensayo no numerado», en el que podemos escuchar a George cantando Let it be por detrás de Faul, como si le estuviera dirigiendo.

 

 

Lady Ruth
Con la colaboración, en el área musical, de Cristian Ramírez y Jaime Macarni (página Real Paul) y Miguel Alda, que nos apercibió de la nueva toma de Let it be del Album Blanco.



8 comentarios en “Let it be: la espiritualidad de George Harrison”

  1. Hi Lady Ruth, fantastic work and research. Pity so many valuable clips are being removed from the net. I personally believe that the one and only Paul McCartney wrote this song, with his passing I think he left many unpublished songs. Would love it it you would re upload your article on Mike McCartney as I cannot find that. But this should amuse you:
    https://en.mediamass.net/people/paul-mccartney/deathhoax.html As if h did not add to the mystery by assisting in the writing of «Billy’s back» and «The memoirs of Billy Shears». Love your work

  2. hola. hace tiempo que leo tu trabajo y a veces encuentro algunas incongruencias. en el minuto 1: 28 del que hablas, en el momento en que john debió tocar el bajo, fue imposible hacerlo porque tiene en sus manos una guitarra eléctrica. además, por como mueve los hombros, y por la forma en que mira, sí parece estar tocando el órgano hammond. más allá de éso, me pareció una gran nota. saludos.

    1. Hola Claudio. John toca un bajo de seis cuerdas, concretamente el Fender Bass VI que tenían en el estudio y que también usó George varias veces. En cuanto a lo del órgano, ¿no tocaba Billy Preston el órgano Hammond, según reportes oficiales, en esta canción? Gracias por tu comentario, un saludo

  3. Hola Lady Ruth; en relación a esta canción permíteme exponer mi idea. Ciertamente no fue escrita por faul. Le veo ese sentido religioso al mencionar a Mother Mary ya que si estuviera hablando de su madre no la llamaría por su nombre. Es muy raro que cualquier persona al hablar de su madre diga también su nombre, por lo tanto en la letra se refiere seguramente a la virgen María. Yo pienso que el autor fue James Paul MacCartney ya que su madre que por coincidencia se llamaba Mary era católica, y esto definitivamente influyó en él. En cambio George ya estaba muy involucrado en la religión de Kisna como para inspirarse en esa letra. No descarto que George haya interpretado tan magistralmente el bajo, asimismo el requinto, pero mas bien pienso que Paul dejó esa letra escrita y sus amigos la musicalizaron como a él le hubiera gustado. Saludos

    1. Hola Salvador, no eres el único en defender la autoría de Paul verdadero para esta canción, Debby más arriba también nos lo proponía. No me parece imposible del todo pero en mi opinión, según lo que he investigado, pesa más la opción de George. Muchas gracias por el comentario, un abrazo.

  4. En el White album 2018 se encuentra la version let it be CD 5 se encuentra esta version Let It Be (Unnumbered Rehearsal) : No tiene pierde. Para mi George dirigiendo a Faul (malogrando la cancion como siempre), al parecer Clapton esta por ahi también:

    1. ¡Qué grande, Miguel! No he tenido todavía la oportunidad de hacerme con este álbum y no conocía este audio. Es buenísimo, tienes toda la razón, George cantando por detrás de Faul, como dirigiéndole. La interpretación de Faul es penosa, aunque eso no es nuevo. Esto confirma un poco más mi teoría de George como autor de la canción. Mil gracias, ¿te parece que lo añada a las otras tomas del artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.