Billy Shears y El Puente Sobre el Río Kwai

Hay varios foros de Beatlemaníacos que plantean, desde hace algún tiempo, que el nombre de Billy Shears (del Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band) podría estar basado en esta famosa película. Realicé una investigación para averiguar hasta qué punto podría ser verosímil dicha teoría y acabé topándome, en una de esas felices «casualidades», con un siniestro personaje conectado con la trama del LSD en Gran Bretaña y un grupo de espías conocido como «Los Cinco de Cambridge».




La película

El Puente Sobre el Río Kwai es una de las películas bélicas más famosas de todos los tiempos. Estrenada en 1957 y ganadora de siete Óscar, hoy en día continúa en boga, pudiendo ser encontrada en diferentes formatos remasterizados (incluyendo el 4K, un honor que no disfrutan otros films antiguos de la talla de Ben Hur, por ejemplo).

En ella podemos encontrar a un joven Alec Guinness en el papel principal, a quien luego veríamos interpretando a Obi Wan Kenobi en la primera película de la saga Star Wars.

Pero la clave de nuestro artículo es el coprotagonista, a cargo del actor estadounidense William Holden.

La historia tiene lugar durante la Segunda Guerra Mundial. El ejército japonés necesita construir un puente de ferrocarril sobre el río Kwai, en medio de la selva tailandesa. Para ello utilizará como mano de obra a un grupo de prisioneros británicos que mantiene cautivos en un campamento.

Entre ellos se encuentra el Comandante Shears, un oficial de la marina estadounidense, único superviviente del hundimiento de un navío a manos de los japoneses. Shears huye del campamento y es rescatado por el ejército británico. Tiene la esperanza de poder licenciarse y volver a su tierra natal, pero su plan se verá frustrado cuando se le proponga participar en una operación para volar el puente.

En un desesperado intento de librarse de la misión, decide contar la verdad: él en realidad no es el Comandante Shears, sino un soldado raso. El verdadero Shears falleció y él decidió suplantarle para recibir un trato mejor como prisionero.

Cuál no será su sorpresa cuando le comunican que ya conocían su verdadera identidad, pero aún así sigue siendo valioso para la misión. En esas circunstancias sólo tiene dos opciones: o accede o será detenido por impostor.

Su aceptación llevará implícito un pequeño «premio»: a partir de ese momento, a todos los efectos, podrá seguir siendo el Comandante Shears.

Interesante, ¿verdad?

El nombre Shears no es el único detalle que nos hace recordar a los Beatles. Hay una secuencia de la película en la que el comandante conversa con una enfermera. Esto es lo que dicen:

Shears: I’ve had the Tranquilisers, I’ve had the Epidema, when All I Need Is Love!
Enfermera: It’s True, All You Need Is Love.

Una manifestación bastante temprana del concepto que utilizaría John diez años después.

Podemos encontrar a su vez la siguiente frase, también en boca del comandante Shears:

Hay veces que creo que soy el Almirante Hasley

Que nos hace venir a la mente la canción de Faul Uncle Albert/Almiral Hasley, publicada en 1971 en su álbum RAM.

El almirante Hasley fue un personaje real que sirvió en la Armada de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y estuvo al mando de la Tercera Flota durante la Guerra del Pacífico.

Que el comandante Shears, un oficial norteamericano, haga referencia a él durante la película tiene su lógica. Pero que Faul lo convierta en el protagonista de una de sus composiciones resulta algo extraño. Lo que sí sabemos es que, para esta canción, Faul combinó diferentes piezas de canciones inacabadas, la mayor parte compuestas durante los últimos años de los Beatles. Lo cual, hablando de Faul, es equivalente a los tres años que estuvo con ellos. Y ya sabemos cuantísimas cosas compuso Faul durante este tiempo. Al menos él solo.

Estas son las referencias que han llamado la atención de no pocos Beatlemaníacos y que les han llevado a preguntarse si, tal vez, los Beatles conocían esta película y les sirvió de referencia en más de una ocasión, la más importante de ellas para idear el nombre del «nuevo miembro» de la banda: Billy Shears.

Y aquí es donde entra la investigación.


Los Goons

Los Goons fueron un grupo cómico, considerado precursor de los Monty Python, compuesto por Peter Sellers, Spike Milligan y Harry Secombe. Llevaban a cabo el Goon Show, un programa radiofónico de humor surrealista que combinaba diálogos y parodias con hilarantes efectos de sonido.

Los Beatles eran fans suyos y su influencia en la banda es algo oficialmente reconocido.

El propio Lennon confesó su amor por ellos durante la intro del segundo episodio del programa «Pop Go The Beatles», y tenemos imágenes de George y Ringo junto a Spike Milligan, considerado el alma de los Goons:


También eran muy amigos de Peter Sellers, que incluso los visitaba en los Twickenham Studios.

Durante las grabaciones del White Album Ringo le cedió una cinta de demos, y más tarde aparecerían juntos en The Magic Christian:

Peter Sellers volvería otra vez a los Twickenham Studios, en esta ocasión en enero del 69 durante las sesiones de grabación del Get Back.

A estas alturas estaréis pensando: ¿y qué narices tiene esto que ver con el Puente Sobre el Río Kwai?

Resulta que en 1962 los Goons editaron un álbum basado en una parodia de esta película. El productor fue, casualidades de la vida, George Martin, que además tuvo una genial idea para salvar la publicación del disco. Tenían la intención de que este se llamara igual que el film, pero la compañía cinematográfica amenazó con denunciarles. Martin decidió cambiar «Kwai» por «Wye» que fonéticamente sonaba parecido. Y así fue como se editó el álbum:

Pero, ¿no notáis algo raro? Hemos dicho que los Goons eran tres y aquí aparecen cuatro nombres. ¿Quién es el cuarto miembro? Se trata de nada más y nada menos que:


Jonathan Miller

Lo sé, de entrada no os suena. Habría que volver a leerse los artículos de La Trama del LSD en Gran Bretaña y el de Jane Asher, pero os ahorraré el tiempo.

El doctor Richard Asher, padre de Jane Asher, es sospechoso de haber colaborado en la trama del LSD y la experimentación para el control mental desde su posición de psiquiatra al servicio del Instituto Tavistock. Tenía un compañero y amigo del alma que colaboraba con él y que estaba, a su vez, relacionado con la trama de proxenetismo de John Profumo.

Este señor, que falleció meses después de Asher entre gritos de «soy un fraude», se llamaba Emanuel Miller. Y Jonathan es su hijo.

¿Qué os parece? Voy buscando cosas sobre El Puente Sobre el Río Kwai y me encuentro con este pollo.

Mires donde mires, en la historia de los Beatles te acabas topando siempre con lo mismo: drogas, conexiones chungas y muerte.

Pero volvamos a nuestro colega Jonathan Miller. Si buscáis información sobre él veréis que lo califican como «uno de los intelectuales más notables del mundo». Casi nada. Era director de cine, teatro y ópera, escritor, ensayista, presentador de televisión, escultor, humorista y… psiquiatra, como su papi.

Siempre suelo recalcar la relación existente entre el ejército y el mundo del espectáculo. Visto lo visto, la psiquiatría no se queda atrás.

Miller -gran amigo de Jane Asher, por cierto- estudió medicina, aunque sólo ejerció dos años, pues lo dejó para dedicarse a las actividades que he descrito más arriba.

Pero lo más interesante viene ahora. Durante su estancia en la Universidad de Cambridge entró a formar parte de los «Apóstoles de Cambridge», una sociedad secreta al más puro estilo de los Skull and Bones. Oficialmente se reunían «para debatir» diferentes cuestiones sociales. Pero resulta que entre sus miembros tenemos a algunos de los más destacados espías británicos al servicio del MI5 y el MI6. Sirvió de cantera para reclutar a los famosos miembros de los «Cinco de Cambridge»: espías de la KGB infiltrados en la sociedad británica que participaron en diferentes escenarios como, por ejemplo, la Guerra Civil Española.

Eso dice la versión oficial, pero repasando su historia nos damos cuenta de que, en realidad, eran dobles y hasta triples agentes, realizando acciones contradictorias hasta el punto que su verdadera afiliación queda difusa y va más allá de las nacionalidades. Mercenarios, diría yo, vendiéndose al mejor postor.

Jonathan Miller, hijo de un reputado psiquiatra, con una carrera brillante de excelentes calificaciones, con un historial como el que acabamos de describir. ¿Y no tiene otra cosa mejor que hacer que dedicarse al mundo de la farándula? A otro perro con ese hueso…

En 1984 decidió volver a la medicina, obteniendo la especialidad de neuropsiquiatría.

El último detalle que interesa comentar sobre Miller es que produjo y dirigió la versión de 1966 de Alicia en el País de las Maravillas, basada en la obra de Lewis Carroll. Ese libro, presuntamente escrito bajo la influencia de sustancias alucinógenas, lleno de simbología y juegos de palabras. Ese libro que John tanto adoraba y en el cual se inspiró para muchas de sus canciones.


Ringo en el Saturday Night Live

El 8 de diciembre de 1984 Ringo fue el invitado de honor del programa Saturday Night Live. Protagonizó diferentes sketches, uno de los cuales estaba basado en la película El Puente Sobre el Río Kwai.

Me ha sido imposible encontrar el video, ni siquiera aparece en la página del programa, a pesar de que sí contiene otros de ese mismo episodio. Es una pena, porque tiene que ser divertidísimo. En él, tanto el ejército británico como el japonés utilizan la «psicología inversa» para tratar de convencer a su enemigo. El juego llega a enrevesarse tanto que acaban todos confundidos. Ringo interpreta a un soldado al que constantemente le están cayendo rayos.

Como vemos, la película era muy famosa en Gran Bretaña y fue objeto de multitud de referencias. Los Beatles eran fans y amigos de los Goons, que habían realizado una parodia de la misma, cuyo álbum fue editado por su productor.

Tenemos además a John protagonizando, en 1966, «How I won the War», una película bélica con tintes críticos y humorísticos, algo que también se puede ver, de forma velada, en El Puente Sobre el Río Kwai. Es muy posible que se basara o incluso documentara con este film para su actuación.

Hay multitud de detalles que nos hacen confirmar que, efectivamente, la teoría que esgrimen esos fans podría ser cierta: los Beatles -muy probablemente John – se basaron en el Puente Sobre el Río Kwai para elegir el nombre de Billy Shears.

Pero hay algo que ninguno de ellos tiene en cuenta. Simplemente, no lo encuentran relevante. Y es que el comandante Shears es un impostor, alguien que ha tomado el lugar de un muerto.

Escuche, sinceramente, yo no soy comandante, ni siquiera soy oficial. Todo es falso, sólo soy un soldado de segunda clase. Cuando el barco se hundió, llegué a tierra con un oficial, era el comandante Shears. Una patrulla japonesa nos dio caza y a él lo mataron. Yo no tenía escapatoria y cambié el uniforme con el del muerto.

So let me introduce to you: The One and Only Billy Shears

 

Lady Ruth
Mi más sincero agradecimiento a Alberto Envido por ponerme al corriente de esta pista.



4 comentarios en “Billy Shears y El Puente Sobre el Río Kwai”

    1. Hola! Pues precisamente el próximo artículo que subiré será el análisis de la película Yellow Submarine, que es verdad que está llenísima de simbología. Gracias por comentar, un abrazo.

  1. impresionante como siempre lay te sigo desde el primer facebook cerrado y vamos por cien facebook mas xD
    saludos desde argentina
    pd: se puede conseguir tu libro por estos pagos ?

    1. ¡Hola! Me temo que en tiendas no, tendrías que recurrir a Amazon, pienso que es la opción más económica. Aquí en el blog si pinchas en el dibujo del libro te lleva a diferentes enlaces donde puedes encontrarlo. Muchas gracias por seguirme y por tu apoyo, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.